viernes, 4 de diciembre de 2009

La irresponsabilidad de Mini-Mesmo


VenePirámides
Uno de los actos de mayor irresponsabilidad de la administración del Comandante Chávez es sin duda haber ignorado las situación de los bancos Confederado, Bolívar y Banpro, que se conocía al menos desde el mes de Febrero de 2009, y no haber actuado antes de que los daños causados a estas instituciones fueran irreversibles. En efecto, de la lectura del informe preparado por la DISIP se desprende que ya en el mes de Febrero de 2009 se sabía, sin espacio para dudas, que Ricardo Fernández Barrueco financiaba a sus empresas con recursos de los bancos que controlaba, en flagrante violación de la Ley de Bancos y que, como consecuencia de la autocartera crediticia, los bancos se encontraban en situación de insolvencia.

La pregunta que cabe luego de la lectura del informe que anexamos (paciencia para verlo, pesa 16 MB) es si el gobierno fue inmensamente negligente al dejar de actuar sobre la información contenida en el informe o si, por el contrario, Fernández Barrueco tenía poderosos padrinos en el gobierno que se encargaron de engavetarlo.

En VenePirámides sospechamos que la respuesta correcta es que el informe fue traspapelado, con complicidad a los más altos niveles del Ejecutivo Nacional y que, sólo después de Fernández Barrueco transgrediera los límites de lo que Mini-Mesmo considera aceptable de sus súbditos, cayó en desgracia.

Este documento es parte de la historia de la Cleptocracia del Siglo XXI:


Informe de Experticia Contable

3 comentarios:

  1. Qué cochinada! Este es un país de mercenarios, de saqueadores, jamás saldremos del hueco cuando la moral de los venezolanos cae más y más profundo cada día, qué desgracia de país.

    ResponderEliminar
  2. Eramos felices, y no lo sabiamos!!!

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla el socialismo...
    Solo es malo cuando es de otros...
    Donde estan los financieros socialistas? de seguro que todos son almas nobles que no podian, de ninguna forma, hacer quedar mal su negocio.
    no somos un apis de mercenarios... solo somos un pais donde los mercenarios estan, por ahora, en el poder.

    ResponderEliminar