sábado, 16 de julio de 2011

Chávez saqueará USD 1.5 billones del BCV para gastarlos desde el FONDEN como le dé la gana

VenePirámides
El Presidente de la República, Hugo Chávez, anunció en Consejo de Ministros que el Banco Central de Venezuela le transferirá al Fonden, un fondo que maneja directamente el Ejecutivo, mil 500 millones de dólares provenientes de las reservas internacionales.

En 2005 una reforma legal estableció que los dólares que superen el monto establecido como óptimo para las reservas internacionales deberán ser transferidos al Fonden al cierre de cada semestre para cubrir planes de inversión.

"En el primer semestre de 2011 las reservas internacionales cerraron en 28 mil 658 millones de dólares y el nivel adecuado de reservas está en 27 mil millones", dijo Chávez.

El Banco Central alimenta las reservas recibiendo dólares que obtiene Pdvsa a través de la venta de petróleo; a cambio, le entrega a Pdvsa bolívares que luego llegan a manos del Gobierno.

El resultado es que al tomar los dólares registrados como reservas en el BCV, sin depositarle bolívares a cambio, como hace la administración de Hugo Chávez, en la práctica se utilizan dos veces las mismas divisas, un paso que de acuerdo con analistas tiene consecuencias importantes.

Una vez los bolívares entran en la economía existe una mayor cantidad de recursos detrás de los mismos productos, una ecuación que se traduce en aumentos de precios.

En enero el Banco Central de Venezuela transfirió 2 mil millones de dólares al Fonden correspondientes al ejercicio del segundo semestre de 2010, de tal forma, que una vez se concrete el nuevo desembolso habrá una inyección total de 3 mil 500 millones de dólares en lo que va de año.

Los aportes del Banco Central a los bolsillos del Gobierno no se limitan a la entrega de reservas internacionales, también incluirán la transferencia de 109,9 millones de bolívares al Tesoro por concepto de utilidades cambiarias.

El origen de las utilidades cambiarias está en que el Banco Central aplica un método contable según el cual los dólares que vende hoy son los adquiridos tiempo atrás, por lo tanto, la devaluación de principios de año genera dividendos a repartir.

Analistas estiman que las ganancias cambiarias no son más que dinero contable que impulsa la inflación, puesto que bastaría con establecer que el dólar que el Banco Central vende hoy fue el que adquirió más recientemente para que el beneficio se esfume.

El Banco Central también realiza aportes al Ejecutivo mediante el financiamiento a Pdvsa, empresa a la que en repetidas oportunidades le ha comprado pagarés.

En la mayoría de los países se prohibe que los bancos centrales financien al Gobierno, porque para hacerlo crean billetes sin respaldo.

El monto exacto de los recursos que el Banco Central le ha inyectado a Pdvsa no se conoce porque el instituto emisor ha dejado de publicar las estadísticas que dan cuenta del financiamiento.

Durante los últimos doce meses el Banco Central no ha publicado las fuentes de la base monetaria, un indicador que reflejaría si el Banco Central ha financiado al Gobierno o a empresas públicas como Pdvsa.

La última reforma a la Ley del Banco Central abrió la puerta para que se fabriquen billetes que solventen problemas de caja en empresas públicas estableciendo en el artículo 49 que el instituto emisor puede "otorgar créditos con garantía de títulos de crédito emitidos por la República o por sus entes descentralizados", según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario