domingo, 31 de julio de 2011

En medio de una demanda brutal por la asfixia del control de cambio, un banco ruso sin experiencia en el tema maneja la emisión más grande de deuda de la República

VenePirámides
La demanda del Bono Soberano 2031 por 4,2 millardos de dólares triplicará la oferta, según cálculos extraoficiales del sistema financiero y del Ministerio de Planificación y Finanzas.

El viernes el Dibise, Dispositivo Bicentenario de Seguridad Ciudadana, envió un alerta al despacho de Carmelitas sobre el colapso en las entidades financieras ante la insistencia de clientes en adquirir el nuevo papel emitido por la República. Según el informe hubo reyertas en tres agencias, cuando no hubo línea para realizar las transacciones en esas oficinas.

En algunas sedes no recibían operaciones por taquilla, sino que todo el personal estaba dedicado a atender a los usuarios. Los portales de algunos bancos por Internet colapsaron ante el exceso de tráfico para hacer las transacciones necesarias con el fin de adquirir el título.

La demanda de este nuevo bono tomó por sorpresa a las autoridades del Ministerio de Finanzas, que estudiaban cómo será la asignación, trascendió. Los montos otorgados serán bajos y algunas empresas que han solicitado grandes montos podrían quedar fuera de la asignación, dijo una fuente bancaria. Este nuevo bono tiene un valor de 100% y su cupón (tasa de interés) es de 11,95%. La recepción de órdenes concluye hoy y el lunes serán anunciados los resultados.

El banco ruso Evrofinance Mosnarbank, uno de los coordinadores de la entidad, tiene 50% de capital venezolano. La adquisición la hizo el Ministerio de Planificación y Finanzas el año pasado con recursos del Fondo de Desarrollo Nacional. No existe documento público que especifique cómo se concretó la operación y cómo se garantizará que los recursos del fondo sean reinvertidos y no se produzca una pérdida a la nación.

No está claro si este banco autorizado para efectuar transacciones comerciales, pueda ­en cumplimiento de la legislación bancaria venezolana al operar como coordinador de la emisión. Si bien comparte el rol con el Deutche Bank, ha tomado por sorpresa su presencia en esta negociación en la que no tiene ningún tipo de experiencia como banco de inversión, según reportó el diario El Nacional. En todo caso, eso es irrelevante: como es uno de los proyecticos del Comandante tiene patente de corso para hacer lo que le venga en gana, independientemente de su legalidad.

4 comentarios:

  1. El Banco Ruso fue autorizado, por el Min Finanzas un día antes de la emisión de B. 2031, esta en Gaceta Oficial, queda preguntarse quien o quienes se quedan con la comisión, sera la Mafia Rusa de Pudin junto con la de los Hermanos Castro y los Boliburgueses, que asco de país, todo en un Guiso.

    ResponderEliminar
  2. Deberian publicar el listado de esas supuestas empresas PRODUCTIVAS que recibieon hasta 4.5 MM US$... Habrian muchas sorpresas.. metieron alli ferreterias, mayoristas genericos, repuesteros, empresas inactivas, etc etc

    ResponderEliminar
  3. A ver..
    CADIVI esta liquidando bastante puntualmente las importaciones de los sectores productivos de salud y alimentos (ESO ME CONSTA PERSONALMENTE).
    Los certificados de no produccion (ex MILCO) estan siendo otorgados en cantidad razonable en menos de 1 mes y las liquidaciones ALD tardan no mas de 4 semanas.
    Asi que pregunto: CUAL USO TENDRAN LOS BONOS OTORGADOS en volumen tan elevado (4.5MM US$ por empresa) a estos supuestos sectores productivos?? Seran usados para importar? Para sacar dividendos? Para atesorarlos?

    Lo curioso es que varios bancos ofrecieron financiarlos a esos sectores (presumo que con los fondos de los que quedaron fuera de la selecta Categoria 1).

    ResponderEliminar