viernes, 15 de mayo de 2009

La conducta irresponsable y reprochable del Banco Santander en Venezuela


El Banco Santander actúa de manera irresponsable con su clientela, sus empleados y la comunidad al convenir en vender el Banco de Venezuela a la República de Venezuela.
El gobierno de Venezuela ha demostrado de manera continua su incompetencia y negligencia en el manejo de instituciones financieras, de lo cual la reciente intervención del Banco Industrial de Venezuela es sólo un ejemplo. Ha actuado de manera abusiva en el manejo de información privada, como en el caso de las firmas del Referendum Revocatorio, en el cual se perseguido y discriminado hasta el cansancio a los firmantes. Sólo imaginen el uso que el gobierno hará de la información confidencial de depositantes, beneficiarios de créditos, etc., de la cual mucho abunda en los archivos y bases de datos del Banco de Venezuela.
El Banco Santander, sin medir las consecuencia de sus acciones, se proponer venderle al gobierno del Teniente Coronel Hugo Chávez el Banco de Venezuela. Frente a este acto de absoluta irresponsabilidad, VenePirámides propone a sus lectores hacer un boicot al Banco Santander, cerrar las cuentas que tengan en él, y publicitar la conducta mercenaria de este conglomerado financiero. Así mismo, correr la voz por todos los medios, de la conducta socialmente irresponsable y reprochable de este banco español, que cosechó las maduras y ahora pretende echar al pajón a su clientela, dejando sus haberes y su información confidencial en las manos de uno de los gobiernos más criminales e irresponsables que haya conocido Latinoamérica.
El Banco Santander está dispuesto a venderle el alma (y su data) al diablo por un puñado de dólares.

2 comentarios:

  1. Señores Venepiramides:

    Su articulo raya un poco en la inocencia al pensar que en algun momento el Banco Santader le importe un carajo lo que le pase a su clientela y empleados en una Republiqueta Bananera Sudaca.
    El fin del Banco Santander es el lucro y se puede decir que a cualquier precio.

    El boicot al Santander en Venezuela debería haber tenido lugar ya hace muchos años. Fueron estos gran carajos quienes empezaron con la ingeniosa idea de agarrar a un poco de monos Suramericanos y pagarles intereses menores a cambio de papelitos en unas rifas de unos fulanos elefantes (en las que por supuesto los Venezolanos irresponsables participaban con gran placer). Fueron estos mismos quienes se negaron a pagarle a su clientela cuando fueran vaciadas las cajas de seguridad de la agencia sifrina de La Castellana.

    Fueron estos mismos hijos de su madre quienes a traves de su Banca Privada le vendieron su proceso de "due diligence" a su clientela para que invirtieran en Optimal con el Sr. Madoff. El cinismo llegó a su punto más alto al haber anunciado con bombos y platillos que indemnizarian a sus clientes el 100% de su inversión original; solo con el pequeño detalle que sería pago con unas acciones preferidas cuyo valor de mercado dificilmente hubieran superado al 20% del facial y que debían mantener sus fondos en el Banco. Por supuesto que todos aceptaron la oferta porque ningun cliente Suramericano quiere problemas con su Seniat local.

    Entrar en una Agencia del Venezuela en Caracas puede ser más desagradable que hacer una cola para comprar pernil en un Mercal. Conseguir hablar por telefono con una operadora del Venezuela para reportar una queja es casi imposible. A pesar de todas estas barbaridades, negligentes como yo por pura desidia hemos mantenido nuestras tarjetas en esta Instituticón tan bien manejada en beneficio de su accionistas.

    Por prudencia estimo razonable cerrar las cuentas aqui cuando el banco sea traspasado a las hordas chavistas pero repito que entre los rojos criollos y los rojos Ibericos todavía no sé cuáles son peores.

    Felicitaciones a la familia Botin por haber obtenido un buen retorno sobre su capital en la Republica Bolibanana.

    ResponderEliminar
  2. Un Respiro de Aire fresco el comentario del Sr. Robert! (sin menospreciar el articulo) entre tanta ignorancia en un pais que pareciera estar ciego.

    ResponderEliminar