domingo, 2 de enero de 2011

El BCV admite que el 2010 fue el segundo año consecutivo de recesión

VenePirámides
Por segundo año consecutivo la economía venezolana cierra en rojo. La actividad económica terminó 2010 con una caída de 1,9% con respecto a 2009, tal como lo revelan las cifras preliminares ofrecidas por el Banco Central de Venezuela (BCV) en su mensaje anual.

El Producto Interno Bruto (PIB) en 2009 sufrió una fuerte contracción de 3,3% y aun cuando la estimación de 2010 es inferior, igualmente muestra que hubo menor producción de bienes y servicios en una economía que ya venía cayendo. Pese a esto, el BCV señala que se observan signos de recuperación hacia el corto y mediano plazo.

Según el mensaje de Nelson Merentes, presidente del BCV, el racionamiento eléctrico fue un factor influyente en el resultado del año. Indica también que en la segunda parte del año la agilización en la entrega de divisas ayudó a reactivar el aparato productivo.

Entre los indicadores locales que destacan se cuentan el descenso en un año del consumo final privado en 2,8% y el de la demanda agregada interna en 1,7%.

La actividad económica del sector no petrolero experimentó en 2010 una baja de 1,8%, ligeramente inferior al 2% de 2009. No obstante, sectores clave por su peso como motores económicos y generadores de empleo, registran caídas significativas.

Así, por ejemplo, el sector de la construcción cierra 2010 con contracción de 7,2 puntos del PIB, mientras que el año previo creció 0,2%. El sector eléctrico cierra 2010 con contracción de 5,6% y en el año 2009 tuvo crecimiento de 4,2%.

La actividad petrolera, por su parte, tuvo una desaceleración menor este año (-2,2%) con respecto a 2009 (-7,2%), según refleja el BCV.

En materia de precios el ente emisor reconoce que la inflación anual tendrá una variación de 26,9% con relación a 2009. Se estima que la variación del Índice Nacional de Precios al Consumidor en diciembre es de 1,6%.

Por otra parte, se conoció que Petróleos de Venezuela y el BCV afinan la ampliación de la emisión del bono 2017, con lo cual la industria petrolera cancelaría los pagarés que tiene el instituto emisor, según reportó el diario El Universal.

Esta semana se concretaría la operación que permitiría a la estatal saldar parte de sus obligaciones, que suman 4,4 millardos de dólares.

En octubre Pdvsa realizó una emisión de bonos por 3 millardos de dólares con vencimiento en el 2017 y en el prospecto de la operación anunció que antes del diciembre del año se incrementaría la oferta en 3 millardos de dólares más, con el fin de destinar 2,4 millardos de dólares al Banco Central.

A fines de 2009 Pdvsa emitió unos pagarés por 4,4 millardos de dólares a favor de la Tesorería. A mediados de año el BCV adquirió esos papeles con lo que la deuda de Pdvsa ya no es con la Tesorería sino con el BCV.

La industria en agosto canceló parte de la deuda con otra emisión de bonos, pero todavía falta por pagar. Con esos papeles no solo se atienden las obligaciones, se le permite al BCV tener más bonos para el Sitme.

1 comentario:

  1. A ver si entiendo algo.. el BCV tiene contabilizadas en sus reservas unos BONOS DE PDVSA??

    ResponderEliminar