jueves, 19 de agosto de 2010

Venezuela ignora su obligación de permitir la repatriación de dividendos de multinacionales por más de USD 8 billones

VenePirámides
Hace dos semanas, las empresas transnacionales quedaron desconcertadas cuando el vicepresidente de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), Víctor Flores, anunció que este año "no tenían instrucciones" para pagar dividendos, según reportó el diario El Mundo Economía y Negocios (por suscripción). La realidad, sin embargo, es que Cadivi tiene represados al menos 8.000 millones de dólares desde 2007, por lo que, desde entonces, las transnacionales no han podido repatriar las ganancias a sus casas matrices en el exterior. En la mayoría de los casos la República de Venezuela está obligada a permitir la repatriación de dividendos como consecuencia de los Tratados de Protección de Inversiones suscritos con los países desde los cuáles se originaron las inversiones.

De ese monto, dice el presidente de la Cámara Venezolano-Americana de Comercio e Industria (Venamcham), Carlos Henrique Blohm, 6.000 millones de dólares todavía no han sido solicitados, ya que los 2.000 millones de dólares que sí se decretaron aún no han sido cancelados.

"En la cámara no hemos recibido ninguna comunicación oficial con respecto a los dividendos. Pero sí sabemos de dos hechos concretos. Uno es que el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) sólo puede utilizarse para las importaciones, y el otro que Cadivi no ha pagado dividendos desde hace mucho tiempo", afirmó. A su juicio, la consecuencia de esta falta es muy evidente, pues una empresa que no ha podido recibir en los últimos tres años remuneración alguna por sus inversiones, pone en duda la importancia que tienen las empresas que funcionan en Venezuela y lo que representan en comparación con otros países. "Un gran número de empresas están enfrentadas a la reticencia de las casas matrices ante el hecho de invertir o no hacerlo, no sabiendo si luego se podrán sacar las ganancias. Y eso es un impacto muy fuerte", afirmó.

Blohm explicó que aunque ninguna empresa ha dicho abiertamente que dejará de invertir en el país por esta falla, las cifras hablan claramente cuando en 2009 el Banco Central de Venezuela (BCV) registró una caída en la inversión extranjera de 3.000 millones de dólares. "Según el Banco Central de Venezuela también hubo un decrecimiento en la inversión privada, muy acentuada en los últimos dos años. Pero, lo más importante, es cuántas inversiones han dejado de hacer las empresas, porque no pueden justificar sus actividades en Venezuela ante sus casas matrices", indicó.

Aún cuando el mercado permuta representaba para las empresas la realidad de pagar todo a un monto más alto, era para muchas una salida para sus problemas. El vocero de Venamcham destacó el hecho de que algunas de las transnacionales habían decidido asumir la pérdida y repatriar sus dividendos pagando 7,61 bolívares por dólar, a través del mercado permuta. Pero una vez que fue eliminado se quedaron prácticamente sin opciones.

"Hay empresas que tienen una gran incertidumbre sobre qué hacer con la producción y con los productos que traían con el permuta, y muchos han tenido que recurrir a sus reservas y a otras opciones que a largo plazo no son beneficiosas para el país", dijo.

El titular de la cámara binacional destacó que en lo que al tema de dividendos no repatriados se refiere, todos los sectores están afectados por igual. Dijo que todas las empresas extranjeras con actividades en Venezuela, y las venezolanas que tienen socios en el exterior, tienen la misma necesidad: quieren decretar sus dividendos.

"En este momento no tienen ninguna posibilidad para hacerlo. Con el Sitme, por ejemplo, no hay nada establecido para lo que son los capitales. Es como si no existiera el capital en cuanto a las transacciones con moneda extranjera", indicó.

Para Blohm, la repartición de los bonos del Sitme sirvió para "aliviar un poco" a las empresas, entregándoles más divisas. "Pero, a la larga, este es sólo un paño caliente, porque no es suficiente para cubrir los $4.000 millones que están represados en el Sitme, por lo que tendría que haber salido a través del mercado permuta. Es una cantidad limitada", señaló.

Aseguró que esa emisión, que salió para complementar, es importante pero no es suficiente. Pues las empresas inversionistas sólo recibirán una parte, porque la mayoría se va a concentrar en los sectores de alimentos, salud y bienes de capital.

"Además, no se sabe de qué forma se calculará. Si se hará en proporción a lo que se ha importado en años anteriores con el permuta; en proporción a lo que se tiene en dividendos que no se han podido repatriar, o a la necesidad de inversiones futuras que se quieran hacer", cuestionó el vocero de Venamcham.

Para Blohm, la lista de problemas que enfrentan los inversionistas para trabajar en Venezuela es cada día más amplia.

En ella apunta el "estricto" control de cambio que existe en el país, el hecho de que el Sitme sólo pueda utilizarse para las importaciones y que las transnacionales no tengan más opciones para adquirir los dólares.

Pero también, añade, deben sumarse el crecimiento económico negativo del país y las dificultades que presentan las leyes nuevas en cuanto a la propiedad, como la del Indepabis y la de Tierras, entre otras, que tienen que ver con el Poder Comunal. "Y estas preocupaciones llevan directamente a una parálisis de la inversión", afirmó.

Ante este escenario, sugiere que primero se sincere el control de cambio, que está fijado en 5,30 bolívares por dólar, para que los agentes económicos puedan invertir basados en precios y costos reales.

Las expropiaciones no dejan de preocupar a Venemcham. Hasta la fecha sólo 8 de las 44 empresas que fueron afectadas parcial o totalmente con esta medida del Gobierno han recibido el pago correspondiente a la operación.

La deuda acumulada, según la cámara, se acerca a los $30.000 millones, y a ese monto deben sumársele los atrasos de Cadivi para la otorgación de divisas correspondientes a las importaciones.

"No sólo es importante que se paguen los dividendos, sino también parar el proceso de expropiaciones que ha habido hasta ahora y resolver el problema cambiario que está restringiendo la importación de productos que no están en Cadivi, y que perjudican el abastecimiento", dijo.

1 comentario:

  1. MADOFF TU BLOG ES D PIRAMIDE.....NO TE EXTENDA CON POLITICA NACIONAL...NOS INTERESAN STANFORD Y MADOFF..AUNQUE LO QUE PASA AQUI Y ES TERRIBLE...YA LO SABEMOS...HABLA DEL COMITE Q SE ESTA FORMANDO EN USA PARA LAS DEMANDAS EN CONTRA DE TERCEROS PARA RECUPERAR LOS QUE FUIMOS ESTAFADOS NEL CASO STANFORD.
    AVERIGUA Q AHORA LOS DELINQUENTES GRINGOS QUIEREN SEGUIR SOLO ELLOS NEL COMITE...Y DE PUROS ABOGADOS.....OSEA MAS Y MAS SIGUE EL ROBO.....PQ DE LO ENCONTRADO AHORA DICEN Q ALLI NO HAY NADA Q REPARTIR....Y ENTONCES....CUANTOS STANFORD ALLAN HAY????MIRA SIGUES ESTOS CASOS....AQUI ESTAMOS TUS SEGUIDORES ...LAS VICTIMAS DE STANFORD...GRACIAS SALUDOS

    ResponderEliminar