domingo, 2 de diciembre de 2012

Banca venezolana se ahoga en medio de un tsunami de efectivo

VenePirámides 
El Gobierno ha inyectado una cantidad tal de bolívares en la economía que las entidades financieras tienen problemas para digerirla y por tanto, toman medidas para disminuir el costo que tiene el dinero que no pueden invertir. "A las empresas que mantienen colocaciones a plazo y se les vencen les decimos que se la renovamos a una tasa de cero por ciento de interés y muchas se quedan porque saben que es difícil que encuentren algo distinto en otro banco", dice un ejecutivo financiero. En octubre los bancos mantuvieron mensualmente, en promedio, 34 mil millones de bolívares sobre el monto que obligatoriamente deben tener como reserva en el Banco Central y al cierre del 28 de noviembre tenían 62 mil millones, tras un salto de 82%. Con los depósitos que los bancos reciben, principalmente, entregan créditos o compran bonos, y a pesar de las carteras dirigidas y la emisión de deuda del Ministerio de Finanzas aún no han logrado colocar estos recursos. Aparte de tomar medidas para que el dinero en exceso esté depositado a la vista, en instrumentos donde no reciben remuneración, las entidades financieras privadas han comenzado a comprarle bonos a los bancos públicos. En las subastas de bonos y letras del tesoro que semanalmente realiza el Ministerio de Finanzas los bancos del Estado suelen resultar favorecidos y, cuando necesitan obtener ganancias, revenden parte de los títulos a las entidades privadas, ávidas de disminuir el exceso de bolívares. Durante este año el Gobierno ha utilizado a los bancos del país, en especial a los públicos, como fuente de financiamiento para cubrir la expansión del gasto durante la campaña electoral. 

Al cierre de octubre los bancos tienen en sus portafolios bonos del Estado por el orden de 133 mil millones de bolívares, una magnitud que se traduce en un salto de 57% en los últimos doce meses. El endeudamiento en bolívares tiene claras ventajas para el Ministerio de Finanzas. A través de una devaluación que le permita obtener más bolívares por los petrodólares puede disminuir el peso de la deuda y además, una porción importante de los bonos está en los bancos del Estado con los que puede acordar fácilmente un refinanciamiento. Bancos extranjeros como Barclays Capital y Bank of America consideran que la administración de Hugo Chávez recurrirá a una devaluación de la moneda a fin de cubrir parte del déficit fiscal que supera 11% del PIB, según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario