domingo, 9 de diciembre de 2012

Se agota política cambiaria del anciano Giordani usada para contener la inflación

VenePirámides 
En un entorno donde el tipo de cambio oficial se ha mantenido en 4,30 bolívares por dólar desde enero de 2011, mientras que la inflación venezolana supera con creces a la de sus socios comerciales, los productos importados resultan más baratos que los elaborados en el país. Mientras a un empresario venezolano le aumentan los costos 20%, en los países donde Venezuela compra alimentos, materias primas y una amplia gama de productos que surten al comercio la inflación no supera 6%. El resultado es que de acuerdo con el Banco Central entre enero y noviembre de este año los precios al mayor de los productos importados, gracias a que el dólar se ha mantenido estático, acumulan un alza de 11,4% mientras que los elaborados en Venezuela se encarecen 16,8%, unos 5,4 puntos más. Técnicamente el desequilibrio donde las importaciones resultan mucho más baratas que los productos nacionales es conocido como sobrevaluación y un estudio elaborado por la Cepal determina que en Venezuela ha alcanzado niveles importantes. Para medir esta variable la Cepal utiliza un termómetro conocido como el Índice de Tipo de Cambio Real Efectivo que detecta variaciones en la competitividad, tomando en cuenta la inflación y los tipos de cambio de los países con los que Venezuela concentra las relaciones comerciales. Cuando el índice aumenta mejora la competitividad del país y, cuando cae, empeora. Entre el cierre de 2010 y el segundo trimestre de este año el índice disminuye 20 puntos, lo que se traduce en que el bolívar es la moneda de América Latina y el Caribe que más se ha apreciado en este período y por tanto las importaciones se han tornado muy atractivas en el mercado. Las estadísticas oficiales indican que al cierre del tercer trimestre de este año las importaciones representan 33% de la oferta total en la economía versus 18% en 1997. 

 La mayoría de las firmas de análisis y bancos extranjeros pronostican que el Gobierno recurrirá a una devaluación para obtener más bolívares por los petrodólares y así cubrir el déficit fiscal. Esta medida ayudaría a corregir parte de la sobrevaluación que de acuerdo con Eco analítica se ubicará en 100% para finales de este año. El tipo de cambio de equilibrio, según Ecoanalítica, sería de 9 bolívares por dólar, según reportó el diario El Universal, lo que disparará la inflación en el 2013.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario