domingo, 8 de marzo de 2009

La estafa del Bolívar “fuerte” (Menos mal que no lo llamaron Bolívar "macho")


Uno de los mayores engaños y fraudes cometidos por la administración de Hugo Chávez fue la llamada introducción del Bolívar “fuerte”, que no fue otra cosa que la eliminación cosmética de tres ceros (000) en las expresiones monetarias de Venezuela. El cambio de moneda no vino acompañado de ninguna medida macro-económica para fortalecer la moneda sino, muy por el contrario, un programa sistemático de reducción de las reservas internacionales que lo respaldan y un incremento del gasto fiscal apoyado en la emisión de dinero inorgánico.

Hace varios días, The Devil’s Excrement publicó un extraordinario post en el que hace un análisis con una visión de largo plazo sobre las reservas internacionales de Venezuela y la liquidez monetaria. Sobre la base de la interpretación del gráfico, que contiene data desde los años 70, puede verse cuánto respaldo han tenido los Bolívares en circulación. Un valor de 1.0 significa que por cada USD en reserva hay una unidad de Bolívares en circulación al tipo de cambio oficial del momento; al actual valor de 3, el gráfico expresa que sólo un tercio de los Bolívares en circulación está respaldado por USD al tipo de cambio oficial.

Ese valor de 3 sólo se había presentado una vez antes, justo antes del “Viernes Negro” en el período constitucional de Luis Herrera Campíns, cuando se produjo una devaluación dramática del Bolívar. El gobierno de Luis Herrera permitió que esta variable se le fuera de las manos a cuenta de que el Fondo de Inversiones de Venezuela tenía unos USD 30 billones en el extranjero y PDVSA mantenía sus cuentas en bancos foráneos. Fue sólo una cuestión de tiempo que la moneda colapsara una vez que el gobierno consumió esas reservas, en la peor devaluación en la historia del país (El tamaño de la caída en el gráfico indica la magnitud de la devaluación).

Jaime Lusinchi, por su parte, corrió la arruga y le dejó el problema a la administración de Carlos Andrés Pérez, al no dejar reservas internacionales y forzar a la administración entrante a devaluar . En este caso el problema no fue exceso de Bolívares en circulación sino que el denominador (USD) desplomó a cero.

Caldera, por su parte, tuvo reservas internacionales, pero la inflación escapó de su control al haber demasiados Bolívares persiguiendo muy pocos bienes y servicios. Cuando Caldera finalmente decidió devaluar la inflación corría a un ritmo de 100% a año, cuando se anualiza la inflación mensual ocurrida entre Diciembre de 1994 y Enero de 1995.

En todas las devaluaciones de gobiernos precedentes, con la excepción de la de Hugo Chávez en el 2002, éstas fueron precedidas por un cambio abrupto en la relación entre M2 y las Reservas Internacionales. Los especialistas llaman esta relación el Tipo de Cambio Implícito, que actualmente orbita en el orden de Bs. 6.56 por un USD.

En los actuales tiempos la inflación experimenta aceleración como consecuencia de la expansión de M2, soportada por los altos precios del petróleo del 2008. Sin embargo, los precios del petróleo han caído dramáticamente en el 2009 y el gobierno ha continuado sustrayendo reservas del BCV al ritmo de USD 12 billones en enero de 2009. La administración pareciera tener unos USD 20 billones en diversos fondos (Fonden, Bandes y PDVSA), pero en realidad la tasa de cambio no es 2,15 sino mucho más alta. El enorme arbitraje entre la tasa de cambio oficial y la del mercado paralelo distorsiona enormemente los valores de intercambio, crea oportunidades de arbitraje irresistibles e indefectiblemente obligará al gobierno a devaluar para mitigar la demanda de divisas y cuadrar las cuentas fiscales. Cuando eso ocurra, la relación M2/Reservas internacionales volverá a la normalidad, a un elevadísimo precio para los venezolanos, consumándose la estafa del Bolívar Fuerte. Otro crímen perfecto sin responsables.

1 comentario:

  1. bueno por eso es que chavez no deja a los venezolanos comprar dolares ni ninguna moneda extranjera o me equivoco de modo que asi logra mantener su fondo de inversiones en el extrajero o por lo menos retrasar lo que es inevitable que haya otra devalucion de la moneda venezolana de dimensiones incomparables esto es basicamente lo que dice este articulo opinen ustedes mismos

    ResponderEliminar