sábado, 25 de abril de 2009

El legado de Ken Lay sobrevive en medio de las pobres justificaciones de R. Allen Stanford


El Houston Chronicle de ayer trajo un magnífico análisis de los paralelos de la defensa que pretende invocar "Sir" Allen Stanford con las que en su momento hizo el Chairman de Enron, Kenneth Lay, que por su profundidad creímos importante compartir con los lectores de VenePirámides:
Tal como lo hizo Ken Lay luego de la estrepitosa caída de Enron, Stanford ha ejecutado un tour por los medios de comunicación proclamando su inocencia en el presunto esquema Ponzi que el gobierno lo acusa de capitanear. Al igual que Lay, Stanford dice que no sabía lo que ocurría dentro de la empresa de la que era dueño y controlaba. Pretende haber sido un Presidente cuya silla miraba a una esquina de la cual no podía ver nada.

Bautizado “Sir Allen” en Antigua, no es un caballero del reino sino de la isla, Stanford ahora pretende desempeñar el papel de un pueblerino, una persona sencilla del centro de Texas. A esto lo llaman la defensa del Idiota 2.0.

Al igual que Ken Lay, Stanford ahora dice que su director financiero, siempre un chivo expiatorio conveniente para los ilícitos financieros, maneja la mayoría de las decisiones de inversión que los investigadores dicen que están al centro de un fraude masivo. ”Un grupo dirigido por nuestro Gerente de Finanzas y otros que le reportaban, así como Gestores de Fondos externos con los que teníamos relaciones desde hace tiempo, hacían inversiones sobre la base de criterios establecidos”, dijo Stanford en una entrevista con el Houston Chronicle esta semana. En otras palabras, culpar a cualquiera, excepto al hombre cuyo nombre está en la placa de la puerta del Imperio Global que era Stanford Group.

Stanford dijo que no evadiría ninguna pregunta, y a continuación hizo exactamente eso, afirmando que no podía entrar en los detalles específicos de las inversiones del Banco porque él no tuvo nada que ver con ellas. De alguna manera, ese desapego nunca llegó a los folletos de mercadeo del banco. Frente a los clientes, Stanford cultivó la imagen de un exitoso y activo participante en las estrategias de su empresa. En la última edición de la publicación del grupo, Stanford Eagle, invocó el nombre de su abuelo al afirmar que la filosofía de inversión de la empresa estaba “bien fundamentada” y que su experiencia manejando los peores ciclos económicos había sido establecida en la Gran Depresión. Por su puesto, eso era incierto. Stanford International Bank fue fundado en los años 80, y si aprendió algo de las estrategias de su abuelo, esas estrategias probaron no ser expertas o bien fundamentadas.

El Síndico que está desenmarañando las ruinas del imperio de Stanford le informó al Houston Chronicle el Jueves que no ha encontrado ninguna evidencia de que “Sir” Allen Stanford tuviera dinero propio invertido en el banco o en su operación de corretaje de valores. Pero esos eran sólo detalles que con seguridad no preocupaban a un gran pensador como “Sir” Allen. “No soy un banquero por naturaleza”, dijo. “Soy más un promotor, constructor y visionario, un emprendedor que quiere ver algo crecer”. Sólo que no lo suficiente para alimentarlo él mismo. “Soy un gran emprendedor, soy un gran líder empresarial y un gran motivador”, dijo. “Allí termina mi conocimiento”. En realidad su conocimiento terminaba antes que eso, en algún lugar previo de la parte de buen líder. Los buenos líderes asumen su responsabilidad, y la responsabilidad es la primera víctima de la defensa del Idiota. Ken Lay, en el banquillo de los acusados hace tres años, se encontró en una situación similar, clamando y rechazando responsabilidad de manera simultánea.
Es difícil leer las excusas de Stanford y no hacer comparaciones con Ken Lay. Lay ocupaba su tiempo haciéndole la corte a los políticos, mientras Stanford prefería las celebridades más esotéricas del Cricket. Ambos se regodearon en el éxito de sus compañías, para luego repudiarlas a la hora de la ruina.

La explicaciones de Stanford, en un intento de evadir las acusaciones penales que el abogado que espera contratar dice ser inminentes, provocan bostezos por la frecuencia con la que son usadas. Después de los escándalos corporativos de la era de Enron, las hemos escuchado muchas veces, de Lay, Skilling, Ebbers, Scrushy, Kozlowski, de la galería corporativa de pillos y truhanes que los Estados Unidos ha puesto tras las rejas.

Ken Lay murió antes de ser sentenciado, pero sigue siendo una de las figuras más prominentes en el panteón del escándalo corporativo. Su legado vive, entramado en las pobres justificaciones de los financistas caídos.

1 comentario:

  1. Posiblemente y con ayudas de sus amigos republicanos pudiera evadir la responsabilidad penal,sin embargo el gobierno de Obama se ha abanderado por la honestidad de sus instituciones.

    Hay mucho enredo en etse caso, que pareciera que la misma sinergia con que se desenvuelve el caso, tiene un fin de enredarlo mas, pero por otra parte se cree que el sindico de USA realiza un esfuerzo para esclarecer todo el esquema.

    Seguramente hoy en dìa todo indica que pudo ser un esquema PONZI, es muy facil decirlo hoy en dìa.

    Sin embargo, no deja de llamar la atenciòn por que? de los siguientes puntos:

    1. Como la SEC despues de tantas invesigaciones, 2001, 2002, 2005, 2007, nunca dijo nada, de hecho las investigaciones eran concluidas sin establecer ninguna responsabilidad y para concluir se permitiò a que SFG a traves del SIB emitiera sus certificados.

    2. Para agravar el sunto, dentro de USA se vendieron CD del SIB a los mismos ciudadanos americanos.

    3. Como se explica que funcionarios del gobierno de USA se exhibieran con este señor, bien sea foografiandose, otros de asesores dentro de sus empresas, etc.

    4. Este esquema de funcionamiento operaba años tras años, sin que las autoridades enciendieran las luces de alarma, de que algo no estaba funcionando correctamente.

    5. Llama la atencion de que y segun delcaraciones de Stanford, los retiros masivos iniciaron a finales de Novioembre, cuando el presidente Obama fuè poclamado presidente de USA, a principio de noviembre. Pero agravar la situacion fue invitado en la convenciòn democrata del 2008.

    6. Como se entiende entonces, que el presidente Bush, felicitara a SFG de sus expansiones en una carat del 20-02-2008, el cual està publicada en internet ( que mas aval que esa carta)

    Volviendo al tema inicial, lo que el nunca podrà escapar es de su responsabilidad civil, e inclusive el se responsabilizo personalmente en una carta publicada en este blog.

    Ahora este ciudadano que todos le lamian sus pies, ahora dice ser inocente y culpar a otros. Solo queda dos caminos que pensar:
    a) O era un pobre idiota que dcie ser in visionario, aunque no se de que, pues un empresario debe conocer sus operaciones de su organizaciòn, al menos que sea un PENDEJO,
    b) O es un cobarde que no enfrenta su responsabilidad.

    Para termianrla de agravar, otras empresas suspuestamente serias lo ayudaron a monmtar el GRAN CIRCO, el TD BANK, EL HSBC BAN, JP MORGAN, THE FINANCIAL WORLD ( que de paso en febrero de 2009, fue nombrado hombre del año, en el mismo mes de la intervenciòn). Todos contribuyeron a esta maniobra, no deja de ser sorpenderte.

    Para colmo, el FSCR, solo se trago el cuento de que una islita de 63 Millones de USD, paso en meses a 3.0 billones de USD.

    Dalmady solo vio la imposibilidad cuantitativa de pagar esos intereses, lo cual podrìa ser argumento pero no es de peso para delcarar que por el solo hecho de los intereses sea un PONZY, claro si podrìa serlo, pero al conluirse que soi lo era, lo es por los intereses de mas, sino mas bien por el juego contable y por el desorden financiero.

    Por lo menos en el informe del Sindico de USA del 23-04-09, las expectativas ( oficiales) subieron a un 15%, de recuperaciòn, es mas creible este informe que el de dalmady el cual solo pronosticaba el 5% o menos.

    No deja d ellamar la atenciòn que hay que recordarle al Dalmady que no todos somos financistas, como el tampoco es ingeniero o mdico, ( Que de paso no deja de ser un pobre resentido e invidioso) porque si es verdad que caimos en este fraude, pero no solamente por los puntos de mas, sino por su supusta reputacion que el grupo tenìa, y no todos sabemos invertir en la bolsa, ni en fondos, solo pensamos que este mecanismo de los CD, era algo sencillo, aunque a la larga el tambien se perjudica indirectamente, pues no creo que despues de esto y mas lo que publica venepiramides, vamos a creer en los supuestos asesores financieros.

    Lo que este ciudadano se equivoco ( el Dalmady) es que no solo habian latinos ( que de paso este señor nacio en Venezuela) es que habian inversiones de todas partes, USA ocupa el primer puesto, VENEZUELA DE SEGUNDO, ANTIGUA EL TERCERO, CUARTO MEXICO, pero el quinto es CANADA.

    Conclusion; Los reguladores de USA, CANADA, SUIZA, REINO UNIDO, se chuparon el dedo con este caso. Señor dalmady explique usted esto entonces:::::

    ResponderEliminar