viernes, 21 de octubre de 2011

Todo menos soberanía alimentaria


VenePirámides
La importación de alimentos ha subido 457,16% en los 8 años que lleva el control de precios. Un informe de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos indica que en 2003 las compras externas de rubros alimenticios y agrícolas llegaron a 2,34 millardos de dólares. Al cierre del año pasado alcanzó 13,05 millardos de dólares. Para 2011 Cavidea calcula que las importaciones puedan estar por encima de 16 millardos de dólares. A comienzos de 1999 el promedio era de 1,5 millardos de dólares.

El Plan Excepcional de Abastecimiento aprobado la semana pasada incrementó en 221,73% los recursos destinados a la compra de alimentos: pasó de 6,58 millardos de bolívares, del programa anterior, a 21,17 millardos de bolívares (4,92 millardos de dólares) que se gastarán en los próximos 300 días para surtir a Mercal, Pdval y otros programas oficiales.

Como parte del programa excepcional se encuentra el Plan Estado Importador que cuenta con más de 12,4 millardos de bolívares (2,8 millardos de dólares) para traer del exterior alrededor de 80 rubros entre alimentos terminados y materia prima.

Las compras dependerán del déficit nacional de productos como arroz, procesado y para moler; maíz en grano, café molido y en grano, carne de res, pollo, azúcar refinada y cruda, aceites refinados y crudos, leche en polvo, quesos y hasta ingredientes para las hallacas.

Adicional a los 21,17 millardos de bolívares del Plan Excepcional de Abastecimiento, el Gobierno aprobó el fin de semana 2,7 millardos de bolívares destinado a otro plan extraordinario de alimentos para 2012, y se prevén más recursos que subsidien a Mercal, que hasta ahora dispone de 3,1 millardos de bolívares.

Crece la factura externa Entre enero y julio ingresaron al país más de 18.528,12 toneladas de café, equivalentes a 402.785,21 quintales, con un valor de 79,31 millones de dólares, según El Instituto Nacional de Estadística. El saco de café fue pagado en 196,92 dólares, es decir 846,76 bolívares el quintal; mientras que el nacional está regulado en 747 bolívares e incluso lo cancelan al caficultor en menos de 650 bolívares. Sin embargo, el precio internacional del café promedia 283,51 dólares, al cual las compras externas de Venezuela subirían a 114,19 millones de dólares.

En el caso del maíz duro, el INE señala que entre enero y julio se importaron 721.802,80 toneladas por 151,39 millones de dólares: la media fue de 209,75 dólares (901,92 bolívares). Especialistas en el sector cerealero señalan que el precio del maíz es más alto y alcanza en el mercado internacional 278,33 dólares sin contar flete, por lo que las 721.802,80 toneladas costarían 200,89 millones de dólares.

Con respecto al arroz, el INE informa que en 7 meses se importaron 88.561,83 toneladas del tipo paddy para moler, que costaron 37,11 millones de dólares, a razón de 419 dólares por tonelada (1.801,92 bolívares). No obstante, cifras de la industria procesadora reflejan que anualmente se han comprado en el exterior cerca de 400.000 toneladas para satisfacer la demanda.

En el primer semestre también llegaron 81.806 toneladas de leche en polvo, según el INE. Estadísticas de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea indican que en 2010 se importaron 200.000 toneladas. Su consumo mensual es de 14.000 toneladas para un equivalente anual de 168.000 toneladas.

Las compras de trigo entre enero y septiembre suman 553.385,14 toneladas de acuerdo con cifras del Seniat. Las de azúcar llegaron a 414.391 toneladas en 2010, y entre enero y julio pasados a 255.500 toneladas para un total de 669.891 toneladas. Las compras de este año salieron en 61,83 millones de dólares.

En contraste con las cifras del INE, la Federación de Cañicultores señala que se importaron entre la zafra 2010-2011, 800.000 toneladas para cubrir el déficit de la producción nacional que se coloca en 443.972 toneladas de azúcar refinada, y el consumo es de 1,2 millones.

En el rubro cárnico, un informe de la Superintendencia de Nacional Integrada de Administración Tributaria y Aduanera detalla que entre enero y septiembre se nacionalizaron 39.623,68 toneladas de carne de res y 41.552,68 toneladas de ganado bovino en pie. El Instituto Nacional de Estadística apunta que se importaron 86.544 toneladas de ganado bovino vivo por 267,33 millones de dólares y 20.087 toneladas de carne congelada por 101,77 millones de dólares.

En el caso del pollo, las aduanas registran que ingresaron por los puertos 87.390,36 toneladas en 9 meses, frente a 65.660,04 importadas en igual período de 2010.

En relación con las grasas, el reporte de las aduanas indica que se compraron 78.012,62 toneladas de aceite de palma entre enero y septiembre y 57.571,61 toneladas de grasa amarilla. También se registra la adquisición de 163.776,93 toneladas de harina de soya y 737.852,35 de soya.

Cae la producción nacional La dependencia alimentaria de las importaciones se ha incrementado a la par que el cultivo nacional de rubros agrícolas ha descendido. Fedeagro atribuye la caída de la cosecha de maíz, sorgo, café y caña de azúcar a tres problemas: efectos meteorológicos adversos, intervención de tierras y política de precios regulados por debajo de los costos de producción.

La producción de café de esta zafra no llegará a 800.000 quintales según Vicente Pérez, director de Fedeagro. El consumo nacional es de 1,8 millones de quintales, por lo que se tendrá que comprar en el exterior la diferencia.

En cereales la producción de maíz blanco se calcula que será de 850.000 toneladas, para una demanda de la industria de harina precocida de 1,4 millones de toneladas. Por lo que el déficit estará en 550.000 toneladas. La industria de harina precocida está preocupada por la falta de maíz debido a que México, que era el proveedor de este cereal, tiene un déficit interno de 5 millones de toneladas y ha decidido cerrar las exportaciones.

En arroz, aunque se lograron sembrar 86.000 hectáreas según Fedeagro, persiste el déficit. Con un rendimiento de 5.000 kilos por hectárea, la producción se calcula en 365.500 toneladas de arroz paddy acondicionado. Pero el consumo mensual es de 92.000 toneladas, por lo que la producción actual daría para cubrir 4 meses.

Manuel Cipriano Heredia, presidente de Fedenaga, considera que las intervenciones perjudicaron la producción de carne y leche de por lo menos 900 fincas en los últimos 6 años. Fedenaga sostiene que el consumo de carne bajó 25% y que la producción nacional no alcanza para abastecer el mercado. En contraste, el presidente de la Confederación de Ganaderos y productores de Venezuela, José Agustín Campos, afirma que no hay desabastecimiento de carne y que la disponibilidad se elevó de 280.000 toneladas anuales a 540.000 en los últimos 5 años. "70% del consumo de carne es nacional", asegura. El presidente de Fedenaga dice que más de 52% de la demanda se atiende con importaciones, según reportó el diario El Nacional.

1 comentario:

  1. Lo más grave es que la comida IMPORTADA es basura, no solo la que trae el gobierno para sus Pudrevales y Mercales, sino la que se trae por otras vias y s evende en supermercados privados.
    Esa situación impacta cuando una persona regresa del extranjero y nota el terrible olor y sabor de la leche "de larga duracion", mantequillas, quesos, tienen el claro olor del establo y las bacterias. Se descomponen en 2-3 dias en una buena nevera.
    La carne ni hablar,,, dura, pesima, por eso tanta carne molida.
    El pollo.. usualmente en estado previo a la descomposicion..y ni hablar de los embutidos que son simples portadores de toxicos.
    ESA ES LA SEGURIDAD ALIMENTARIA LOGRADA

    ResponderEliminar