domingo, 19 de junio de 2011

Nuevo logro de la Robolución del Siglo XXI: la deuda llegará a USD 126 billones

VenePirámides
En su reporte fechado el 15 de junio Barclays Capital analiza la tendencia del endeudamiento en Venezuela y explica que entre 2009 y este año la carga total, que incluye los compromisos en bolívares y en dólares de la República, Pdvsa y el financiamiento de China, aumentará 60,9% hasta alcanzar 126 mil 500 millones de dólares.

La bola de nieve no se detendrá, proyecta el banco de inversión, y el año próximo la deuda total sumará 147 mil 500 millones de dólares.

Si bien el Gobierno ha señalado insistentemente que en términos del tamaño de la economía, es decir, del ingreso, la deuda no es relevante, Barclays señala que este año aumentará hasta 49,3% del PIB, una magnitud preocupante.

En los próximos doce meses, anticipa el banco de inversión, el Gobierno y Pdvsa emitirán nueva deuda por el orden de 18 mil millones de dólares.

No obstante hay capacidad de pago y gracias a los altos precios del petróleo la deuda sólo representará al cierre de este año 14,8% de las exportaciones.

Aunque el país cuenta con holgura para cancelar sus compromisos no hay que perder de vista que las cuentas públicas se han deteriorado a pesar de los altos precios del petróleo y Barclays proyecta que este año el déficit fiscal representará 10,9% del PIB y 12% el próximo.

Tras dos años en recesión la economía venezolana logró crecer 4,5% en el primer trimestre de 2011, resultado que Barclays explica por la inyección de gasto público y un rebote estadístico respecto al escuálido resultado obtenido en el primer trimestre de 2010, cuando la crisis eléctrica golpeó la producción de todos los sectores.

El banco de inversión considera que el país se encuentra inmerso en un modelo de crecimiento insostenible que depende del incremento de los precios del petróleo para impulsar la demanda.

"En el corto plazo esperamos que el Gobierno continúe estimulando la economía a través del incremento en el gasto, lo que podría colocar al sector público en una posición más vulnerable en el largo plazo", indica Barclays.

La situación de Pdvsa comienza a ser leída con inquietud por importantes entidades financieras como Bank of America que ha decidido disminuir el peso de los bonos de la empresa venezolana en su portafolio.

Bank of América explica en su último informe que tenía 70% más de bonos de Pdvsa respecto al índice que mide sus inversiones y ahora, esta magnitud disminuirá hasta 30% por una serie de eventos que impactan el flujo de caja y la transparencia de la empresa.

Señala que el flujo de caja se verá afectado por cambios desfavorables en la estructura de las regalías, el incremento de acuerdos bilaterales que reducen las ganancias, la probabilidad de decisiones en contra de Pdvsa en los arbitrajes que están pendientes y presión para que la compañía incremente el gasto social de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

Al precisar las causas que disminuyen la transparencia y la rendición de cuentas la entidad financiera destaca la remoción de la mitad de la junta directiva, la cancelación del contrato con Inspectorate, una empresa independiente que auditaba la producción petrolera y las sanciones que ha aplicado el gobierno de Estados Unidos a Pdvsa por el envío de cargamentos de combustible a Irán, según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario