lunes, 25 de agosto de 2014

CADIVI: una máquina de corrupción

VenePirámides 
Venta y alquiler de empresas recién creadas, pero listas para realizar importaciones; entrega de información privilegiada sobre los aranceles en los que se concentrarían las aprobaciones de divisas; pago de tarifas por la obtención de permisos indispensables para tramitar moneda extranjera; desembolsos de comisiones por cada dólar liquidado; sobrefacturación y simulación de compras en el exterior. El catálogo dibuja apenas parte de los mecanismos utilizados para vulnerar los procesos ­blindados en el papel­ de la eliminada Comisión de Administración de Divisas, Cadivi, el principal órgano del control cambiario que funcionó por una década en Venezuela. La enumeración además sintetiza los flancos débiles más identificados en una consulta con empresarios que estuvieron involucrados en gestiones con el desaparecido organismo y con el que lo reemplazó ­Centro Nacional de Comercio Exterior, Cencoex­, expertos en investigaciones penales de fraudes, economistas, ex funcionarios de la banca, gestores que aceptaron cooperar para este trabajo y fuentes familiarizadas con los pasos necesarios para otorgar o recibir divisas de manos oficiales. Los modus operandi que florecieron alrededor de los trámites controlados por funcionarios para la aprobación de dólares adoptaron varias facetas y en los casos más extremos se materializaron en las “empresas de maletín”, término comúnmente utilizado para referirse a compañías fantasma, con domicilios que existen solo en papel, a las que las cadenas de corrupción permitieron la asignación de millonarias cantidades de divisas. Además de estas hubo otras sociedades mercantiles con mayores niveles de organización que también hallaron más de un agujero en la burocracia estatal para captar el maná de los dólares preferenciales. La existencia de distintas modalidades delictivas fue confirmada a principios de este mes por Luisa Ortega Díaz, fiscal general de la República, que ha revelado los nombres de apenas la quinta parte de 782 empresas investigadas por presunta comisión de ilícitos cambiarios. El despacho solo ha informado desde mayo pasado, ­cuando voceros del gobierno admitieron la pérdida de entre 25 millardos y 30 millardos de dólares,­ de investigaciones a dos ex funcionarios de Cadivi: uno militar, ­el teniente coronel Francisco Navas Lugo, ex gerente de Importaciones, sometido a juicio,­ y otro civil, ­William Rojas, condenado luego de reconocer que cooperó en la constitución de compañías falsas­. No deja de sorprender a fuentes consultadas que la lista de servidores públicos sometidos a la lupa de los fiscales sea tan diminuta. Dos de ellas, entrevistadas por separado, relataron un episodio ocurrido hace dos años para ilustrar su punto. Fue en un hotel de la capital de un estado de Venezuela. Un emisario de Caracas convocó a un conjunto de empresarios que tenían solicitudes de divisas pendientes de liquidación. Todos eran propietarios de compañías que trabajaban en un rubro específico de la economía que depende casi exclusivamente de las importaciones. El detalle de la información que manejaba el hombre con respecto a cada firma le permitió presumir de sus contactos, incluidos los militares, dentro de Cadivi. Prometió agilizar la entrega de divisas pero, claro está, no de manera gratuita. “Pidió que le pagaran en dólares un porcentaje de cada asignación. Algunos aceptaron, pero otros nos fuimos impactados de la impunidad con la que operaban mafias que, por lo que han informado las autoridades, no han recibido castigo todavía”.  
Rusad, la joya de la corona  
“Vendo firma comercial de empresa con Rusad y todas sus solvencias al día. Verificable en el sector alimentos. Lista para la importación”. El anuncio aparece en un sitio web de clasificados y es solo una muestra del mercado negro que se creó alrededor de los trámites para obtener divisas con el fin de adquirir productos al mayor en el exterior. Una pieza constituye la joya de la corona: es el Registro de Usuarios del Sistema de Administración de Divisas. Sus siglas, Rusad, se mencionan como la más valiosa de las mercancías en anuncios como el citado. El registro es imprescindible para entrar a las bases de datos gubernamentales y presentar solicitudes de moneda extranjera. Las empresas con Rusad se han cotizado y todavía se cotizan en montos millonarios no solo para la venta, sino también para el alquiler. Algunos se dedicaron al negocio de crear compañías, poner los papeles en regla y transarlas cuando estaban listas para pedir divisas e importar. Así lo apuntan gestores que declararon en condición de anonimato. En la web hay personas que pueden llegar a ofrecer más de dos compañías al mismo tiempo. Otros no tienen una oferta tan amplia. A un vendedor se le llamó la semana pasada para consultarle sobre una empresa: "La vendimos ya, la firma será en los próximos días". ¿No tiene otra para ofrecerme? La pregunta causó indignación del otro lado de la línea: “¿Y qué cree? ¿Qué esto es fácil?”. La compra-venta de compañías con Rusad ha adquirido mayor relevancia. Los gestores consultados afirman que las nuevas inscripciones están bloqueadas. Uno de ellos lo explicó así: “Desde febrero o marzo el Cencoex no deja cargar nuevas compañías en su sitio web. Antes de esos meses los bancos tampoco estaban admitiendo carpetas nuevas debido a que desde hace más de un año Cadivi no respondía a las solicitudes. Los últimos trámites que pudieron hacerse completamente comenzaron en 2011”. La gestión del Rusad podía llegar a costar más de 100.000 bolívares dependiendo de lo actualizado que estuviesen los documentos de la empresa en cuestión. “Si la compañía tenía retrasos en el pago de impuestos o con el Seguro Social, todo lo cual era necesario tenerlo a punto, era más complicado. Podía salir más barato crear una empresa nueva”, explica la fuente. Todavía, sin embargo, se anuncian en Internet gestores que venden sus servicios para realizar el trámite.  
Tras los códigos privilegiados  
Asignaciones millonarias de divisas fueron concedidas para cubrir necesidades estratégicas relacionadas con alimentación, salud y compra de maquinarias, entre otros. Grupos organizados alrededor de los controles cambiarios, ­de acuerdo con testimonios recogidos­, manejaban con anticipación un dato estratégico: cuáles serían los códigos arancelarios precisos que recibirían con preferencia las aprobaciones. La información permitía, por ejemplo, constituir compañías con objetos sociales a la medida, lo que ayudaba a pasar los filtros de la eliminada Cadivi. También facilitaba negociar con antelación con proveedores extranjeros o incluso crear compañías en el exterior en los rubros privilegiados por las autoridades. Alejandro Rebolledo, ex juez penal y experto en asuntos sobre lavado de dinero, asegura que los empresarios de maletín y los que buscan sacar provecho de los controles cuentan con asesoría sobre el perfil requerido para la rápida concesión de divisas: “Suelen estar informados. Algunos sabían, por ejemplo, que el tema agrícola era una prioridad y se prepararon para perseguir los dólares preferenciales”. En 2011, por ejemplo, se destinó 79% de las divisas asignadas por Cadivi para la compra de insumos y maquinarias para el desarrollo.  
Beneficiadas, pero inexpertas  
Más de 30% de las empresas que la Fiscalía anunció que está investigando por delitos cambiarios no aparecen en las listas de adjudicación de divisas que entregó Cadivi hasta 2012, según cálculos de El Nacional. Es decir: la mayoría debió recibir las primeras asignaciones el año pasado o el presente. Muchas son compañías que no pertenecen a los grandes gremios nacionales y son desconocidas en sus sectores. Por ejemplo, de la primera lista de investigadas, que contenía 56 nombres, solo 2 pertenecían a Fedecámaras, la mayor federación de empresarios de Venezuela, según dijo Jorge Roig, presidente de la organización, a este diario la semana pasada. El gobierno no puso restricciones, en principio, a la entrega de divisas a empresas recién creadas o sin trayectoria: la ventana fue aprovechada por grupos que las utilizaron para captar dólares preferenciales. Hoy se exige dos años de trayectoria a los solicitantes. Los gremios presentaron recomendaciones al gobierno para evitar que otras compañías se convirtieran en un desaguadero. “Se sugirió que se consideraran las 500 empresas con mayor experiencia e historia y se les aprobara un presupuesto de divisas, pero eso no ocurrió”, lamenta el analista económico Tomás Socías. El desvío de recursos fue favorecido por los recelos gubernamentales. “Hubo prejuicio del Ejecutivo al aprobar divisas a empresas tradicionales. Pensaban que iban a manipular el mercado para estimular lo que llaman guerra económica. Buscaron empresas nuevas, en muchos casos amigas, pero eso fracasó”, añade Socías.  
Las comisiones por dólar liquidado  
La Fiscalía solo ha divulgado un caso de lo que los testimonios retratan como un patrón general: la agilización de los procesos de liquidación de divisas a través del pago de comisiones. El único informe del Ministerio Público con respecto a la modalidad remite a la acusación que se presentó contra el coronel del Ejército Roberto Martínez Orsetti. Al oficial le atribuyeron haber visitado la sede del Central Azucarero Portuguesa y haber prometido facilitar la obtención de moneda extranjera a cambio de un pago de cuatro bolívares por cada dólar liquidado. El militar afirmó, según las averiguaciones, que tenía contactos en Cadivi pese a que no trabajaba en la extinta institución. Fue acusado de extorsión por los fiscales, pero también de asociación para delinquir, lo que supone la existencia de un grupo que se organizó para perpetrar ese delito, aunque no se ha aclarado quiénes fueron y dónde están ahora. Los cobros a través de personas que trabajaban en el órgano cambiario o eran ajenos a este son retratados por un empresario del interior del país que lo vivió: “Te ofrecían la liquidación de órdenes de 100.000 dólares. Ayudaban a sacar los pagos al proveedor que señalaras. Conozco gente que lo hizo”. No todos tenían que salir a buscar los contactos para transitar una ruta de corrupción. Compañeros del empresario entrevistado fueron ubicados por emisarios que manejaban la información precisa de qué solicitudes de divisas habían presentado y desde cuándo estaban pendientes. Con esos datos a mano no era difícil negociar comisiones o extorsionar a quienes tenían dudas: “Así ocurrió con todo un gremio que se dedica a un negocio que no puedo mencionar porque correrían peligro”. El propietario de una importadora asevera que ha recibido llamadas telefónicas de toda clase: “Me han dicho que es de parte de un general o de un coronel y así comenzaban a ofrecer arreglos o a indagar cosas”. 
Los peajes  
Los Certificados de No Producción, CNP, comenzaron a ser solicitados por Cadivi en 2008. El documento ­entregado por distintos ministerios según el producto­ representaba una garantía oficial de que el bien cuya importación se tramitaba no era fabricado en Venezuela. En la práctica funcionó como un filtro para intentar contener las crecientes importaciones, pero también como otro recurso aprovechado por grupos que tomaron ventaja del control cambiario. Alrededor del trámite, de acuerdo con fuentes consultadas, prosperaron los negocios. Una ex ejecutiva de la banca que manejó solicitudes de divisas explica que el trámite creó nuevas alcabalas: “Hubo productos que terminaron siendo exclusividad de unos importadores”. La trama burocrática se expresa en las constantes negativas de los funcionarios. Un ejemplo puede advertirse en el sector salud. Antonio Orlando, presidente de la Asociación Venezolana de Equipos Médicos, Avedem, lo explica así: “Una vez se negó la importación de una incubadora para recién nacidos porque en la solicitud no se explicaba qué uso se le iba a dar. La importación se presta para que los funcionarios decidan discrecionalmente. Detrás del control de cambio hay una maraña de peajes que sirven a muchos para negociar”. Importar un equipo médico que no emita radiación requiere ­según Avedem­ al menos seis grandes trámites. Primero se tiene que buscar una certificación de calidad generalmente en el Ministerio de Salud , luego se deben conseguir los registros sanitarios en ese despacho; posteriormente hay que acudir al Ministerio de Industrias y pedir un CNP. Después, solicitar los dólares ante el Cencoex y aguardar a que llegue el equipo. Una vez que se logra eso hay que lidiar con el Seniat en la aduana para luego esperar la liquidación de los dólares y pagar la importación. El proceso puede durar dos años o más y se tienen que acudir como mínimo a cinco instituciones del Estado.  
Una mano vende a la otra  
Otro mecanismo que se prestó para irregularidades fueron las compras y ventas entre las mismas personas o grupos. El ex juez Alejandro Rebolledo explica que el esquema funciona cuando una importadora y sus proveedores extranjeros pertenecen a iguales dueños y se utilizan como plataforma para la sobrefacturación o simulación de importaciones. Detalla que hubo casos en el sector farmacéutico y que, en algunas ocasiones, los envíos ni siquiera se hacían. “Muchos pagos no se efectúan en dólares o efectivo, sino en bienes en el extranjero. Allí funciona igualmente la figura del testaferro”.  
El gigantesco agujero de la sobrefacturación 
Los cálculos hablan por sí mismos: la sobrefacturación de importaciones alcanzó 69,5 millardos de dólares desde el inicio del control cambiario en 2003 hasta 2012, según un estudio de la firma privada Ecoanalítica. “Esa es una modalidad fraudulenta porque se piden más divisas preferenciales de las que se necesitan para comprar bienes que cuestan menos”, explica Alejandro Rebolledo. "Los dólares sobrantes usualmente son vendidos en el mercado negro o depositados en cuentas en el exterior", añade. Fue esa una de las principales estrategias empleadas contra Cadivi. La investigación de Econoanalítica, dirigida por Asdrúbal Oliveros, se fundamentó en cifras macroeconómicas. No se entró en detalle sobre cómo se efectuaron las operaciones ni cuántas fueron, ni quiénes estuvieron involucrados. La firma sí pudo concluir, sin embargo, que la sobrefacturación en las importaciones públicas llegó a 22,7 millardos dólares (32,7% del total) y que las privadas alcanzaron 46,8 millardos de dólares (67,3% del total). Cada año hubo un promedio de 6,9 millardos de dólares de exceso en la facturación de bienes importados: la cifra equivale a 33,9% de las reservas internacionales que posee el país. El economista José Guerra indica que procedimientos fraudulentos como la sobrefacturación son comunes en cualquier tipo de control de cambio. “En la época de Recadi ­sistema establecido en Venezuela entre 1983 y 1989­ también sucedió lo mismo. Si tienes un dólar a 6,30 bolívares, ¿qué crees que va a pasar?”, expresa. No faltaron profesionales que alertaran sobre la corrupción que anidaría en los sistemas de administración de divisas desde que fueron creados por el fallecido Hugo Chávez. El economista Tomás Socías señala que la compra de alimentos fue una de las áreas más afectadas por la sobrefacturación. Una de las razones fue la falta de verificación de las importaciones: “El nerviosismo por evitar la escasez y los aumentos de precios limitaron esos controles a la calidad de los productos”. Socías identifica además otro tipo de irregularidad: la sobreimportación de productos de los cuales el país cuenta con buenos niveles de abastecimiento. Un empresario que declaró en condición de anonimato tiene una historia al respecto en el área de equipos médicos: “Supimos de empresas del área que trajeron componentes por cinco veces el consumo nacional”.  
La mentira en contenedores 
Chatarra, basura, desechos. Fueron las tres palabras que voceros oficiales utilizaron para describir un cargamento que una empresa de maquinaria agrícola importó a Venezuela en lugar de los equipos para desviscerar y descabezar aves que debieron ser adquiridos con los dólares de Cadivi aprobados. La simulación de importaciones fue otra de las modalidades empleadas por compañías a las que no siempre descubrieron oportunamente o que se beneficarion con la ceguera oficial al momento de nacionalizar cargas. Expertos consideran que es una estrategia común de las mafias en situaciones de control de cambio. “No es extraño la compra a altos costos de productos inservibles solo para simular que hubo una negociación aparentemente lícita”, señala Alejandro Rebolledo. El gobierno ha presentado algunos casos con apoyo de los medios públicos, pero todavía ninguna autoridad ha mostrado una estadística consolidada sobre cuántas empresas estuvieron asociadas a esa forma de fraude cambiario.  
El control aduanero 
Un total de 12.000 contenedores se encontraban en abandono legal en el país en febrero pasado. La mitad estaba en Puerto Cabello. Esos fueron los datos que reveló en ese momento la diputada del Consejo Legislativo de Carabobo Neidy Rosal. En la misma época Herbert García Plaza, entonces jefe del Órgano Superior para la Defensa de la Economía, anunció un operativo para sacar toda la mercancía con más de 30 días. La interpretación del dato está asociada a irregularidades cambiarias: sobran los importadores para quienes el negocio era el acceso a las divisas y no la comercialización de las mercancías compradas. “Seguramente muchos de ellos hicieron transacciones con los dólares preferenciales y la carga ni les importó”, dice el economista Tomás Socías. La cooperación de funcionarios en aduanas es clave para vulnerar los controles estatales, de acuerdo con fuentes consultadas. Cadivi tuvo un departamento aduanero con muy escaso personal que debía encargarse de verificar millones de toneladas de productos importados. “Era un puñado de funcionarios”, dice un ejecutivo de un agente aduanal. De la supervisión de esos empleados dependía la emisión del último documento sin el cual no se liquidaban las divisas. “Si hubo fraude en puertos y aduanas es muy difícil que se haya logrado sin el concurso de esos trabajadores de Cadivi y, desde luego, sin participación de autoridades del Seniat y la Guardia Nacional Bolivariana”.  
Falta de transparencia estimuló las mafias 
Mercedes De Freitas, directora ejecutiva de Transparencia Venezuela, no tiene dudas de que las mafias de la extinta Cadivi ­ahora reemplazada por el Cencoex­ operaron en instituciones públicas: “Es vox pópuli: hay conexiones, los vínculos con el poder están allí. Las empresas de maletín o incursas en delitos cambiarios no solo tuvieron garantizados los dólares, sino también la protección. El Estado les dio impunidad. El dinero desapareció y nada pasó”. Las empresas involucradas en ilícitos cambiarios no son conocidas en su totalidad. Jorge Arreaza, vicepresidente de la República, anunció en marzo que harían pública la lista. Cencoex divulgó el 20 de julio los nombres de un millar de compañías convocadas a explicar cómo usaron las asignaciones de dólares recibidas a partir de 2012. La Fiscalía ha dicho que investiga a 782 empresas, pero solo ha revelado los nombres de 166. Edmée Betancourt, ex presidente del Banco Central de Venezuela, y Jorge Giordani, ex ministro de Planificación y Finanzas, ocupaban esos altos cargos cuando advirtieron que entre 25 millardos y 30 millardos de dólares fueron entregados a empresas de maletín, pero nunca dieron más detalles de sus denuncias a pesar del acceso privilegiado a información que tenían por las posiciones que ocupaban. “Las mafias de divisas fueron estimuladas por la falta de transparencia del Estado, que cuando no pone presos a los involucrados en este delito y tampoco divulga información sobre estas compañías envía un mensaje claro a la sociedad: protege a los corruptos. Eso genera en la población una sensación de impotencia”, señala De Freitas. Hasta la fecha el Ministerio Público solo ha informado de 15 condenados por las averiguaciones y no ha dicho palabra alguna sobre si funcionarios o ex directivos de Cadivi se encuentran en la lista de investigados. Alejandro Rebolledo, experto en asuntos de lavado de dinero, está seguro de que hay complicidad en el negocio: “Detrás de las empresas de maletín hay mafias que, por supuesto, tienen relaciones de poder. No es casual que se manejen como holding e incluso privilegien las relaciones públicas. Siempre saben a quién acudirán y cómo hacerlo para lograr sus objetivos criminales”. Repatriación. Expertos coinciden en que las divisas obtenidas de manera fraudulenta de Cadivi contribuyeron a la crisis económica del país. Rebolledo no descarta que el capital pueda repatriarse si se siguen los mecanismos necesarios: “Este dinero suele guardarse en cuentas en el exterior, pero mientras no haya una averiguación o solicitud del Estado para repatriar el dinero este no se devuelve. Hay convenciones, entre ellas una de las Naciones Unidas, que tienen que ver con la recuperación de los activos. También es necesario que el Estado se valga de alianzas internacionales para averiguar a personas sospechosas de fraude o estafa a la nación. Se necesita asistencia mutua”. Otro experto, que prefirió no ser identificado, afirmó que la recuperación de las divisas extraídas a Cadivi plantea dificultades. “Hay mecanismos de cooperación con organismos internacionales, pero la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y el Financiamiento del Terrorismo pareciera estar más dirigida a dar soluciones a otros países que solicitan confiscación de bienes, que a definir cómo debe hacerlo Venezuela cuando pide la repatriación de capitales”. Ortega Díaz anunció el 15 de agosto que personal de la Fiscalía se había reunido con representantes del Banco Central de Venezuela para fijar cómo serán los mecanismos a través de los cuales los condenados deberán reintegrar divisas. La ley de Ilícitos Cambiarios obliga a que los acusados reintegren la totalidad de los montos que les fueron cancelados o incluso cantidades superiores, según reportó el diario El Nacional.

jueves, 21 de agosto de 2014

Otto Reich vs. Derwick Associates: esto apenas comienza...

VenePirámides
El Juez de Distrito de Nueva York, J. Paul Oetken, en una decisión interlocutoria y procedimental que no prejuzga sobre el fondo, decidió sobre la moción de desestimación e inadmisibilidad de la demanda interpuesta por Otto Reich en contra de los socios de Derwick Associates.

El Juez Oetken desestimó la demanda únicamente en lo que se refiere a las denuncias de Reich en lo que respecta a la violación de la Ley RICO y lo relativo a una conspiración civil por no haberse llenado los extremos probatorios necesarios para admitir la acción. La decisión, si bien es un revez para Reich, no es una gran victoria para los acusados en ​​la medida en que el demandante tenía un alto estandard probatorio en esta etapa inicial del proceso. Una victoria importante para los acusados ​​habría sido un sobreseimiento o desestimación de la causa y sus reclamos procesales. Sin embargo, el Juez no desestimó el resto de las solicitudes procesales de Reich. Habrá juicio a menos que haya un acuerdo entre las partes. El fallo abre la puerta a testimonios, deposiciones, promoción de pruebas y descubrimiento. El tercer acusado, Francisco D'Agostino, parece ser el más comprometido de todos ellos: el Juez decidió que está sometido a la jurisdicción de Nueva York. Mientras tanto, los demás acusados ​​verán ahora sus transacciones financieras en Nueva York sujetas al escrutinio del tribunal: sus licencias, bienes inmuebles, actividades bancarias, y actividades empresariales (o delictivas), todo será escrutado y analizado. En el contexto de una investigación penal esto es un desastre para los demandados. Los socios de Derwick Associates tendrán que exhibir sus trapos, limpios o sucios, en este caso, lo que podría complicar el desenlace de las investigaciones federales y del estado de Nueva York. Betancourt y Trebbau van a tener que mostrar en detalle sobre sus transacciones comerciales (incluyendo sus transferencias electrónicas) en Nueva York, Madrid, Hong Kong o Suiza.  Reich y los socios de Derwick Associates aún ni ganan ni pierden este juicio: sólo se han tomado decisiones procedimentales y accesorias. Esto apenas comienza.

miércoles, 20 de agosto de 2014

#SinLuz Pedro José Rendón Oropeza—Protector Invisible de los #Bolichicos #Derwick

VenePirámides
por Tomás Lander

El trancazo a la notoriedad de Derwick que le propino el Wall Street Journal y el periódico El País al anunciar la investigación criminal de Derwick ha sido el estreno del caos para los Bolichicos.  Poco a poco se las va desplomando la estructura de reputación en línea por el cual tanto gastaron.  De Google a Twitter a Facebook las citas de la investigación criminal de Derwick por las autoridades estadounidenses imposible cubrir tanto en EEUU como en la madre patria que tanto veneran. Por eso ha sido tan importante para los Bolichicos Derwick distraer con el dato de que hay un nuevo e importante adelanto en la causa legal de Otto Reich-- que el juicio procede en base a cuatro de las siete causas. Citando la traducción google de la prensa estadounidense: “el juez también dictaminó que el Sr. Reich podría proceder con el caso y reclamar daños y perjuicios por presunta difamación por los tres acusados​​, los empresarios Francisco D'Agostino, Alejandro Betancourt y Pedro Trebbau.”

El caso de Reich no ha ido a juicio, ni siquiera ha comenzado el periodo de investigación donde cada lado puede interpelar a las partes.  Sin embargo, de inmediato salieron Antonieta Jurado, Nelson Rivera, y la tropa de palangristas de Derwick a declarar que el caso queda listo y que los Bolichicos “ganaron” el juicio.  No ha habido juicio.  Ni siquiera ha iniciado la cuestion.  Lo único que ha acaecido es que el juez decidió que los abogados de Reich no lograron establecer una base legal para proceder en base al sistema RICO que se usa al luchar contra las mafias.  En ningún momento, y así reza el escrito legal, da el juez un dictamen acerca de los hechos o de la inocencia o culpabilidad de los Bolichicos.

Sin embargo, en Venezuela, y casi de inmediato salieron a declarar:Venezolanos ganan juicio a Otto Reich en EEUU” dice Globovision. Y asi sale a relucir en mas de cuarenta medios venezolanos de la capital y del interior.

Para mi el mas cómico de todos es el titular de Primicias24, el medio favorito de Francisco Convit: “Justicia norteamericana ratifica honestidad de ‘Los bolichicos’ de la empresa Derwick Associates” 

 

Tan carente es el estado del periodismo en Venezuela que los “informadores” ni siquiera leen o saben usar la herramienta de traducción de Google.  En ningún medio venezolano—ni uno— se dice que el caso procede a “full mecha” (según el dictamen del juez a partir de Septiembre) y que Reich puede comenzar a interpelar a los Bolichicos y proceder con lo que llaman Discovery.  Es como si los defensores de los Bolichicos vivieran en un mundo de fantasía.

Lo que mas me impresiona es como algunos piensan que porque el caso de Reich procede pero con un recorte legal, esto significa que la investigación criminal no procede. Quien sabe por donde va esa investigación? Quien sabe a que llegara y a quien toca?

Esto es lo que reitera el Wall Street Journal de ayer cuando informa acerca del caso Reich: “A principios de este mes, The Wall Street Journal informó que los fiscales del Departamento de Justicia en Washington habían comenzado una investigación preliminar sobre si Derwick y ProEnergy Services, una compañía con sede en Missouri Sedalia,, habían violado la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, que prohíbe ofrecer funcionarios de gobiernos extranjeros pagos indebidos a cambio de una ventaja comercial. El Diario también informó que los fiscales de la oficina del fiscal de distrito de Manhattan estaban investigando Derwick y ProEnergy de posibles violaciónes de la ley bancaria de Nueva York.”

También extraordinario, y otra prueba verídica de la manipulación de los medios en Venezuela, es el hecho de que en ningún articulo acerca del “juicio” de Reich (que ni siquiera ha comenzado) se menciona la investigación criminal. Esto es lo mas importante que quieren tapar.

Venevisión fue el primer medio en precipitar el tubazo acerca de la investigación criminal de Derwick con un Tuit y una noticia en su “informador.”  Sin embargo, en cuestión de minutos, la información ya había evaporado en el éter con un “error Not Found” y el tuit también había sido borrado de la cuenta @noticierovenevision. Adriana Cisneros Phelps, quien ha impugnado la idea de que su jefe le vendió Venevision al Chavismo como que no se da cuenta de que el chavismo no tiene que adquirir Venevision, ya que ese canal tiene mas de 10 años operando como protector de la Sociedad de Cómplices del cual Gustavo Cisneros tiene membresía VIP. Eso si, Venevision corrió con lo del juicio de Reich.

Dentro de Venezuela aun con reseñas en Descifrado, Runrunes, DolarToday, Infodio, y hasta 6to Poder acerca de la investigación criminal Alejandro Betancourt consiguió tapar la cosa tanto en El Nacional como en El Universal, Ultimas Noticias, y El Mundo. Ni una palabra en los cuatro periódicos dizque de mayor trascendencia del país. Lo del Nacional es gracias al pago de $1MM a Antonieta Jurado y Nelson Rivera y lo del Universal y la Cadena Capriles indica lo controlado que tiene la cosa su nuevo dueño, Tarek, y su banquero Víctor Vargas. Pero el individuo que da las ordenes para callar el tema, el que hace las llamadas y manda los “pin,” se llama Pedro José Rendón Oropeza. Es uno de los guardianes importantes de los Bolichicos ante el gobierno de Maduro y ante lo que queda de la “sociedad” venezolana.

Pedro José Rendón Oropeza fue un juez de tercera categoría en la Cuarta Republica y ahora es un pillo de Primera en la Quinta como uno de los jerarcas de la junta del Banco Occidental de Descuento.  Rendón es un hombre usualmente invisible y gris que recibe dictamines directos de Víctor Vargas. Rendón es el que dirige a Ramón José Medina tanto que cuando trabajaron juntos en la demanda en contra del Grupo Santander fue Rendón el que toma las decisiones importantes. Por cierto, y para que mis lectores tengan una idea del nivel de penetración de la Bolichiqueria y el BOD en los medios de Venezuela, Rendón, el hombre invisible, esta en la junta directiva de Ultimas Noticias. En el caso de los Bolichicos el objetivo de Rendón es el de crear un cordón de seguridad mediática y legal en pro de los Bolichicos. Porque?  Porque la reciprocidad entre los Bolichicos y el BOD es otro culebrón merecedor de una indagación perdurable.  Al juez Rendón, con la investigación criminal en Nueva York, se la va a poner dificultoso proteger a Derwick sin que moje a su jefe.  Ya Francisco D’Agostino, director del BOD, esta fichado en las dos demandas distintas como socio y agente de Derwick que admitió los sobornos pagados en Venezuela. Y en el caso de Reich, D’Agostino aparece como el mas afectado ya que el juez dicta que el “partner” esta bajo jurisdicción de la corte.

La ansiedad corre entre los socios Cadiveros, banqueros, empresariales, y hasta lejanos de los Bolichicos.  Los que se crean que el desarrollo en el juicio de Reich significa que esto se acabo se darán cuenta de la realidad cuando empiece el juicio como tal y digo esto en base a lo que declara el abogado de Reich a la prensa en su ingles de musiu: “"We are pleased that the court is allowing Ambassador Reich's lawsuit to move forward against all the defendants, the court agreed with many of our arguments and granted our request for certain discovery to commence almost immediately. The decision reflects the start of an ongoing process in which we fully expect Ambassador Reich's rights to be vindicated."

Y mientras tanto la cuestión criminal sigue su curso. Si les meten la lupa en Suiza o en Banesco—que harán?  Cuantos en el gobierno y cuantos en la oposición están comprometidos? Cuantos pagos a cuantas cuentas?  Que estará pensando Julio Borges dado el apoyo financiero que le propina Derwick a su gente?

Dado el rol que juega el joven Francisco Convit en Derwick, su padrastro Luis José Díaz Zuloaga debe estar afligido con la investigación en Nueva York. Por un lado Díaz Zuloaga domina el tema eléctrico dado que en un momento importante fue directivo de la Electricidad De Caracas y bien conoce a los ingenieros que tanto critican al hijo de su esposa, Graciela Guruceaga de Díaz.  Por otra parte, Díaz Zuloaga es ahora el testaferro en Venezuela de José Álvarez Stelling, quien anda en el exilio desde la caída del Banco Consolidado.  Álvarez Stelling algún desvelo tendrá por el hecho de que su amanuenses caraqueño capaz e hizo alguna transacción con su hijastro en la mira de las autoridades imperiales. Convit poseía cuentas personales en JP Morgan con balances de mas de $100MM en efectivo. Convit, que en Castellano es sinónimo de “balurdo,” sabe que a Patricia Ferrando mucho le molestaría el no poder regresar a EEUU.  Profetizo que si alguien va a delatar a sus primos Pedro, Alejandro, Gonzalo, y Domingo a cambio de un “acomodo” legal, es Convit quien seguro en su locker del country tiene una foto de su ídolo, Carlos Eduardo Kauffmann Ramírez, plectro de todo Boliburgues que quiere empuñar lo que se robo y vivir en paz en EEUU mientras corre carritos con los hermanos Cisneros.

La reseña en El País acerca de la lupa que le tienen puesta las autoridades Americanas a los Bolichicos fue quizás lo mas problemático para Alejandro Betancourt ya que para colmo familiar el tema de Lilia López, sus amoríos con toreros montacuernos, y el despilfarro en Madrid, vuelve a retoñar. Es indiscutible que a la “doña” que vive en el fortín de $30MM en Toledo, le han hecho el “fo” en Caracas y por lo tanto induce a quien pueda a pasar un rato en El Castillo el Alamín bebiendo vinos finos y cazando animalitos inocentes.  Recién, Boris Izaguirre y su marinovio el modelo venezolano Nicolas Toth pasaron el fin de semana con Lilia gozando del dinero robado de los venezolanos.  Boris que dice ser opuesto al chavismo, irrecusablemente no le importan estos temas de corrupción cuando tiene la ocasión de jalarle bola a la comadrona de los Bolichicos Derwick o a la familia de Víctor Vargas en Madrid. Las fotos de su novio en Instagram no mienten. El joven Toth últimamente también fue a loar a la hermana de Pedro Trebbau en el arranque de la empresa “Unyck” capitalizada desde un apartamento costeado con el dinero del sobreprecio que se cogió Trebbau. Lo curioso es que la hermana de Toth, Eugenia, es novia de uno de los principales pasteleros de Bariven: Alejandro Isturiz. La Sociedad de Cómplices, sucursal Madrid, en la circo de corrupción venezolana. Que asco dan todos y que falta de vergüenza tienen.

Mientras todo esto pasa, todo aquel que manifestó en contra de los Bolichicos y fue objeto de censura, ataques mediáticos, hackeo electrónico, y hostigamiento personal y político debería sentirse restaurado con la pesquisa de las actividades delictivas de Derwick.  Especialmente César Batiz, Alek Boyd, Francisco Toro, Gustavo Tovar, Moisés Naím, Diego Arria, y los Ingenieros Víctor Poleo y José Aguilar. Vaya un apretón de manos a todos, Sres. Venezuela los necesita.  Curioso que solo dos de Uds. están en Venezuela. Esto apunta al lamentable clima de riesgo en esta desgraciada nación sin moral, #SinLuz, y sin Luces.


Enviar tips a tomaslander@hush.com

lunes, 18 de agosto de 2014

Los panas de Chávez se hacen ricos tras su muerte, mientras Venezuela se sume en el cáos

VenePirámides

Bloomberg reportó que el Capitán retirado del Ejército venezolano William Biancucci pasea alrededor de su oficina de Caracas con pocos muebles, agarrando una copia roja de la constitución socialista de Hugo Chávez. Está discutiendo sus planes para comprar un jet privado para facilitar los viajes hacia y desde su rancho de ganado en la selva amazónica de Brasil. Desde un tramo extenso de pastos, que los paquetes de vacas por los miles de buques que se dirigían a Venezuela. Biancucci, de 55 años, quien creció en la pobreza, dice que ganó contratos para suministrar Venezuela con ganado gracias a amistades con oficiales militares ahora en el gobierno. Su voz se eleva con emoción como él dice que ha sido un devoto de Chávez desde la universidad militar, cuando el difunto líder fue su profesor de historia. En 1992, se unió a otros Biancucci 140 oficiales en la organización de un intento de golpe de Estado liderado por Chávez. Aunque el golpe fracasó, Chávez fue elegido presidente seis años más tarde - y de negocios de Biancucci prosperó. El socialismo, Biancucci dice, es la solución a la pobreza, la revista Bloomberg Markets informará en su edición de septiembre. "Soy un socialista, pero me encanta tener dinero en mis manos", dice, sacudiendo un puño sosteniendo un fajo de dinero imaginario. "El socialismo es la riqueza." Biancucci es uno de una camarilla de los venezolanos cerca de Chávez que adquirió riqueza durante sus 14 años en el poder y con su sucesor, el ex líder del conductor del autobús y el sindicato, Nicolás Maduro. Las empresas de estos empresarios han recibido miles de millones de dólares del gobierno desde que Chávez asumió el poder en 1999, para la distribución de alimentos, la banca y otras actividades, de acuerdo con los registros del gobierno. 

Mansiones, Jets 
Un vistazo de cerca a quienes son estas personas y cómo hicieron sus fortunas ofrece una visión de cómo Venezuela, un país bendecido con mayores reservas de petróleo del mundo, ha descendido en el desorden y la parálisis - incluso las personas como con conexiones políticas se han convertido en ricos. Algunos de los beneficiarios de hacer negocios con el gobierno viven en mansiones y apartamentos de lujo, granjas de caballos propios en Florida, viajes en jet privado y jugar al polo. Venezuela es, por muchas medidas, una economía fallida. Productos como la carne, la harina, de plástico, piezas de automóviles e incluso el agua son escasos. La inflación anual alcanzó el 61 por ciento en mayo, la tasa más alta entre los 122 países estudiados por Bloomberg. Avalancha de Venezuela de asesinatos, 24.763 el año pasado y el doble que hace una década, ha dejado a los teatros y clubes de salsa vez bulliciosa vacía.  

Las manifestaciones callejeras 
 Los venezolanos han salido a las calles, barricadas sus barrios y marchando a los edificios del gobierno, lo que provocó represalias de la policía. Cientos de venezolanos han sido detenidos este año por desafiar al gobierno, incluyendo el líder opositor Leopoldo López, quien ha estado encarcelado desde febrero por cargos de incitar a la violencia. López dice que es inocente y fue encarcelado por ejercer su derecho constitucional a protestar pacíficamente. Cuarenta y tres personas han muerto durante los enfrentamientos de este año. "Venezuela ha pasado por muchas crisis en el pasado, algunas graves," dice Harold Trinkunas, investigador principal en el Instituto Brookings en ​​Washington, que ha publicado una extensa investigación en el país. "Pero nada en la escala de lo que estamos viendo hoy en día." Los oficiales militares corren gran parte de la economía dominada por el Estado de Venezuela, y sus intereses empresariales y gubernamentales están entrelazados. Oficiales activos o jubilados tienen un cuarto de 31 puestos del gabinete de Maduro, entre ellos el de Finanzas, Electricidad, Alimentos y ministerios del interior. 

'Un Peligro'  
"Existe el peligro de permitir que los militares, que tiene la mayor capacidad para obligar a la gente, a los negocios como lo han hecho", dice Trinkunas. "Este es un importante obstáculo para la reforma". Chávez, quien murió de cáncer el año pasado a los 58 años, hizo promesas audaces. Se comprometió a utilizar la riqueza petrolera de Venezuela para ayudar a los pobres y transformar el país en una economía próspera, igualitaria modelado después de Cuba. Se apoderó de cerca de 1.200 granjas privadas, tiendas y fábricas - a veces durante su programa semanal de televisión - y redujo las empresas extranjeras a papeles menores en los campos petroleros de la nación. Chávez - y más tarde Maduro - también hicieron algunos de sus amigos ricos con contratos lucrativos del gobierno, dice Henrique Capriles, gobernador del estado de Miranda, que perdió por estrecho margen la elección presidencial a Maduro en abril de 2013. "No hay nada más capitalista que socialista en el poder," Capriles dice sobre un plato de estofado de pollo en un diamante de béisbol en Barlovento, a 100 kilómetros (60 millas) al este de Caracas.  

Escasez de alimentos 
 Un área donde pocos elegidos tienen un inmenso poder de Chávez está en la distribución de alimentos. Más de 20.000 tiendas de gobierno y cantinas se supone que deben proporcionar los venezolanos con fundamentos económicos, como el arroz, la leche y la carne. Chávez inició la construcción de esta red de distribución en 2003, aprovechando $ 40 mil millones en ingresos anuales de exportación de petróleo. Incluso con que la financiación, la producción de carne se había desplomado 36 por ciento en mayo respecto al año anterior, según la Asociación Venezolana de Mataderos Industriales. Los trabajadores abandonaron muchos ranchos y granjas Chávez se había apoderado ya que los controles de precios y la falta de suministros les hizo demasiado difícil de operar. En enero, más de uno de cada cuatro grapas era fuera de stock, las últimas estadísticas del Banco Central muestran. En un entorno así, las escenas de la mafia son comunes, como es el caso de un sábado a mediados de mayo en el barrio caraqueño de 23 de Enero, llamado así por la fecha en enero de 1958, cuando los partidos de oposición y soldados derrocaron al dictador militar Marcos Pérez Jiménez.  

Colas interminables
Los líderes del golpe de Estado inspirado Chávez en su búsqueda de poder, el ex presidente dijo en una ocasión. La gente hace cola afuera de un depósito de alimentos de tiendas de campaña del gobierno custodiado por soldados armados con ametralladoras. Los compradores embrague de billetes que les dan el derecho a comprar el pollo congelado subvencionado, arroz y aceite de cocina contados. La comida se ha ido antes de que muchos de los que están fuera se puede conseguir en la tienda de campaña. "Lo que solía ser cuando me quedé sin algo, me acaba de hacer estallar a la tienda", dice Wendy Guerra, madre de tres hijos. "Ahora, tengo que hacer cola durante medio día." El sistema estatal de alimentos ha estado plagado de deficiencias, contabilidad laxa, pérdida de documentos y la falta de auditoría y fiscalización, la Contraloría General de la República encontró en un informe de abril. En 2008, Chávez creó PDVAL, filial de Petróleos de Venezuela SA, la empresa petrolera estatal, a recorrer el mundo para comprar alimentos porque los supermercados eran a menudo vacío.  

Alimentos pudriéndose 
En cuestión de meses, cientos de contenedores llenos de carne de res, pollo, pasta y leche fueron abandonados y dejados a la putrefacción en el calor tropical debido a la negligencia del gobierno en Puerto Cabello, el puerto más grande del país, según el informe. Sistema de distribución de alimentos viciado de Venezuela no el público, mientras que el enriquecimiento de las personas con conexiones políticas, dice Neidy Rosal, un legislador en el estado de Carabobo que ha investigado la mala gestión en el sistema durante cinco años. "Mucha gente está haciendo dinero con desesperación de la gente por la comida", dice ella. "Están utilizando el hambre y el acceso a los alimentos para hacerse rico. Es una vergüenza ". Maduro culpa a la escasez de alimentos en los contrabandistas, los especuladores y los opositores corporativos que buscan desestabilizar a su gobierno mediante la retención de la producción. "Nuestra gente tiene conciencia suficiente para soportar las dificultades causadas por la guerra económica", dijo Maduro en un discurso pronunciado el 15 de abril.  

Control Gubernamental 
El ex ministro de Alimentación, Félix Osorio, un coronel del ejército, dijo en respuesta a una pregunta Bloomberg Markets en rueda de prensa 21 de marzo que el gobierno había eliminado los procedimientos viciados que condujeron a la comida podrida en los muelles por la compra de productos directamente de gobiernos amigos, como Brasil. "El gobierno es el principal distribuidor de alimentos ahora en Venezuela", dijo Osorio, quien fue reemplazado por el general Hebert García Plaza en junio. Maduro y García no quisieron hacer comentarios para este artículo. El gobierno se ha ido dando a los militares un papel más importante en el sistema de distribución de alimentos, dice legislador Rosal. Biancucci, el capitán retirado del ejército con el negocio de exportación de ganado en Brasil, dice que una vez que los militares tienen más control, la mala gestión que ha causado la escasez será resuelto. Los ex soldados como él están sirviendo a su nación, dice. "Todo el mundo en el sector de la alimentación está jubilado militar ahora", dice. "Nos ayuda porque trae disciplina, el orden."  

Finca ganadera 
Biancucci era un contratista la construcción antes de meterse en el negocio de los alimentos con el gobierno de Chávez. Biancucci, que habla con fluidez portugués (su madre es brasileña), comenzó su negocio en Brasil en 2006, cuando compró un rancho cerca de Belem, en la selva amazónica. Regando su ganado en los barcos en Vila do Conde, un puerto delta del río Amazonas. "Puedo enviar hasta 5.000 vacas de un mes a partir de mis tierras", dice Biancucci, vestido con una camisa de manga corta de safari sobre el tipo de camiseta roja Chávez había favorecido. El año pasado, los registros del Ministerio de Agricultura de Brasil muestran, la compañía de Biancucci, Portal do Boi Representacoes y Comercio Ltda., Habían adquirido dos ranchos cerca de Belem. Portal do Boi y otra empresa controlada por Biancucci, Comercializadora Internacional Thawi CA, exportados hasta $ 110 millones en valor a Venezuela desde 2009 a 2011, según el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil. El lunes por la mañana a mediados de mayo, en una segunda entrevista con Bloomberg Markets, Biancucci habla de sus planes de expansión. Ha reunido en su oficina de Caracas con el general Alexis Hernández, comandante de la unidad de lucha contra el narcotráfico del ejército.  

Planes del matadero 
Hernández, quien se negó a comentar, ya que se ha retirado de las fuerzas armadas. Vestido con traje de faena, Hernández asiente en silencio como Biancucci propone comprar más ranchos y la construcción de un puerto en Venezuela para la rampa hasta las ventas. Biancucci también planea construir un matadero $ 19 millones en Brasil por lo que podemos enviar descuartizado de carne a Venezuela. "Estoy construyendo un imperio de negocios", dice Biancucci. Por ducharse contratos de ex funcionarios militares y ejecutivos de negocios a favor del gobierno, Chávez puso una cara nueva en el sistema de patrocinio que ha minado la riqueza del país desde 1500, cuando España comenzó la colonización de la región que más tarde se convirtió en Venezuela. Un grupo de oligarcas nombrados por la corona dominaba económica y política. En 1811, Venezuela declaró su independencia, lo que desató una guerra de 12 años contra España encabezada por Simón Bolívar, que terminó con la derrota de las fuerzas realistas en la Batalla del Lago de Maracaibo. Fortunas de Venezuela cambiaron dramáticamente en 1914, cuando la empresa que ahora es Royal Dutch Shell Plc perforó el primer pozo de petróleo comercial. 

 Petróleo Exportador 
Venezuela se convirtió en el mayor exportador mundial de petróleo para 1935, ducharse riquezas en un grupo de élite cuya riqueza fue atado a hacer negocios con el gobierno, dice Kim Morse, profesor de historia de Venezuela en la Universidad de Washburn en Topeka, Kansas. El 4 de febrero de 1992, Chávez, entonces un comandante paracaidista teniente coronel del ejército, encabezó un intento fallido para derrocar al presidente Carlos Andrés Pérez, en medio de huelgas por los recortes del gasto público. Pérez encarcelado Chávez durante dos años. Acciones y encarcelamiento de Chávez ganaron el carismático líder y el apoyo del público allanaron el camino para su victoria presidencial deslizamiento de tierra en 1998. Como Chávez ayudó a los pobres mediante la construcción de viviendas asequibles y la gratuidad de la enseñanza, también puso el poder económico en manos de una nueva élite, dice Morse. "Chávez acaba de cambiar la forma en que el clientelismo trabajó, trayendo gente nueva en el sistema", dice Morse, quien co-autor de "Venezuela: Latin America in Focus" (ABC-CLIO, 2010). "La vieja clase alta fue reemplazado por el nuevo rico favorecido por Chávez."  

Boda de archivo 
Una de las personas de más alto perfil en post-Chávez elite de Venezuela es Victor Vargas Irausquin. Él es presidente de la sede en Maracaibo Banco Occidental de Descuento, Banco Universal CA, conocida como DBO, el cuarto mayor banco no estatal de Venezuela. Vargas, ex presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela, juega al polo por su propio equipo de profesionales, Lechuza Caracas. Hace una década, Vargas comenzó a aparecer en los periódicos españoles después de que su hija Margarita se casó con Luis Alfonso de Borbón, primo segundo del rey español Felipe VI. Durante años, Vargas ha aplaudía públicamente a Chávez y las políticas económicas de Maduro. En un discurso de 05 de junio, en Maracaibo, el corazón de la industria petrolera de Venezuela, Vargas elogió a Chávez por ayudar a los pobres hipotecas conseguir. "Tenemos un sistema financiero sólido y robusto", dijo. "Aquí me siento como un socialista, porque le hemos dado la oportunidad a los más necesitados. Chávez restableció el mercado hipotecario ".  

Banquero exitoso 
Vargas era un banquero de éxito antes de que Chávez llegara al poder. En 1993, una sociedad de cartera de propiedad de Vargas compró BOD, dice Andrés Pérez Capriles, vicepresidente ejecutivo de la DBO. En ese momento, BOD era un banco regional que sirve el estado de Zulia. Banco de Vargas se convirtió en una franquicia nacional bajo Chávez, como los bancos nacionalizados presidente que no apoyaban su administración. Los activos de DBO totalizaron 121,6 mil millones de bolívares (19,3 mil millones dólares) en mayo, según Pérez. Vargas posee el 95 por ciento de las acciones de la DBO, dice Pérez. Vargas no recibió un trato especial de Chávez, dice Diego Lepage, uno de los abogados de la banca. "Victor, lejos de centrarse sólo en el aumento de su riqueza, es un hombre con 35 años en la banca", dice Lepage. Dice BOD ha crecido en parte por la toma de riesgos y la creación de puestos de trabajo. "Cuando dicen que Vargas ha sido un hombre de negocios que ha beneficiado con Chávez, no decir que Vargas cuenta con 15.000 empleados en Venezuela. Eso es muy importante ".  

Depósitos del Gobierno 
 BOD ha hecho dinero recibiendo más los depósitos del gobierno que cualquier otro banco privado, de acuerdo con documentos presentados ante la Sudeban, regulador bancario de Venezuela. Depósitos del gobierno venezolano totalizaron 10,9 mil millones de bolívares en BOD al 31 de marzo, dice Pérez. Al 31 de diciembre de 2013, BOD tenía al menos un 50 por ciento más de los depósitos que cualquier otro banco privado, los datos de Sudeban mostrar. "El liderazgo del banco en depósitos oficiales se debe fundamentalmente a la lealtad de estos clientes", dice Pérez. BOD, al igual que otros bancos venezolanos, paga un promedio de 0,78 por ciento anual en depósitos en cuenta corriente, según el banco central. Invierte parte del dinero por parte del gobierno en bonos venezolanos. Los rendimientos de la deuda venezolana emitida en dólares estadounidenses - y por lo tanto aislado de la inflación galopante del país - tienen un promedio de 11,8 por ciento desde que Chávez asumió el poder. El 15 de julio, los bonos cedieron un 11,2 por ciento. BOD y otros bancos venezolanos hacen préstamos comerciales, de carga un promedio de 17,3 por ciento, según los últimos datos del Banco Central.  

'Los Spreads'  
"BOD gana dinero en los márgenes", dice Theresa Paiz Fredel, director senior de Fitch Ratings sede en Nueva York. Al igual que con todos los bancos de Venezuela, la inflación se redujo el valor de las ganancias-distintas del dólar expresado en los últimos dos años. Beneficio subió 44 por ciento a 1.04 mil millones de bolívares en los primeros cinco meses de 2014, dice Pérez. Hacer negocios con el gobierno es valiosa para la DBO, dice Pérez. "BOD participa activamente en ese sector, el fortalecimiento de sus relaciones con las empresas estatales que administran los ingresos del petróleo y otros minerales, así como los ingresos procedentes de los alcaldes, los gobernadores y los organismos", dice Pérez. BOD es uno de los bancos venezolanos que han ayudado a reestructurar la deuda pública y ejecutar los controles de divisas. Las tarifas para estas actividades han llovido riquezas en propietarios de los bancos, dice Russell Dallen, socio gerente con sede en Miami a Caracas Capital Markets, una firma que se especializa en el comercio de valores latinoamericanos. Propietarios del Banco en Venezuela tenían una vía para beneficiarse bajo Chávez, dice Dallen.  

'Pro-Gobierno'  
"Y estando a favor del gobierno fue una gran póliza de seguro contra ellos teniendo su banco lejos de ti." Chávez no siempre le gustaba lo hizo Vargas, dice Lepage, el abogado del banquero. En 2008, Vargas trató de comprar el Banco de Venezuela SA, el mayor banco del país por depósitos. Él hizo un pago inicial $ 150 millones. "El presidente Chávez salió y dijo que Vargas no iba a comprar Banco de Venezuela debido a que el estado iba a comprarlo", dice Lepage. Vargas todavía está luchando en los tribunales para recuperar los $ 150 millones, dice el abogado. Como Chávez arremetió contra los ricos en su programa semanal de televisión, Vargas pasó de una vida de lujo. En 2005, una mansión fue adquirida en West Palm Beach por $ 33,6 millones a través de una empresa que enumera uno de los abogados de Vargas como un alto ejecutivo de, bienes raíces y registros corporativos muestran. Tres años más tarde, una casa frente al mar se vendió por $ 68.5 millones a una empresa co-gestionado por el mismo abogado.  

Torneo de Polo 
En septiembre de 2012, Vargas ganó un trofeo en un torneo de polo en Sotogrande, España. Abordó el Ronin, un 58-metros (190 pies) del yate que había comprado desde el fundador de Oracle Corp., Larry Ellison, y concedió una entrevista a la página web de PoloLine. "No vas a creer esto, pero el polo me da paz", dijo. Aquellos que se enriquecen haciendo negocios con el gobierno venezolano puede ir dentro y fuera de favor - que es lo que le pasó a Ricardo Fernández. Antes de que Chávez llegó al poder, los barcos de pesca Fernández, ahora de 49 años, ya había poseído, azúcar y molinos de harina y los camiones de reparto. Él ganó la gratitud de Chávez en 2002 por negarse a unirse a una huelga nacional de petróleo, dice Rodrigo Agudo, un consultor de la industria de alimentos en Caracas. Fernández ordenó a sus camiones para entregar alimentos, y Chávez Fernández recompensado con contratos para el suministro del sistema de distribución en ciernes. "Fernández se hizo grande gracias a la ayuda que dio Chávez durante la huelga", dice Agudo.  

El hombre de negocios multimillonarios
En tres años, Fernández poseía 41 empresas en cinco países, incluyendo a su molino de harina en Puerto Cabello, con una flota de pesca de atún con sede en Panamá y una empresa forestal con sede en la Amazonia brasileña, de acuerdo con un 31 de diciembre 2005, la auditoría que encargó de KPMG LLP por sus banqueros. Su patrimonio neto era de $ 1,6 mil millones, KPMG concluyó. Una década en el gobierno de Chávez, Fernández cayó tan rápido como él había resucitado. Para el 2009, Chávez se preocupa que algunos de sus grandes hombres de negocios de nuevo cuño se estaban volviendo más poderoso que el presidente, dice el gobernador del estado Miranda Capriles. En noviembre de 2009, los fiscales de Caracas pagan Fernández con el uso ilegal de depósitos y préstamos de los bancos en quiebra que había comprado por el gobierno el año anterior, según documentos judiciales. El gobierno lo encarceló durante tres años. Pasó un año de ese tiempo dentro y fuera de los hospitales militares. Mientras que Fernández estaba en prisión, el gobierno se hizo cargo de sus activos en Venezuela, de acuerdo a los documentos presentados por sus abogados en la Corte Penal número 28 en Caracas. El gobierno también agarraron a los bancos, después de que los había rescatado con cerca de $ 1 millones de dólares de su propio dinero, dicen los documentos.  

Sin Papel 
El 6 de diciembre de 2012, un informe de Fogade, la agencia gubernamental que garantiza los depósitos bancarios, concluyó Fernández había jugado ningún papel en el mal uso de los fondos del banco. La autoridad culpó a los miembros del consejo por las supuestas irregularidades. Fernández salió de la cárcel en marzo de 2013. Él todavía se enfrenta a acusaciones de apropiación indebida de los depósitos bancarios y dibujo préstamos no autorizados. Durante sus tres años de prisión, que nunca tuvo un juicio. Fernández no quiso hacer comentarios, citando una orden de mordaza judicial. "Estas son las peleas entre los de adentro para un corte del negocio", dice Capriles. "Hoy en día, uno es útil para ellos. Mañana, está perseguido por no darles el corte que querían ". En un país rico en petróleo dirigido por líderes que han prometido para crear una economía socialista que beneficie a los pobres, millones de personas luchan todos los días para encontrar lo básico. En esta nación bendecida con abundantes recursos naturales, son los amigos de Chávez y sus ministros - gente como Biancucci - que han acumulado riqueza. '

Nueva Elite
 "Hay un nuevo grupo social que ha florecido desde que Chávez, una nueva élite, que soy parte de", dice Biancucci. En Puerto Cabello, a 200 kilómetros al oeste de Caracas, en la costa del Caribe y unos pocos cientos de metros de los barcos cargados de grano y carne de res, María Meléndez, quien dirige una pasta frita de pie en la ciudad, está de pie en línea con cientos de otros a comprar dos botellas racionadas de aceite de cocina para su negocio. "Todo se ha vuelto una larga espera", dice ella. "Es difícil ganarse la vida como es. En lugar de freír, que estoy aquí, esperando. Esta es nuestra nueva existencia ".​

viernes, 15 de agosto de 2014

#Bolichicos Derwick en un túnel #SinLuz; perfil criminológico predice el hecatombe

VenePirámides
por Thomas Lander

Los Bolichicos comienzan a tocar fondo. Según el Wall Street Journal y el periódico Madrileño, El País, los Derwick están bajo investigación criminal tanto en Nueva York como en Washington, DC—por sobreprecio, soborno, y violaciones de leyes bancarias. Aparte de estas investigaciones patibularias también tienen dos riñas legales irresueltas. Una en Nueva York emprendida por el embajador Otto Reich y otra en Florida iniciada por el abogado Thor Halvorssen. En otras palabras, Derwick esta en combate legal en cuatro frentes en EEUU simultáneamente. Ya que la prensa venezolana esta muda acerca del tema ofrezco estas apreciaciones dada la censura y la Sociedad de Cómplices.

El contraste con el Derwick del 2011 y 2012 no puede ser mas feroz. Quien riendo lo hace, llorando lo paga dice el refrán. Por largo rato los Bolichicos se propusieron a atemorizar, imputar, provocar y acorralar a cualquiera que se atrevía criticar el atraco que llevaron a cabo en las contrataciones del sistema eléctrico. Usaban abogados como Héctor Torres quien le recetaba despachos legales a cualquier reportero, corresponsal, o bloguero que se atrevía asomar la cabeza, usaban al SEBIN para allanarle la casa a conocidos blogueros en Caracas, le metieron una cámara en la habitación a un pariente que no los quiere, crearon websites falsos acusando a Alek Boyd de ser un narco y al periodista Steven Bodzin de ser extorsionista, crearon una lista de “chavistas” donde metieron gente inocente (incluyendo a Boyd, sus hermanas, y su difunta madre), y buscaron destruir al único banquero venezolano que de frente fijó posición en contra del chavismo: Oscar García Mendoza. Y todo esta comedia que crearon los Bolichicos lo hicieron porque les sirvió para nutrirles el ego. Chabacanamente dicho: Les dio la gana y les valía mierda las consecuencias. Eran intocables. Tengo varias semanas leyendo documentos legales e investigando. Para los momentos, y según el entorno de los Bolichicos y varias personas que me han escrito a tomaslander@hush.com, he podido constatar que Derwick tiene una constelación de abogados con un costo mensual millonario. Sigue una relación de la composición legal que tiene la Bolichiqueria a su disposición en estos momentos: 

 · En Washington los Bolichicos tienen al bufete The Volkov Law Group que visita a varias agencias y entes estatales estadounidenses para agujerear cualquier investigación sobre los Bolichicos y echarle el fango a Oscar García Mendoza. Volkov inclusive ha escrito informes “confidenciales” acusando a García de estar involucrado en el lavado de dinero. 

· En Nueva York los Bolichicos tienen a varios bufetes para luchar en contra de Otto Reich. El principal bufete es Susman Godfrey con un segundo bufete: Lankler Siffert & Wohl. Tenían al bufete de Héctor Torres pero dejaron de tratarse seguidamente del desastre de la demanda entablada en contra del Banco Venezolano de Crédito, Rafael Alfonzo, y Oscar García. 

· En Miami tienen como abogado a Jose DeMaria, el mismo abogado que represento a los pillos del Banco Latino en 1994. DeMaria también es el abogado de Ricardo Fernández Barruecos el testaferro de Adán Chavez. DeMaria también es abogado de David Osio, el banquero de los Bolichicos. DeMaria estaba en el bufete “Tew Cardenas” y ahora se paso a un bufete de tercera categoría: Fox Rothschild. En Miami también tienen contratado al bufete de Kendall Coffey, un ex fiscal de Miami que tuvo que renunciar después de un escandalo en un club de strippers. Estos son los abogados que defienden a los Bolis de la demanda que inicio Thor Halvorssen. 

 · En Puerto Rico y en la Republica Dominicana tienen al Hans Hertell que aparte de ser vocero de Derwick, relacionista publico, gestor ante Morgan Stanley, y chupamedias de primera categoría, además es abogado. Hertell ya tiene experiencia socorriendo a mugre venezolana dedicada al desfalco—es socio de Gustavo Cisneros Rendiles. Según una fuente en el entorno de Derwick, Hertell es el jurisconsulto que Alejandro Betancourt despachó en repetidas ocasiones a la oficina de Eligio Cedeño a suplicar que por favor no legitime el caso de Otto Reich. En Estados Unidos hacer esto es un delito, se llama “obstruction of justice” y también “witness tampering.” 

· En Nueva York actualmente tienen a un abogado nuevo. El brillante Adam S. Kaufmann, un ex-fiscal de Nueva York que seguro les prometió villas y castillas a Alejandro. Kaufmann acaba de aparecer en la prensa como defensor de los Bolis en contra de quien? De su ex-jefe, el Fiscal General de Nueva York. Eso como que va a ser una lucha de titanes. Los Bolis y su Adán en contra de una institución monumental que se dedica a castigar los que usan a Nueva York para cometer delitos financieros. 

Parece que Derwick no sabe lo que le sobrevino a BNP Paribas, HSBC, JP Morgan, Credit Suisse, y otros cuando estuvieron en la mira del exjefe de Kaufmann. Si acaso la investigación prospera los Bolichicos seguramente saltaran la talanquera y echaran por la borda a Diosdado Cabello, Javier Alvarado, Rodolfo Sanz, Robert Serra, Primero Justicia, David Osio, Juan Carlos Escotet entre muchos mas cómplices y allegados. Otra posibilidad es que Eduardo Travieso, cuya cobranza a Derwick fue de millones de dólares por lavarles el dinero en JP Morgan, sea el que traicione a sus amigos de infancia. Su papa, Eduardo Travieso Uribe, entiende muy bien que a su mimado tocayo no le iría bien en Rykers Island. Posiblemente Alejandro esta asimilando, poco a poco, que los abogados en el norte lo que quieren no es remediar las complicaciones sino obtener cuantos honorarios puedan prorrogando la cosa, amplificando el trabajo, y hasta creando mas dificultades. Lo de Héctor Torres fue un catástrofe. La demanda en contra de García—por un par de Tuits—lo que hizo fue ventilar a Derwick como el rostro de la corrupción en Venezuela. Antes de esa queja nadie sabia quienes eran los Bolichicos Derwick. Hoy están en el Wall Street Journal, El País, Associated Press, Reuters, Agence France Presse, y mucho mas. Para sus contratistas legales y mediáticos, Derwick es una piñata. En Venezuela a nivel mediático tienen a Antonieta Jurado y a Nelson Rivera (del Papel Literario) a quien le pagaron $1M para protegerles la reputación a nivel social y mediático. Rivera no cree que existe un conflicto de intereses entre tomar un dineral y a la vez ser un “periodista” y editor de El Nacional. Rivera estaba recién sentado en reuniones con una cantidad de periodistas extranjeros que llegaron a Venezuela a entrevistar a Derwick. Rivera y Franklin Chaparro, de Serseco, son los que se dedican a llenar el contenido en blogs venezolanos como Primicas24 (pagado por Francisco Convit) y en periódicos como El Nacional. Relato que a los Bolichicos Derwick los trato desde hace mucho. No he querido entrar en detalle de cuan fraternizo con ellos ya que si me encuentran me harán sufrir. Y bastante. Pero se lo debo a mis lectores dar una apreciación de que es lo que esta ocurriendo en la mente de estos toripollos.
Francisco (Partner), Alejandro, Pedro, Edgar, Francisco (malandro)

Análisis del Estado Mental de la Bolichiqueria

Alejandro Betancourt, en estos momentos, esta pensando lo siguiente: “Coye vale, estoy gastando millones en abogados, cónchale tengo a la prensa venezolana súper solidaria, tengo al SEBIN a mi disposición, tengo mas de mil millones de dólares en liquido. Y como es posible que me encuentro en esta situación? No es justo vale. Como es que cada cosa me sale tan mal? Los abogados me cobran y prometen y me aseguran y cada vez salgo peor parado. No se que hacer.” Alejandro es un tipo hábil, carismático, con una ambición desmedida, pero con una vanidad que no tiene nombre. Todo esto heredado de Lilia que no hace otra cosa que meter cizaña. Lo que los mata a madre e hijo es cuando no tienen el control de una situación. Por ejemplo, cuando surge Cesar Batiz con sus artículos en Ultimas Noticias Alejandro estaba hiperactivo y perturbado porque no podía controlar lo que hacia este Batiz. Alejandro no podía creer que un tipo sin linaje, que no tiene donde caerse muerto, trabajando en el periódico del Coco Capriles, se lo comió con su reportaje del “Cable Pelao.” Alejandro no se lo explicaba y nos dijo a mas de uno que si no fuese por Michu Capriles poniéndole un parado a Batiz no veía como solucionar el tema ya que Batiz ni soborno quería. En este preciso momento Alejandro esta sintiéndose mil veces peor y llamando a quien pueda en su circulo de la Lagunita y el Country para que el asunto de Nueva York no se amplíe ni en la prensa venezolana ni en sociedad. Aparte de eso, estará cayéndose a Whiskies o Martinis (“Tinis” como los llama el) para suavizar el malestar. 

Mientras tanto, Francisco Convit, un lagarto que no piensa, lo único que reacciona ante este escenario es preguntarle a Alejandro: “Ale, que vamos a hacer? a quien llamamos? a quien le pagamos? Cuanto es? Dime y yo lo hago partner” y estoy seguro que incluso le interpelo a Alejandro: “Primo, explícame, porfa, que coño es el Wall Street Journal?” Convit es un malandro con billete y apellido y con una agresividad que solo es superada por lo temeroso que es. Su padrastro, testaferro de José Álvarez Stelling, debe estar en pánico. 

Francisco D’Agostino es el que va mas desaseado de todos. Le dijo el a su familia, a su pariente Henry Ramos, y a su suegro que lo tiraron “en el mismo pote” con los otros tres y el nada tiene que ver con Derwick. Sin embargo, hasta que comenzara el escandalo, el “partner” D’Agostino le decía a todo aquel que se le atravesaba por en frente que el era uno de los gran sátrapas de Derwick. Y ahora que se adquirió Inter con Betancourt a través de Acon Investments en Washington (cosa que le será muy difícil negar cuando las autoridades llamen a Acon Investments) esta apresado. Su mejor amigo, Francisco Murillo, le ha comentado a varios que D’Agostino esta entre la espada y la pared. Por un lado tiene al suegro, Víctor Vargas, que nada contento esta con este culebrón y por el otro tiene tanta complicidad en lo de Derwick que le será difícil escaparse del tema dado que vive en una modesta casita en la jurisdicción Nueva York. 

Edgar Romero Lazo, hijo de un Boliburgues y opositor (dependiendo de la treta—jala para los dos lados) es el chico invisible del mundo Derwick y a quien menos conozco. Su papa fue el que monto las oficinas de Derwick cuando comenzaron. Romero es el que mas sabe de temas de contrataciones ya que su viejo tiene tiempo como uno de los mas hábiles contratistas de la cuarta y de la quinta. En algún momento Romero padre se dará cuenta que los primos bolichicos y el partner D’Agostino tienen poco uso de Edgar y puede terminar pagando los platos rotos si acaso se abre una investigación en Venezuela y necesitan un chivo expiatorio. 

Pedro Trebbau, tímido y frio, lo único que hace es exasperarse y ejecuta lo que le dice su primo Alejandro. Pedro muchas veces no piensa, es impulsivo, impredecible. Y ya que esta casado no tiene como desahogarse como hacia en Pestana Lounge, Sawu, y el lounge 360 del Altamira Suites… El malcriado de Pedro no sabe que hacer en estos momentos y el suegro Eloy Montenegro, que tanto ha sido “mentor” de su pupilo pícaro, cree que con dinero y abogados como DeMaria lo puede todo. Lo que no entienden es que no estamos en 1994 y este no es el caso del Banco Latino del cual tanto botín adquirió Montenegro. Estamos en la era digital y el dinero no se lo robaron a FOGADE sino nos dejaron #SinLuz y no pueden tapar las múltiples filtraciones en la época de correos electrónicos, textos, redes sociales. Un tuitero lo dijo perfectamente en uno de los peores apagones de Caracas: “Hoy hemos sido testigos del milagro de la multiplicación de los penes...los 5 malandros de #Derwick se cogieron al país entero en un día.” 

Quien siembra vientos recoge tempestades.

lunes, 11 de agosto de 2014

Derwick Associates investigada en USA por sobornos y violaciones a regulaciones bancarias

VenePirámides

El Wall Street Journal reportó que Fiscales federales y de la ciudad de Nueva York han abierto investigaciones preliminares a una empresa venezolana, que se convirtió en una de las principales constructoras de plantas de energía de ese país durante el gobierno del presidente Hugo Chávez, así como en una empresa con sede en Missouri que jugó un papel clave en su éxito. El Departamento de Justicia de Estados Unidos y la oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan están investigando Derwick Associates, una empresa venezolana que fue beneficiada con cientos de millones de dólares en contratos en poco más de un año para construir centrales eléctricas en Venezuela poco después de que la red eléctrica del país comenzó a tener fallas sistémicas. ProEnergy Services, una empresa de ingeniería, procura y construcción con sede en Missouri, que vendió docenas de turbinas a Derwick y ayudó a construir las plantas, también está bajo investigación, dijeron estas personas. Las pesquisas se encuentran en sus fases iniciales. "Ni Derwick ni sus directores han sido contactados por ninguna agencia de la ley de Estados Unidos," dijo el presidente de Derwick Alejandro Betancourt, en una declaración proporcionada por el abogado Adam Kaufmann. "Por lo tanto, preguntamos si Derwick es el foco de una investigación activa. En el caso que seamos contactados por una agencia americana, vamos a cooperar plenamente. Somos una empresa transparente y no tienen nada que ocultar." Un portavoz ProEnergy negó a comentar sobre cualquier investigación y dijo que la compañía "se ha comprometido a hacer negocios en el pleno cumplimiento de todas las leyes, y para cooperar plenamente con las investigaciones regulatorias y legales." Los fiscales de Manhattan están investigando Derwick y ProEnergy de posibles violaciónes de la ley bancaria de Nueva York, dijeron personas familiarizadas con la investigación. Mientras tanto, las personas familiarizadas con el asunto dicen los fiscales de la Sección de Fraude criminal del Departamento de Justicia están revisando las acciones de Derwick y ProEnergy para posibles violaciónes de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, que prohíbe ofrecer funcionarios de gobiernos extranjeros pagos indebidos a cambio de una ventaja comercial. Los fiscales federales están analizando la diferencia entre los precios ProEnergy cobra Derwick para su equipamiento y los precios Derwick finalmente acusó al gobierno de Venezuela, una persona familiarizada con el asunto dijo. La persona dijo que en algunos casos FCPA últimos, márgenes excesivos se han utilizado para ocultar los sobornos a funcionarios extranjeros. Un abogado de Derwick contactó voluntariamente y se reunió con los fiscales federales el pasado verano para discutir la investigación FCPA, una persona familiarizada con el asunto dijo. Esos fiscales no han solicitado documentos de Derwick, dijo la persona. "A nuestro entender, no ha habido una investigación de larga duración en ProEnergy, pero eso no equivale a una investigación sobre Derwick," Sr. Kaufmann escribió en una carta a la revista. En Caracas, el Sr. Betancourt dijo Derwick nunca sobornó a los funcionarios venezolanos. Dijo Derwick ganó los contratos mediante licitación pública, ya que hizo ofertas superiores. También dijo que los márgenes de la compañía fueron consistentes con la práctica general de la industria y refleja los altos riesgos financieros asumidos por Derwick en un momento difícil para hacer negocios en Venezuela. Un portavoz del Ministerio de Información de Venezuela declinó hacer comentarios, mientras que los portavoces de los ministerios de la electricidad y la energía no devolvieron las llamadas en busca de comentarios. El Sr. Betancourt y un primo, Pedro Trebbau, registradas Derwick en Venezuela en 2009, y llamaron la atención de los opositores al régimen de Chávez, debido al gran volumen de negocio que hicieron con el gobierno. Otto Reich, el alto funcionario del Departamento de Estado para América Latina durante la administración del presidente George W. Bush, presentó una demanda civil en Nueva York la corte federal el año pasado, alegando que los primos fundadores de Derwick dañaron su negocio de consultoría mediante la difusión de la palabra falsamente que él era trabajando para ellos. La demanda alega que Derwick y propietarios de la empresa, entre otros, obtuvieron contratos para construir centrales eléctricas a cambio del pago de sobornos multimillonarios a los altos funcionarios venezolanos. Sr. Kaufmann, socio de Lewis Baach PLLC, dice la demanda es parte de una "campaña de desprestigio" contra Derwick motivado por la política y las disputas familiares y los abogados de los señores. Betancourt y Trebbau han movido para descartarla. "Mis clientes niegan categóricamente cualquier acusación de haber pagado sobornos a cualquiera", dijo Kaufmann. "Pero por el daño que ha causado, la demanda de Reich es de risa, y sus denuncias son totalmente sin base probatoria", escribió en una carta a la revista. La oficina del fiscal de distrito de Manhattan, que tiene jurisdicción sobre violaciónes de Nueva York leyes bancarias estatales, se interesa por la relación de Derwick con JP Morgan Chase JPM 0.00% & Co., de acuerdo a personas familiarizadas con el asunto. Los investigadores han entrevistado a testigos potenciales sobre Eduardo Travieso, un amigo de la infancia del señor Trebbau que trabajó en JP Morgan y se desempeñó como banquero de Derwick allí, de acuerdo a personas familiarizadas con el asunto. En marzo de 2013, el Sr. Travieso fue despedido de JP Morgan. En un informe hecho público por la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera, un organismo de control de la industria, JP Morgan afirma que el Sr. Travieso había actuado de manera "inconsistente con las políticas y procedimientos de la firma y podría haber violado los requisitos reglamentarios aplicables, incluyendo el uso de su dirección de residencia como la dirección de correo para ciertas comunicaciones con los clientes ". FINRA, que informó a principios de este año que ha hecho una determinación preliminar de iniciar una acción disciplinaria contra el señor Travieso para "violaciónes potenciales" de ciertas reglas, no quiso hacer comentarios, al igual que JP Morgan. Los intentos de llegar el señor Travieso través de su padre, un abogado de Caracas, no tuvieron éxito. Un mensaje para el Sr. Travieso enviado a través de su cuenta de LinkedIn obtuvo respuesta. El abogado del Sr. Travieso declinó hacer comentarios.

jueves, 7 de agosto de 2014

EXCLUSIVO: Bolichicos Airways en via de transformación—Vayase el Falcon y vengase el Challenger

VenePirámides
por Tomás Lander
En el 2010, los bolichicos Derwick se compraron un avión repotenciado (OJO, no "usado" como las turbinas, sino "repotenciado"). Un Falcon 2000. Se gastaron solo $10M y le metieron casi $1M en “upgrades.” Ahora, después de unos buenos contratos eléctricos y una tremenda piñata de 48 meses de CADIVI, los bolichicos ya no quieren el Falcon. El avión usado de los propietarios de Derwick: Francisco Convit, Alejandro Betancourt, Pedro Trebbau, Francisco D'Agostino, y Edgar Romero Lazo, esta en venta. A cuanto? Este avioncito esta a solo $6.3M y en estos momentos anda estacionado en Fort Lauderdale, al norte de Miami, esperando al primer postor. El vendedor que escogieron los bolichicos es el Sr. George Marburger de Los Angeles. El Sr. Marburger, con mucha cortesía, nos explico que la empresa Duncan fue la que llevo a cabo la remodelación para que el primer avión Derwick quedara “chevere” y como nuevo. El interior es cuero especial, y al igual que el apartamento de los grifos de oro, este avión tiene todo en oro de 24K. Y la madera es un “Birsdeye Maple” pulido a la perfección. En fin, es muy chiquito. Y, ademas, no esta nuevo. El avión, siglas N229DA (estas siglas tan vanidosas de los chamos de “D.A.” le han costado caro ya que tanta bandera no ha hecho sino crear ruido acerca de ellos y rabia por el hurto descarado y falta de decencia) sera reemplazado por tres aeronaves. Francisco D’Agostino, el bolichico Derwick que esta en el directorio del BOD se ha comprado un Challenger nuevo, por mas de $30M. Todavía no le ha llegado y por lo tanto anda usando el avión del papa: Franco D’Agostino o del amigo Francisco Murillo. Alejandro Betancourt prefiere usar jets alquilados así nadie sabe por donde anda ni cuando vuela ya que esta harto que por internet publiquen sus andanzas y metidas de pata. El bolichico Pedro Trebbau tiene una verdadera obsesión con los aviones— este joven tiene dos jets (quizás uno para el día de parada? O sera que uno es para el y el otro se lo presta a Diosdado Cabello y a sus amigos colombianos?). Todavía no tenemos las siglas pero, el que quiera colaborar, favor enviarme los detalles. Mientras tanto, disfruten de las fotos exclusivas del interior de N229DA—un avion Hecho en Socialismo.

viernes, 1 de agosto de 2014

La promoción militar de los cleptócratas de CADIVI (y el dolar @81)

VenePirámides
El coronel Manuel Barroso era presidente de la extinta Comisión de Administración de Divisas, Cadivi, cuando esa institución aprobó en 2012 más de 23,5 millones de dólares a 2 importadoras con apenas meses de existencia: Alimentos Venenceres y Fármacos Venenceres, constituidas en junio y diciembre de 2010. Ambas empresas, de acuerdo con sus expedientes mercantiles, eran propiedad de un oficial retirado que se graduó con Barroso en la Academia Militar: el teniente coronel Carlos Arias Delgado. La primera de las compañías no sólo obtuvo divisas preferenciales, sino que también logró 16 contratos para proveer atún ecuatoriano a la red gubernamental Mercados de Alimentos, Mercal, presidida por el entonces coronel Félix Osorio, quien egresó en la misma promoción que los otros 2 y para la época era integrante de la directiva del organismo cambiario, instancia colegiada que decidía sobre las entregas de moneda extranjera a empresas solicitantes. Un cuarto oficial retirado se asoció con Arias Delgado en la segunda de las firmas antes de finalizar ese año de aprobaciones millonarias de dólares: fue el teniente coronel Eduardo Escalante Pérez. Casualidad o no, igualmente se graduó con los demás y antes de sumarse al mundo empresarial fue gerente de Importaciones y Seguimiento y vicepresidente de Administración y Control en Cadivi a la orden de sus compañeros de armas. Juntos podrían conversar en un reencuentro acerca del poder que ejercieron: unos aprobaban divisas, otros importaban bienes y los demás podían decidir o liderar procesos de contratación con el Estado. Los cuatro militares estuvieron entre los seis más brillantes de la promoción General José Trinidad Morán de 1990. Barroso y Osorio ¬ambos participaron en el intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1992¬ son los más conocidos: uno por haber sido entre 2006 y 2013 el más poderoso funcionario de la principal instancia del control cambiario en Venezuela y el otro por haber ocupado una posición clave en la ejecución de las millonarias políticas de importaciones de alimentos no sólo como ministro del área y presidente de Mercal, sino también como titular de la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas, CASA. Arias Delgado y Escalante Pérez tuvieron un perfil público menos visible. El primero, de origen panameño y naturalizado venezolano, hizo carrera como gerente público en Bolívar, donde organizó el servicio de seguridad 171 durante la gestión de Francisco Rangel Gómez, gobernador de la entidad por el PSUV y ex presidente de la Corporación Venezolana de Guayana. Escalante Pérez, otro de los insurrectos de hace 20 años, trabajó en comisión de servicio en Pdvsa y luego en Cadivi: entre sus responsabilidades en la última institución estuvo apoyar acciones jurídicas contra compañías por obtención y uso inadecuado de divisas. Una frase puede resumir la parábola del militar: cuando se hizo empresario saltó del mundo de los fiscalizadores al de los posibles fiscalizados. El tema sobre cómo el gobierno administró las divisas en la última década se ha convertido en un asunto caliente: los sistemas de control cambiario implantados en Venezuela no impidieron que se esfumaran por lo menos entre 25 millardos y 30 millardos de dólares ¬según lo han admitido voceros oficiales como Jorge Giordani, ex ministro de Planificación, y Edmée Betancourt, ex presidenta del Banco Central de Venezuela¬, entregados en su mayoría a empresas de maletín. Para muchos el fraude ha sido el mayor caso de corrupción de la historia republicana y las pérdidas se tradujeron en la acumulación de deudas millonarias con sectores enteros de la economía y en la generación de desabastecimiento asociados a las fallas de las importaciones de las que el país es dependiente como nunca antes. Los focos de las averiguaciones ¬si se juzga por el discurso público de las autoridades¬ no han sido puestos sobre militares como Barroso u Osorio y su papel en la aprobación de divisas. Hace una semana, el Centro Nacional de Comercio Exterior, ¬instancia que reemplazó a Cadivi¬ divulgó una lista para citar a los representantes de más de 1.100 empresas a explicar cómo usaron las divisas recibidas entre 2012 y 2014.  
Mellizas clave 
Alimentos Venenceres y Fármacos Venenceres no formaron parte de esa lista. Ambas fueron constituidas en Valencia, Carabobo, el 16 de junio y el 2 de diciembre de 2010, respectivamente, de acuerdo con sus expedientes mercantiles. Una se dedicaría principalmente a la importación y comercialización de alimentos y maquinaria agrícola. La otra a la compra y venta de medicamentos y equipos médicos. Ambas comenzaron con capitales de 200.000 y 500.000 bolívares. Arias Delgado las creó junto con 2 hermanos y empresarios carabobeños que entonces tenían 31 y 34 años de edad: Paúl Miguel Ortega González, -quien mantuvo 50% de las acciones de la primera-, y Miguel Ángel Ortega González, -que se quedó con la mitad de la propiedad de la segunda-. Los socios del teniente coronel retirado eran conocidos por sus actividades en Bolívar: el menor de los Ortega González era copropietario y vicepresidente de una firma denominada Credilab, que ofrecía las tarjetas de ticket alimentación a los trabajadores de la gobernación del referido estado. El accionista principal de esa compañía era Yamal Mustafá, empresario que el año pasado fue detenido por su vinculación con mafias de contrabando de hierro que afectaban a la estatal Ferrominera del Orinoco y quien además había sido señalado de manejar un grupo de compañías que habían concentrado las contrataciones del Ejecutivo bolivarense durante el mandato de Rangel Gómez, que comenzó en 2004 y aún sigue después de su segunda reelección de 2012. Mustafá está preso a la espera del juicio que solicitó la Fiscalía en su contra y sus bienes fueron objeto de medidas de aseguramiento. El coronel retirado Escalante Pérez apareció después en la escena cuando compró, en noviembre de 2012, 27% de las acciones de Fármacos Venenceres. Al cabo de un mes el capital social fue incrementado a 4 millones de bolívares a cargo de las cuentas por pagar a los socios. Casi un año más tarde, -en octubre de 2013,- todos vendieron la compañía a otro empresario: Héctor Luis Monsalve, entonces de 32 años de edad. Una contradicción en la información pública genera dudas sobre la participación del ex vicepresidente de Cadivi en Alimentos Venenceres: una ficha actualizada de la empresa en el Registro Nacional de Contratistas lo identifica como uno de los accionistas y como gerente general de la firma. Su nombre, sin embargo, no aparece mencionado en el expediente que reposa en los registros mercantiles de Valencia. Como gerente de la importadora de alimentos sí se menciona a otro de los Ortega González: Miguel Arturo.  
Expediente cambiario 
La trayectoria de Alimentos Venenceres y Fármacos Venenceres ante Cadivi se puede reconstruir a partir de la última lista de beneficiarios publicada hace 2 años por el eliminado organismo. A la primera compañía le aprobaron en 2011 poco más de 213.000 dólares, pero al año siguiente las asignaciones aumentaron en más de 8.000% hasta alcanzar el pico de 17,6 millones de dólares. La empresa no tuvo actividad alguna en su primer semestre de existencia, según revelan sus balances. La segunda de las firmas nunca había recibido un centavo hasta 2012. Como ella, otras 556 compañías obtuvieron por primera vez autorizaciones del organismo público ese año. La empresa de Arias Delgado, a diferencia de las demás, se situó entre las 20 a las que se le destinó mayor cantidad de dinero. Una información consta en su expediente: Fármacos Venenceres no reportó ni una sola venta desde su creación ni tampoco a lo largo del año cuando le asignaron 5,9 millones de dólares. Ambas firmas hubieran tenido limitaciones para acceder hoy al Sistema de Complementario de Administración de Divisas I, Sicad I, que exige a las solicitantes existencia mínima de 2 años: Alimentos Venenceres no hubiese podido comenzar a gestionar las asignaciones sino a partir del primer semestre de 2012 y su melliza hubiera podido solo a finales de ese año. El requisito sobre la antigüedad forma parte de las regulaciones con las que el gobierno ha intentado atenuar la corrupción en los esquemas de control cambiario. Para la época además los empresarios contaban con otras fórmulas para obtener divisas como el mecanismo de compensación regional Sucre, que permitía hacer negocios con países como Ecuador. También había quien tenía músculo financiero propio para abordar operaciones con divisas.  
Sedes esquivas 
La página web de Alimentos Venenceres está fuera de servicio. En consultas previas se pudo constatar que la empresa aseguraba poseer “oficinas en todo el país”. Ubicar su sede principal, sin embargo, resulta difícil. El domicilio de la compañía desde su fundación hasta el presente ha sido el mismo de acuerdo con su expediente mercantil: la oficina 2-16 del segundo nivel del Centro Comercial Otama, localizado en la urbanización El Viñedo, una zona residencial y comercial acomodada de la capital carabobeña. En el documento constitutivo de Fármacos Venenceres se indica que la sede original quedaba exactamente en ese mismo local, aunque en noviembre de 2012 se mencionó una mudanza de apenas metros de distancia: al local vecino identificado como 2-17. La visita que se realizó el miércoles a esos inmuebles es reveladora. La puerta del primero se encuentra cerrada y a través de una ranura se pudo observar el interior: lucía como un lugar vacío. Ningún letrero en el exterior identificaba la importadora. La segunda oficina tampoco tiene identificación comercial. Estaba abierta, pero daba una impresión diferente: se encuentra en proceso de remodelación. Hay trabajadores que se dedican a la instalación de cableado eléctrico y de lozas en el piso y pareciera que el proyecto en marcha es unir los dos locales. Los nombres de Alimentos Venenceres y Fármacos Venenceres no resultaron familiares para el personal de construcción, pero tampoco para los vigilantes del edificio. “No conocemos esas empresas”, respondieron cuando se les consultó. Uno de los encargados de las obras aclaró que ambos inmuebles pertenecen, en realidad, a una firma llamada Omega Capital. La consulta del expediente mercantil de esa compañía permitió confirmar que fue constituida en Valencia en noviembre de 2010 y que sus responsables declararon que la sede se encuentra en la oficina 2-16. Es decir: en el mismo lugar de Alimentos Venenceres y donde operó en principio Fármacos Venenceres. Un dato no puede pasar inadvertido: entre los propósitos de Omega Capital está la administración de sistemas de compensación alimentaria a través de tarjetas electrónicas, tal como lo hacía la empresa Credilab, de los hermanos Ortega González. Omega Capital reformó sus estatutos poco después para incluir la posibilidad de realizar operaciones ante otra instancia del control cambiario: el Sistema de Transacciones de Títulos de Moneda Extranjera, Sitme, eliminado porque el gobierno consideró que se trataba de otro desaguadero para empresas de maletín. La compañía funciona temporalmente en otro local del Centro Comercial Otama: hasta allí se llegó esta semana para ubicar a su presidente, Juan Carlos Palmegiani. No se pudo localizar. La venta de Fármacos Venenceres en diciembre de 2013 estuvo acompañada por un cambio de sede al local P4-L18 Centro Comercial Mediterranean Plaza. Se le visitó, pero igualmente estaba cerrado, sin personal y en obras de refacción. Un cartel pegado en las puertas de vidrio aumenta la confusión, porque refiere a la otra compañía. Dice así: “Alimentos Venenceres. Cerrado por remodelación”.  
Las transacciones 
Hotel Tasca Restaurant Don Gabriel, Abastos Mi Estación y Servicios y Suministros Aragua. Esa es la lista de clientes que fueron atendidos por Alimentos Venenceres en 2011, de acuerdo con su ficha en el Registro Nacional de Contratistas. La base de datos oficial muestra la información del salto que más tarde dio la importadora cuando obtuvo los contratos de venta de atún marca Gustamar -en presentación de 170 gramos- para Mercal. La compañía del coronel Arias Delgado apenas había modificado su objeto social en marzo de 2011 para incluir entre sus actividades la siguiente: “La compra, venta, importación, exportación y comercialización en materia pesquera y acuícola”. Eso no le impidió obtener pocos meses después la confianza de la red gubernamental, que lo escogió como intermediario en el despacho de los productos pesqueros de otra empresa privada: Asiservy, la cual tiene sede en Manta, Ecuador, y es una de las 10 mayores exportadoras atuneras en ese país. Un informe elaborado por la sociedad mercantil ecuatoriana el año pasado, con motivo de una emisión de acciones, refleja la envergadura de los negocios. Se menciona a Alimentos Venenceres como un comprador que hizo “pedidos fuertes” de atún en conserva por 2,5 millones de dólares: “El cliente incrementó el inventario durante el primer trimestre de 2012 equivalente a más de un año de ventas”. Import Genius, una de las mayores bases de datos globales sobre comercio internacional, posee información clave acerca de adquisiciones hechas por empresas venezolanas en el exterior. Sobre Alimentos Venenceres indica que recibió entre febrero y mayo de ese año en Puerto Cabello por lo menos 659 toneladas netas de atún procedentes de Ecuador por un precio aproximado de 4,8 millones de dólares sin incluir seguros ni fletes. Los cálculos basados en esos datos indican que cada kilogramo neto costó cerca de 7,3 dólares. Además de Cadivi, los empresarios pudieron acudir al Sucre o recursos propios para la negociación: el viento les sopló a favor en un mercado en el que, según expertos, no es sencillo obtener licencias si se es principiante. El negocio de las compras de atún de Ecuador para Venezuela es millonario. De ese país procede más de 90% de las importaciones del producto: las adquisiciones escalaron a un promedio anual de 106 millones de dólares y 19.000 toneladas entre 2004 y 2013, de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística. Asiservy y otras compañías dedicadas a la exportación atunera fueron visitadas en Manta en mayo de 2012 por una comisión oficial venezolana entre cuyos integrantes se encontraban el coronel Heber Aguilar, entonces vicepresidente de Producción y Distribución de Pdval, y el mayor Andrés Morfe, para la época director de Comercialización y Logística de CASA. El Ministerio de Alimentación, según documentos oficiales, admitió que ese año procuró estimular las compras con el uso del Sucre, pero no precisó en qué volumen.  
Negocios de peso 
Más allá de los contratos para atún ecuatoriano, el fuerte de Alimentos Venenceres fue la adquisición de implementos agrícolas. La firma, según Import Genius, informó en las aduanas venezolanas sobre importaciones de por lo menos 18 millones dólares y 452 toneladas netas en 10 aranceles relacionados con ese tipo de bienes: más de 85% se concentró en 5 de esos códigos que incluyeron sistemas de riego, aparatos portátiles para agricultura, gradas de discos ¬que se emplean para preparar la tierra para la siembra¬ y máquinas para preparar alimentos para animales y de otros tipos. Las compras mayoritariamente procedían de China y Panamá y entraron al país por Puerto Cabello. El catálogo en línea de la empresa mostraba, entre otros, productos como segadores Bush Hog y rastras Tuf Line. No se dejaba claro, sin embargo, cuáles eran los clientes a los que se había servido: tampoco esa información se señala en la ficha del Registro Nacional de Contratistas, que sólo refiere a los contratos para la venta del atún a Mercal. Una comparación entre los datos disponibles en Import Genius y el INE sobre precios FOB ¬sin fletes ni seguros¬ puede dar una idea de la escala de las operaciones de Alimentos Venenceres. El país importó un total de 33,2 millones de dólares en sistemas de riego en 2012 y la empresa manifestó haber hecho adquisiciones por 3,9 millones de dólares. Es decir: más de 10% del total de las compras nacionales, que para ese año cayeron a prácticamente la mitad de lo adquirido en 2011. Una proporción semejante se obtiene cuando se analiza el arancel de gradas de discos. A territorio venezolano ingresaron 18,1 millones de dólares hace 2 años y la empresa declaró compras por 1,8 millones de dólares: otra vez un aproximado a la décima parte. En el caso de los equipos portátiles de agricultura, la participación fue incluso mayor: a toda Venezuela se despacharon 16,9 millones de dólares y la firma aseguró que sus cargas tenían un valor cercano a 3,2 millones de dólares, lo que representa 20% del total. En las categorías de máquinas para elaborar alimentos para animales y de otros tipos, la importadora refrendó la compra de más de 3,7 millones de dólares y 2,2 millones de dólares, respectivamente: fueron montos equivalentes a 6% y 5% de las importaciones venezolanas. El surgimiento de nuevas empresas dedicadas al negocio de las maquinarias e implementos para las labores del campo no se tradujo, sin embargo, en mejoras duraderas para los productores. Voceros gremiales se han quejado en repetidas ocasiones de que el mercado está gravemente desabastecido y que incluso tienen que reciclar partes y piezas para poder operar: el resultado son las dificultades para producir en el campo los alimentos que demanda el país.  
Cuestión de salud 
Cuando se escribe el nombre de Fármacos Veneceres en los buscadores de Internet, no es posible hallar una página web de la compañía. No hay datos en línea sobre sus clientes ni sobre la naturaleza de sus actividades. Tampoco aparece la firma cuando se consulta el Registro Nacional de Contratistas, en el cual deben estar inscritas todas las sociedades mercantiles que pretendan hacer negocios con órganos del Estado. Su nombre sugiere que se trata de una corporación farmacéutica, pero en realidad funcionó durante 2012 como una importadora de equipos médicos. Import Genius indica que la empresa declaró importaciones de por lo menos 9,8 millones de dólares a precios FOB: 6,1 millones de dólares correspondieron al código arancelario de aparatos de exploración con ultrasonido o para realizar ecografías. Un punto permite la comparación con su melliza de alimentos: las importaciones nacionales de ese tipo de equipos fueron de 56 millones de dólares. En otras palabras: la compañía manifestó que había adquirido un monto que es equivalente a más de 10% de las compras del país, según se desprende de la base de datos comercial. Las otras importaciones fueron realizadas en aranceles correspondientes a equipos denominados electrocardiógrafos, electromédicos, aparatos de rayos ultravioletas o infrarrojos y a una última categoría genérica que se denomina “Los demás”. Una aparente contradicción entre los estados de situación patrimonial y de resultados de la compañía de finales de 2012 puede advertirse si se revisa el expediente mercantil: en el primero se señala un inventario de mercancía de casi 38 millones de bolívares, pero en el segundo se señala que no hay mercancía disponible, a pesar de que tampoco se reportaron ventas que pudiesen agotar los inventarios. Muchos pacientes con necesidades podrán también preguntar qué pasó.  
El cuestionario 
Un cuestionario de 13 preguntas fue remitido a la abogada Mary Herrera, quien se identificó en una llamada telefónica como representante jurídica y asesora tributaria y aduanera de Alimentos Venenceres y Fármacos Venenceres. A través de ella se intentó hacer contacto directo con los antiguos y actuales accionistas de las firmas, pero no fue posible lograrlo. La profesional explicó que todos estaban fuera del país o que eran de difícil localización y que estaba facultada para asumir la vocería. Declinó la oferta de una entrevista telefónica y envió el viernes su dirección de correo electrónico para que se le hicieran llegar las inquietudes periodísticas. Así se hizo, pero, para el cierre de la edición impresa, no se había obtenido respuesta. ¿Cuáles fueron las cantidades de alimentos, implementos agrícolas y equipos médicos importados por las compañías? ¿Se usaron dólares preferenciales para las compras de atún ecuatoriano que después fue vendido a Mercal? ¿Cuáles son los otros clientes de las firmas a los que se han vendido los bienes importados con divisas entregadas por el gobierno? ¿Las relaciones de los accionistas con autoridades gubernamentales ayudaron a facilitar las gestiones ante los órganos oficiales? Herrera, antes de solicitar el cuestionario, solo había adelantado que contenedores de la compañía, con productos adquiridos con y sin dólares Cadivi, fueron inspeccionados por el gobierno y motivaron una actuación administrativa ante la cual habían apelado. Dijo además que Alimentos Venenceres tenía nuevo propietario, aunque no se localizó rastro de ninguna transacción en el registro mercantil ni en la ficha del Registro Nacional de Contratistas. Tampoco pudo precisar cuándo ocurrió la venta. Al general Félix Osorio, quien fue reemplazado hace un mes de su cargo como ministro de Alimentación, se le enviaron cuatro mensajes esta semana a su teléfono personal y su correo electrónico. No se recibieron respuestas. A la esposa del coronel Manuel Barroso se le hizo llegar el miércoles una solicitud de entrevista para su esposo, la cual tampoco fue contestada para el cierre de la edición impresa en la que se publicó este trabajo. Las puertas para todos siguen abiertas. Interpromotions Ltd y Solutions B & C Ltd son dos compañías que registró el empresario carabobeño Paul Miguel Ortega González en uno de los mayores paraísos fiscales del Caribe: las Islas Vírgenes Británicas. Los nombres de las empresas son citados en una gran base de datos que construyó el Consorcio Internacional de Periodistas (ICIJ) en 2013, gracias a una filtración de información que fue 160 veces más grande que la de Wikileaks. La organización lideró un conjunto de investigaciones a las que denominó “Off Shore Leaks” y que incluyeron un análisis de 2,5 millones de documentos, entre ellos 130.000 registros referidos a compañías que operan en paraísos fiscales y sus clientes desplegados en 140 países. El nombre de Ortega González -de acuerdo con la base de datos de la organización periodística- es mencionado como director y accionista de Interpromotions para 2003 y como socio de Solutions B & C Ltd para 2004, aunque no se aclara si todavía está vinculado con ellas. Ambas tienen sede en Road Town y fueron creadas en Tórtola. Los datos filtrados indican que las dos sociedades fueron constituidas con los servicios de Portcullis Trustnet, consultora de asesoría financiera. Expertos aseguraron que, en realidad, se especializa en ofrecer empresas para los extranjeros, de manera expedita y confidencial. El servicio consiste en hacerlos propietarios de firmas constituidas y prestas para la venta a las que comúnmente denominan “shell-companies” o empresas-fachada: “Se usan para disimular capitales que se envían a ellas o para ahorrar impuestos gracias a las facilidades que dan las autoridades”. Ortega González se integró en 2007 como socio de la compañía Credilab, cuyo accionista mayoritario era Yamal Mustafá, empresario acusado por la Fiscalía de ser cooperador inmediato en los delitos de peculado doloso, concertación de funcionario público con contratista y asociación para delinquir durante la gestión de Radwan Sabbagh, ex presidente de Ferrominera del Orinoco también procesado por la venta ilegal de hierro. El carabobeño también figura como socio de la empresa Alimentos Venenceres, cuya propiedad comparte con el teniente coronel retirado Carlos Arias Delgado, quien fue compañero de promoción de Manuel Barroso, antiguo presidente de Cadivi, y del general Félix Osorio, presidente de Mercal. La firma, creada en junio de 2010, recibió más de 17 millones de dólares preferenciales en 2012 y contratos para la venta de atún para la red gubernamental de alimentos. La investigación realizada por ICIJ -con el concurso de las periodistas Emilia Díaz y Marina Walter- arrojó que los venezolanos destacaban como depositantes o representantes de empresas con sede en paraísos fiscales: al menos 192 personas y 114 compañías figuraban en jurisdicciones “off shore”, especialmente en las Islas Vírgenes. El trabajo periodístico verificó que han existido casos investigados en Venezuela en los que se utilizaron empresas registradas en Portcullis Trustnet para resguardar los dineros. Uno es el conocido como “La Vuelta”, un esquema de fraude financiero (pirámide) contra 500 personas, dirigido por Samuel Maya en Maracaibo a través de la empresa Auto Leasing en 2005. La compañía captaba dólares -con retorno de 20% a 30%- y luego redirigía el dinero a la empresa Polaris Consulting Management, según reportó el diario El Nacional.