miércoles, 27 de julio de 2011

Emergencia en la faja "justifica" que se obvien las licitaciones y los contratos se otorguen a dedo

VenePirámides
El plan de Petróleos de Venezuela para obtener una producción temprana en los nuevos proyectos de la faja del Orinoco presenta retraso. Si a la paralización que muestran las inversiones se añade la demora con la que se hizo la licitación de los bloques Carabobo y la adjudicación de las áreas del Junín, la tardanza se aproxima a los cuatro años.

Frente a esta situación la directiva de la empresa intenta, desde 2010, agilizar las inversiones, primero mediante una exigencia por escrito que el año pasado hizo el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, a las empresas socias de Pdvsa; y ahora con una declaratoria de emergencia por tres meses, que un cable de la agencia de noticias Reuters difundió hace una semana.

Pdvsa no ha emitido una declaración oficial sobre esta decisión, pero fuentes vinculadas al sector contratista aseguran que la medida fue tomada para acelerar los procesos de contratación de las empresas mixtas, con el fin de justificar legalmente el uso de la adjudicación directa en vez de la licitación. Igualmente, desde hace más de un mes se emprendió una reorganización de Pdvsa en la cual se da prioridad a los yacimientos de crudos pesados y extrapesados y su mejoramiento en mezclas más livianas.

"En el caso de la faja no podíamos seguir con la organización que teníamos y por eso creamos la Dirección General de la Faja y divisiones con los campos que se encuentran allí: Boyacá, Carabobo, Junín y Ayacucho", señaló Ramirez a principios en abril cuando confirmó los cambios que adelantaba la corporación.

La Ley de Con- trataciones Públicas considera como emergencia un proyecto u obra ejecutada por algún organismo del Estado, cuando se observe que hay paralización total o parcial, y se estipula que para reanudarla se permite el uso de la figura de la adjudicación directa para acelerar el proceso de contratación y los desembolsos con las empresas proveedoras o prestadoras del servicio.

"La emergencia comprobada deberá ser específica e individualmente considerada para cada contratación, por lo que deberá limitarse al tiempo y objeto estrictamente necesario para corregir, impedir o limitar los efectos del daño grave en que se basa la calificación", indica el artículo 78 de la referida legislación. "Su empleo será solo para atender las áreas estrictamente afectadas por los hechos o circunstancias que lo generaron, y deberá ser participada al Servicio Nacional de Contrataciones dentro de los 10 días hábiles siguientes a la suscripción del contrato", agrega la ley.

La información en la que coinciden fuentes del sector petrolero indica que hasta el momento Pdvsa no ha enviado al SNC los contratos porque la medida de emergencia aún requiere el aval del Ejecutivo como, por ejemplo, ocurrió con el decreto aprobado para el sector eléctrico a principios de 2010.

Como una manera de refutar cualquier problema en la faja, el ministro Ramírez ha mantenido que los primeros barriles de la producción temprana se obtendrán este año en el caso de Carabobo, y el próximo para Junín, pero representantes de las compañías transnacionales socias de Pdvsa en la faja del Orinoco contradicen al funcionario en cuanto al tiempo.

Un primer ejemplo de lo anterior ocurrió el 14 de julio cuando Ramírez, al firmar un financiamiento de 2,5 millardos de dólares por parte de la italiana ENI, anunció que en el área de Junín 5 se comenzaría a extraer también 50.000 barriles diarios en 2012, pero un comunicado de esa firma señala que "la fase de producción temprana de 75.000 barriles por día empezaría a finales de 2013".

Antes, hubo una situación similar con Chevron. Hace más de dos meses, Ramírez dijo: "Para finales de este año habíamos hablado de unos 50.000 barriles diarios de producción temprana fundamentalmente en Carabobo, que es donde está la infraestructura y donde hemos avanzado más rápido".

Ali Moshiri, presidente de Chevron para América Latina, sin embargo, habló de otra fecha en una declaración al diario El Universal. "Tendremos 50.000 barriles diarios de producción del bloque Carabobo para septiembre de 2012", expresó.

Reportes financieros indican que la firma Oil India, socia con Repsol de España y Petronas de Malasia, en otro bloque del área Carabobo, mantiene "sin gastar" el presupuesto que disponía este año para esa exploración petrolera por la indefinición de Pdvsa.

A esta situación se agregan problemas para levantar la producción y para mejorar los niveles de refinación, que alcanzan 66% de la capacidad.

Las agencias internacionales han comenzado a reconocer un volumen de producción más elevado al de 2,3 millones de barriles por día, pero aún no hay consenso sobre la cifra de 2,9 millones de barriles diarios que refiere Pdvsa, según reportó el diario El Nacional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario