miércoles, 15 de junio de 2011

Toda la recaudación de ISLR del 2012 se consumirá en el servicio de la deuda

VenePirámides
Tras recibir la aprobación de la Asamblea Nacional, la administración de Hugo Chávez se dispone a incrementar el endeudamiento previsto para este año en 86,5% y si bien contará con más recursos para gastar, también crecerá el monto a cancelar por intereses en 2012.

Inicialmente el Gobierno había previsto un endeudamiento tope para este año por el orden de 52 mil millones de bolívares pero ahora se añadirán 45 mil millones, es decir, el monto crece hasta 97 mil millones y el aumento en la factura de los intereses a pagar en 2012 es relevante.

Al incluir lo que la República pedirá prestado este año la magnitud de los intereses a cancelar en 2012, tanto por la deuda en bolívares como por los compromisos en dólares, aumentará hasta 48 mil millones de bolívares, es decir, una cifra que igualará o superará lo que el Seniat recaudará por impuesto sobre la renta.

Este año la proyección del Gobierno es obtener por el impuesto sobre la renta de las personas y las empresas 30 mil 220 millones de bolívares y en 2012, explican analistas, a lo sumo la recaudación podría crecer hasta un monto similar a los intereses de la deuda.

En la medida en que los compromisos por el pago de intereses de la deuda crecen disminuyen los recursos que en el futuro podrán destinarse a las necesidades básicas de la población como educación, salud o vialidad.

Al mismo tiempo, la deuda de hoy representa la carga que soportarán las nuevas generaciones en impuestos o devaluación, que es la manera como los gobiernos venezolanos suelen aumentar los bolívares que obtienen por cada petrodólar.

A partir de 2013 el monto que tendrá que pagar el país por la deuda se incrementa porque a la carga de los intereses habrá que sumar vencimientos importantes de capital.

José Manuel Puente, profesor del IESA, explica que en términos del tamaño de la economía y el ingreso por exportaciones la deuda de Venezuela aun no representa un problema pero la carga está creciendo velozmente y en medio de un boom de elevados precios del petróleo.

"Un país muy responsable como Noruega está ahorrando parte de los recursos que recibe por el alza del petróleo. Uno menos responsable no ahorra pero tampoco se endeuda. Uno muy irresponsable no ahorra y se endeuda, eso es lo que está haciendo Venezuela", señala José Manuel Puente.

"Si tomamos en cuenta los resultados del primer trimestre, este año Venezuela recibirá por exportaciones petroleras un ingreso que estará entre 80 mil y 85 mil millones de dólares y justamente en ese contexto se decide aumentar el endeudamiento, es algo muy inconsistente".

El Gobierno ha decidido acelerar el ritmo del endeudamiento cuando, de acuerdo con la balanza de pagos que publicó el Banco Central al cierre del primer trimestre, tiene fondos en moneda extranjera, en el exterior, por el orden de 24 mil 164 millones de dólares.

Ecoanalítica considera que los fondos, en realidad, cuentan con 14 mil 200 millones de dólares y la diferencia con el BCV se fundamenta en que la firma descuenta del monto reflejado en la balanza de pagos dinero que ya está comprometido en distintos proyectos pero que aun no se ha desembolsado.

Tesoreros de entidades bancarias consideran que si en verdad estos fondos existen el nuevo endeudamiento supone un manejo desacertado de las finanzas del país.

Básicamente, explican que en vez de utilizar esos fondos que ganan 1% de interés en el exterior el Gobierno va a emitir nuevos bonos por los que la República tendrá que pagar una tasa superior a 12%.

José Manuel Puente cree que la voracidad fiscal es tal que "se utilizará el ingreso petrolero, los fondos cuasifiscales y se emitirá deuda", según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario