lunes, 3 de diciembre de 2012

A este ritmo, Venezuela importará USD 6,5 billones en combustibles al año

VenePirámides 
Los efectos del deterioro del circuito refinador petrolero venezolano, y en particular las consecuencias de dos incendios de varios días en las refinerías Amuay y El Palito, se reflejan en las cada vez mayores compras de productos derivados del petróleo, incluyendo combustibles terminados, que Venezuela hace a Estados Unidos. La información estadística del departamento de Energía de Estados Unidos indica que durante el mes de septiembre Venezuela importó desde el país norteamericano 68 mil barriles diarios de gasolina terminada, 41 mil barriles de diesel, y unos 28 mil barriles de gasolina para mezcla (que se procesa con otros aditivos en refinerías). Estas compras durante septiembre tuvieron un valor aproximado a 548 millones de dólares, a partir de un precio promedio alrededor a los 130 dólares por barril solo en el caso de la gasolina terminada. A este ritmo, Venezuela importará USD 6,5 billones en combustibles al año, lo que restará disponibilidad de divisas para el resto de la economía.

Las importaciones de productos derivados desde Estados Unidos durante septiembre promediaron 196 mil barriles diarios, un salto astronómico de 880% respecto a los 20 mil barriles diarios comprados en septiembre de 2011. La tendencia al alza de la adquisición de productos se ha mantenido durante 2012, pues entre enero y septiembre de este el volumen es de 70 mil barriles por día, 159% más que la media de 27 mil barriles reportada para los primeros nueve meses de 2011. Desde diciembre de 2011 hasta agosto de 2012 Venezuela había importado de Estados Unidos unos 17 mil barriles diarios de gasolina terminada, con un pico de 34 mil barriles diarios comprados en agosto. Pero en septiembre, luego de la explosión en la refinería Amuay y el incendio en la refinería El Palito, el promedio de importación de gasolina se elevó hasta 22 mil barriles diarios. Tras el accidente de Amuay, la refinería no ha podido reactivar una de sus cinco destiladoras atmosféricas, mientras que varias de las unidades de producción de combustibles en las otras refinerías también han tenido problemas. A la par que aumentan las compras de Venezuela, caen las ventas de productos petroleros a Estados Unidos. Los datos señalan que en septiembre de 2012 los volúmenes cayeron a 33 mil barriles por día, un descenso de 29,7% respecto a los 47 mil barriles por día de septiembre de 2011. Por su parte las exportaciones de crudo reportaron un alza de 32%, al crecer de 759 mil barriles diarios en septiembre de 2011 a un millón de barriles en septiembre de 2012. Pero al revisar el promedio acumulado de enero a septiembre, se obtiene que los despachos retrocedieron 2,2%, al caer de 893 mil barriles en 2011 a 873 mil barriles en 2012. Además el aumento de 32% en el envío de crudo no compensó la fuerte caída en los despachos de productos derivados -los de más valor-, pues las exportaciones de crudo y derivados a Estados Unidos hasta septiembre de 2012 muestra una disminución de 6,3% respecto a 2011, al pasar de 985 mil barriles diarios a 922 mil barriles diarios, según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario