viernes, 13 de enero de 2012

Los bolívares se multiplican como acures bajo la dirección del BCV, pero Chávez niega su paternidad

VenePirámides
Decidido a facilitarle a Pdvsa financiamiento abundante y barato el Banco Central imprime bolívares a gran escala, el inconveniente, es que esta estrategia alimenta la inflación.

Pedro Palma, presidente de la Academia de Ciencias Económicas, explica que entre el 21 de octubre y el 16 de diciembre el dinero creado por el BCV aumentó 53%, en buena parte, por el financiamiento a Pdvsa. "Es insólito que con el precio del petróleo sobre cien dólares Pdvsa tenga que acudir al Banco Central que está creando dinero para financiarla", señala Pedro Palma.

Barclays Capital indica en su último informe sobre Venezuela que las estadísticas oficiales registran que en términos netos, es decir, después de descontar los depósitos que Pdvsa tiene en el Banco Central, el financiamiento recibido se ubica en 97 mil 600 millones de bolívares, cifra que al tipo de cambio oficial representa 22 mil 700 millones de dólares. Una vez Pdvsa recibe los bolívares los utiliza para cubrir gastos dentro del país y más dinero detrás de la misma cantidad de productos se convierte en combustible para el incremento de los precios.

"Esto tiene un efecto inflacionario incuestionable en la medida en que se hace recurrente, el impacto en el corto plazo existe pero no es una cosa desbocada", explica Pedro Palma. Agrega que "Venezuela tiene la ventaja de que gracias a los altos precios del petróleo puede importar para aumentar la oferta".

La inflación venezolana es la más alta de América Latina y en 2011 registró un salto de 27,6% que resulta el más elevado de los últimos tres años. Un elemento importante es que el dinero que crea el Banco Central se multiplica en la economía por la acción de las otras entidades financieras. Por ejemplo, crea mil bolívares que van a la caja de Pdvsa que, a su vez, los utiliza para cancelarle a una agroindustria que adquiere cereales.

Quienes venden los cereales reciben los mil bolívares y los depositan en un banco privado. El banco privado está obligado a conservar 300 bolívares a manera de reserva, pero puede prestar 700 bolívares a una persona que compra una casa. Así, ya no existen solo mil bolívares, también circulan por la economía los 700 que tiene el vendedor de la casa. A las monedas y billetes que imprime el BCV para financiar a Pdvsa se suma el incremento del gasto del Gobierno, decidido a impulsar el consumo en medio de la agenda electoral.

Gracias al ingreso por el alza de los precios del petróleo, nuevos impuestos a las empresas y emisión de deuda, el gasto del Gobierno en términos reales, es decir, después de descontar el efecto de la inflación, registra en 2011 un incremento de 19%, el más elevado de los últimos cinco años.

Bancos de inversión consideran que la expansión de dinero en una economía donde los controles limitan la capacidad de la oferta para responder rápidamente se traducirá en aceleración de la inflación en 2012. Credit Suisse proyecta que la inflación aumentará hasta 31,5% en 2012, mientras que Barclays Capital espera un salto hasta 36,5%.

La meta del Gobierno es que los precios aumenten en un rango entre 20% y 22%, pero en los últimos cuatro años las proyecciones oficiales han estado muy alejadas del resultado final, según reportó el diario El Universal.

1 comentario:

  1. No es la primera vez que nuestro prócer de Sabaneta niega su paternidad, vayan haciendo su colita ...

    ResponderEliminar