viernes, 12 de noviembre de 2010

Los más ilustres venezolanos descubren el agua tibia y concluyen que Chávez está destruyendo el país

VenePirámides
Las Academias Nacionales, en las distintas disciplinas del pensamiento, decidieron hacer público un estudio sobre el comportamiento actual del país, dirigido fundamentalmente a los hacedores de políticas públicas, con el propósito de "garantizar el desarrollo sostenible de la nación" en las próximas décadas y "mejorar las condiciones de vida" de los venezolanos, señaló el economista Pedro Palma, coordinador y presentador del evento.

En el documento "Propuestas a la Nación", los académicos se refirieron a la "reconstrucción institucional del país", a "la pertinencia de la ciencia y la tecnología en el desarrollo" nacional, y a la "inflación y sus repercusiones en la calidad de vida de la población", entre otros aspectos., según reportó el diario El Universal. Palma, en su condición de presidente de la Academia de Ciencias Económicas, indicó que la finalidad de esos planteamientos "no es criticar, ni fijar posición contraria al Gobierno. Lo único que nos mueve es hacer un aporte útil a la nación y contribuir al progreso de la sociedad".

Ante un nutrido paraninfo -que contó con la presencia de Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela (BCV)- Luis Zambrano Sequín, miembro de la Academia de Ciencias Económicas, aseguró que en "Venezuela se está siguiendo un camino que va en dirección contraria" al combate de la inflación.

"La economía de los controles, y otras formas de intervención en el funcionamiento de los mercados, se ha exacerbado hasta extremos difícilmente justificables en términos de la política económica de estabilización", dijo, "y claramente en oposición de cualquier objetivo de política económica que intente promover el crecimiento económico sostenible".

"El control de cambios, la regulación y el congelamiento de precios de una gran cantidad de bienes y servicios, de los salarios, la imposibilidad de ajustar nóminas y la ausencia de los derechos de propiedad, son factores que han exacerbado las imperfecciones de los mercados, los han hecho aún más incompletos y sobre todo, han estimulado la conducta de búsqueda de rentas por parte de los agentes económicos", adicionó.

El analista y profesor universitario sostuvo en su intervención que "los impactos negativos sobre la capacidad de producción interna son inocultables, tanto en términos cuantitativos como cualitativos".

Y comentó "la reducción en la propensión a invertir y la sustitución imperfecta e incompleta del sector privado por el público, en las empresas y sectores estatizados, explican en buena medida la pérdida de eficiencia de la política fiscal para estimular el crecimiento económico interno y la elevada potencialidad para inducir inflación en las expansiones fiscales y cuasifiscales".

Alarma en el BCV

Zambrano señaló que el "BCV ha perdido su autonomía en los hechos e incluso se ha intentado que la pierda también en las formas". Esta "reversión institucional", apuntó, "no puede ser más alarmante".

En su opinión "se han institucionalizado mecanismos de abierto financiamiento monetario, mediante la transferencia sin contraprestación alguna de parte de las reservas internacionales a la Tesorería Nacional, permitiendo operaciones crediticias entre la autoridad monetaria y entes públicos ejecutores de gastos".

Agregó que es muy frecuente la "intervención del BCV para crear condiciones monetarias que permitan la colocación de emisiones de deuda en el mercado interno, no sólo del Gobierno Central sino de otros entes del sector público, aún en circunstancias que atentan claramente contra los objetivos antiinflacionarios; el BCV opera hoy en la consecución de fines muy distintos al de proteger el valor de la moneda".

Repatriación de científicos

Tras un recuento histórico de los avances tecnológicos y científicos en el país en el siglo XX, Claudio Pifano, miembro de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, consideró necesario "revertir el franco deterioro en que se encuentra" el sistema de ciencia, tecnología e innovación.

Propuso "la reinserción de los científicos y tecnólogos que han emigrado", "la generación y el uso del conocimiento, para asegurar una educación de alto nivel, mejores estándares de vida para la sociedad y la producción de bienes y servicios" y "definir la investigación en hidrocarburos, minería, ambiente, ciencias del agro, como asunto de interés estratégico".

Así como "reactivar los programas de becas -sin distingos políticos- para la formación de recursos humanos".

Por su parte, el vicepresidente de la Academia de la Ingeniería y el Hábitat, Manuel Torres Parra se refirió específicamente al desarrollo sostenible del país de cara al 2030, sugiriendo alternativas para alcanzarlo en materia de crecimiento económico, calidad ambiental, condiciones de vida de la población y diversas recomendaciones sectoriales.


2 comentarios:

  1. Cualquier propuesta de esas pasa por un hecho fundamental: La salida de chavez, desmantelamiento de su gobierno, de sus aparatos de seguridad y sus guerrillas civiles, junto con la baja de todos sus elementos, ademas del desmantelamiento de parte de las fuerzas armadas y policías chavistas. Si no ... olvídense y que la gente que se fue que siga preservando su vida y viviendo mejor fuera de aquí, y que preparen la llegada de nosotros, porque no tenemos ni merecemos vivir como vivimos en Venezuela.

    ResponderEliminar
  2. El anonimo anterior fue muy claro..nada que agregar.
    Las dictaduras suramericanas del siglo XX (exceptuando Cuba) fueron más respetuosas del ciudadano, del contrato social, de los derechos humanos, que este adefesio de regimen politico basado en prepotencia, militares, falta de legalidad y destruccion de todo aquello que funcionaba.
    Los academicos debieron haber hecho ese documento en el 2003 cuando comenzó la caida vertical de la calidad de vida en el pais.

    ResponderEliminar