lunes, 21 de mayo de 2012

Empresas multinacionales en Venezuela: atrapadas sin salida

VenePirámides 
Las empresas extranjeras que operan en el país se han quedado sin opciones para cambiar a dólares los beneficios en caja y transferir ganancias a sus casas matrices. Cadivi ha dejado de aprobar divisas para este fin y las emisiones de bonos ya no son una opción. Hasta ahora las multinacionales podían adquirir con bolívares parte de los bonos en dólares que a lo largo del año colocan Pdvsa o Finanzas y así repatriar parte de los dividendos, pero las condiciones de la última emisión, actualmente en curso, señalan que será comprada exclusivamente por el Banco Central de Venezuela y las entidades financieras públicas a fin de alimentar al Sitme.

De acuerdo con un informe de la firma Ecoanalítica, elaborado en marzo de este año, las empresas extranjeras tienen represados dividendos equivalentes a 9 mil 436 millones de dólares, al tipo de cambio oficial, que no encuentran salida. El cerco está ayudando al Gobierno a lograr que las empresas reinviertan parte de las ganancias solicitando dólares para comprar máquinas y equipos, categorías donde Cadivi no está colocando trabas para la aprobación de divisas. El Banco Central afirma que en el cuarto trimestre del año pasado "la categoría de inversión en el país, mostró un considerable incremento de las utilidades reinvertidas". El Gobierno no ha ocultado el deseo de que las empresas extranjeras dejen en Venezuela una porción considerable de las ganancias represadas. En junio de 2011 el Vicepresidente Elías Jaua señaló que se implementarían planes para que las multinacionales puedan "convertir esas utilidades en acciones para constituir empresas mixtas con el Estado venezolano" o "ampliación de su capacidad productiva con apoyo del Gobierno nacional".

Las empresas que no están interesadas en adquirir maquinaria y equipos han optado por evaluar la compra de compañías de menor tamaño que aporten valor a su negocio y, mayoritariamente, toma impulso la compra de inmuebles. Ángel García Banchs, presidente de Econométrica señala que es comprensible que las empresas se vean forzadas a buscar salidas ante la imposibilidad de cambiar a dólares los dividendos. "Si dejan el dinero en la banca o lo invierten en bonos o letras del Tesoro a la vuelta de tres o cuatro años, tomando en cuenta la inflación, el dinero vale menos de la mitad". Desde su punto de vista "lo más recomendable en la situación actual es la compra de inmuebles pero sin colocar todos los huevos en la misma cesta, invertir en varios inmuebles no solo en uno y entrar al inicio del ciclo, antes de que se forme una burbuja inmobiliaria". No duda en señalar que "la compra de maquinaria y equipos me parece una mala opción porque puede que lo utilices poco tomando en cuenta la capacidad ociosa que hay en la industria". 

Si bien el Gobierno busca obligar a que las empresas reinviertan parte de los beneficios represados, está claro que las divisas que Cadivi puede repartir no han aumentado y por tanto, la prioridad es asegurar las importaciones de alimentos y medicinas. La semana pasada el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, reconoció que durante el primer trimestre de este año "le suministramos a Cadivi un monto (de divisas) muy parecido al del año pasado", en momentos en que el gasto público impulsa la demanda. Por los traspasos al Fonden, un fondo con el que el Ejecutivo cubre planes de gasto, el tanque de dólares en efectivo que tiene el Banco Central de Venezuela ha disminuido y por tanto, no es posible incrementar los desembolsos de divisas al sector privado, según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario