miércoles, 1 de setiembre de 2010

Caen aceleradamente los saldos bancarios de la Tesorería Nacional


VenePirámides
Los recursos de la Tesorería Nacional reflejan una caída en términos nominales de 31,4% al pasar de 40.704 millones de bolívares fuertes a Bs.F. 27.894 millones en un período de dos años y cuatro meses.

En un boletín del Banco Central de Venezuela (BCV) se destaca que desde al año 2007 hasta abril de 2010, las reservas del Tesoro evidencian una disminución significativa. En 2008 esta cuenta finalizó el período en 33.214 millones de bolívares fuertes y en 2009 cerró en Bs.F. 29.445 millones, según reportó el diario El Mundo Economía y Negocios (pore suscripción).

Analistas consultados explican que esta desacumulación de recursos de la Tesorería Nacional obedece a una mayor utilización de los recursos en bolívares debido a la caída de los ingresos provenientes de las exportaciones petroleras.

Gracias a los llamados "petrodólares", el Gobierno pudo acumular una gran cantidad de recursos en bolívares. Sin embargo, la disminución de los ingresos por petróleo ha obligado a la administración central a recurrir al uso de los fondos en moneda local que se venían acumulado de años anteriores.

En el año 2007 y hasta principios de 2008, Venezuela contó con altos precios del crudo de hasta más de 100 dólares. Al final del año 2008, el promedio fue de 84 dólares y en 2009 se colocó en 56 dólares. Se observa que el deterioro de los precios del petróleo en los mercados internacionales hizo que el Gobierno recurriera más al uso de estos fondos denominados en bolívares.

Ahora, en el año 2010, pese a que los precios están en niveles similares a los de años anteriores, los ingresos petroleros continúan a la baja.

Se debe recordar que además una parte importante de esos recursos se encuentran aún en las cuentas por cobrar de Pdvsa (Petrocaribe), lo que hace que los ingresos fiscales por este concepto sean menores.

Más fondos, más gasto

El Gobierno ha obtenido recursos extraordinarios por concepto de devaluación, lo cual ha permitido que los créditos adicionales (los cuales se nutren de los fondos creados por el Ejecutivo), no hayan acabado con las reservas del Tesoro. Hasta el mes de agosto los recursos extraordinarios alcanzaron un monto de 33.000 millones de bolívares fuertes.

A pesar de que la cifra de los créditos adicionales supera con creces lo aprobado hasta el mismo período de 2009, se observa que hasta el mes de julio el gasto fiscal que reportaba la Tesorería Nacional disminuyó 16% en términos reales, lo que hace suponer que el Gobierno pudiera ejecutar un mayor desembolso para el segundo semestre del año.

Ecoanalítica recuerda en un informe que la Oficina Nacional del Tesoro indicó que al cierre de 2009 el Gobierno disponía de 39.500 millones de bolívares fuertes en distintos fondos y cuentas que normalmente utiliza para financiar créditos adicionales.

Mientras que el Ministerio de Planificación y Finanzas suministra información sobre los recursos en dólares líquidos (no comprometidos y cuyo manejo tiende a ser más opaco), señala que para 2009 el Gobierno acumulaba unos 10.260 millones de dólares repartidos de la siguiente manera: $4.830 millones en el Fonden, $1.130 millones en la Tesorería Nacional, $2.770 millones en Bandes y $1.530 millones en el Fondo Chino.

No obstante, estas cuentas han cambiado. Ahora también se cuenta con el nuevo Fondo Independencia, en donde se depositan las ganancias cambiarias de Pdvsa, que a julio tendría Bs.F. 30.000 millones, aproximadamente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario