miércoles, 13 de mayo de 2009

Primer ejecutivo de Stanford International Bank acusado de conducta criminal por un Gran Jurado de USA


Laura Pendergest-Holt, la Chief Investment Officer de Stanford International Bank (SIB), fue acusada por un Gran Jurado Federal por cargos de Obstrucción de Justicia.
Pendergest-Holt, de 35 años de edad, se enfrenta a un cargo de conspiración para obstruir y un cargo de obstrucción, relacionados con la investigación de quien fuera su jefe, “Sir” Allen Stanford, según reportó Bloomberg.
El cargo inicial de Obstrucción de Justicia se produjo tras la reunión que Pendergest-Holt sostuviera el 10 de febrero con representantes de la Securities and Exchange Commission (SEC) en Fort Worth, Texas, a la que fue citada para discutir la cartera de inversiones y estrategias de Stanford Financial Group y el Banco Internacional de Stanford.
Pendergest-Holt supuestamente celebró varias sesiones de planificación con otros ejecutivos de Stanford - identificados en la acusación sólo como Ejecutivos A y B y un abogado de SIB - antes de reunirse con la SEC en Fort Worth y Memphis, Tennessee, en dos fechas en febrero, según la acusación del Departamento de Justicia. En estas sesiones, ella ayudó a preparar documentos que reflejaban la composición del Portafolio III de inversiones de SIB, en el cual estaban alrededor del 80 por ciento de sus activos, de un total de $ 8,5 mil millones.
A los inversionistas se les dijo en materiales de mercadeo que los activos de SIB eran sumamente líquidos, cuando en realidad unos USD 3.200 millones eran inmuebles artificialmente revaluados y otros 1.600 millones una cuenta por cobrar a “Sir” Allen Stanford.
Pendergest-Holt no reveló a la SEC que se habían realizado las sesiones de planificación previas a la reunión o su conocimiento de los activos que realmente componían el Portafolio III.
Estos son los primeros cargos por conducta criminal que se formulan contra algún ejecutivo de SIB.

1 comentario:

  1. Si la pobre no tiene nada que ver con el fraude, serà su madre, o la madre del hijo de puta de Stanford, les deseo que les duela el culo, que les piqui y no tengan manos para rascarse, todo lo peor por haber disfrutado del dinero de personas que de buena fe invertimos en esa porqueria de banco, ladronos, perros, sucios, marranos, que no tengan nunca mas paz

    ResponderEliminar