jueves, 5 de agosto de 2010

La Bolsa Pública de Valores intentará ser exitosa donde fracasó la Bolsa de Valores de Caracas (no le auguramos éxito)


VenePirámides
Venezuela ha parido un nueva estrella del pensamiento económico que la historia (chavista) reconocerá como rival de titanes como Adam Smith, John Maynard Keynes, Milton Friedman y Paul Samuelson: el "pseudogenio" venezolano Ricardo Sanguino, Presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional. Sanguino pretende sustituír la Ley de Mercado de Capitales por la novísima Ley de Mercado de Valores, en la que se propone incorporar la nueva figura de la Bolsa Pública de Valores, en la que las empresas privadas no tendrían participación. Esta nueva bolsa se dedicará a la negociación de valores emitidos por la República y empresas del sector Público. Sanguino seguramente ignora que todos los valores públicos están inscritos en la Bolsa de Valores de Caracas y que virtualmente nunca se negocian. Sanguino debe también ignorar que estos valores se negocian activamente en el mercado extra-bursátil u "Over-the-counter", y que los operadores prefieren negociar fuera de bolsa porque la rentabilidad es inversamente proporcional a la transparencia de un mercado. Si la negociación en la nueva bolsa no es obligatoria nadie negociará en ella, y particularmente ningún órgano del putrefacto régimen chavista.

Estéban, ilustre Presidente, ideólogo y visionario, declaró que "después de entender algunas cosas se me ocurrió crear una Bolsa Pública, un Sistema de Bolsa Pública y eso se está trabajando en la Ley de Mercado de Valores". No queda claro quién merece el Nobel, si Chávez o Sanguino. En todo caso, las leyes de la economía, inmunes a la manipulación del trasnocho comunista, condenan su "inspiración" al más rotundo fracaso.

1 comentario:

  1. Si la estupidez pagara tributo, Chavez estaria intervenido hace rato!!!

    ResponderEliminar