lunes, 21 de marzo de 2011

Víctimas Inocentes de Stanford Piden a 130 Legisladores del Congreso de Los Estados Unidos y a la SEC un “Trato Igualitario”

VenePirámides

Caracas, VENEZUELA. 21 de marzo, 2.011. La Coalición Víctimas de Stanford América Latina (“COVISAL”), frente que agrupa a víctimas inocentes “no estadounidenses”, unidas para defender sus derechos ante el crimen financiero perpetrado por R. Allen Stanford; clama “trato igualitario” a 130 Congresistas de los cuales 60 son Senadores pertenecientes a los Comités de Asignaciones; Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos; Finanzas; Presupuesto; Judicial; Relaciones Extranjeras; Selecto de Ética y Especial de la Vejez del Senado; y 70 son Representantes miembros de los Comités de Asignaciones; Servicios Financieros; Presupuesto; Judicial; Supervisión y Reforma de Gobierno; Asuntos Extranjeros y Ética de la Cámara de Representantes.

Jaime R. Escalona, fundador y Líder de COVISAL confirmó: “Pedimos un trato igualitario en las cartas enviadas a cada uno de los siguientes Congresistas:

60 Senadores:Daniel Akaka, Lamar Alexander, Max Baucus, John Barrasco, Barbara Boxer, Roy Blunt, Sherrod Brown, Benjamin Cardin, Thad Cochran, Susan Collins, Kent Conrad, Chris Coons, Bob Corker, John Cornyn, Michael Crapo, Jim Demint, Richard Durbin, Dianne Feinstein, Lindsey Graham, Charles Grassley, Tom Harkin, Orrin Hatch, Kay Bailey Hutchison, Daniel Inouye, Johnny Isakson, Ron Johnson, Tim Johnson, John Kerry, Amy Klobuchar, Herb Kohl, Jon Kyl, Mary Landrieu, Patrick Leahy, Joseph Lieberman, Richard Lugar, Mitch McConnell, Robert Menendez, Barbara Mikulski, Jerry Moran, Lisa Murkowski, Patty Murray, Bill Nelson, Mark Pryor, Harry Reed, Jim Risch, Pat Roberts, John Rockefeller, Marco Rubio, Charles Schumer, Jeanne Shaheen, Richard Shelby, Olympia Snowe, Debbie Stabenow, Tom Udall, David Vitter, Mark Warner, Jim Webb, Sheldon Whitehouse, Roger Wicker y Ron Wyden.

70 Representantes:Gary Ackerman, Spencer Bachus, Karen Bass, Joe Bonner, Dan Burton, Michael Capuano, Russ Carnahan, John Culberson, Howard Berman, Francisco Canseco, Eric Cantor, Dennis Cardoza, John Carter, Kathy Castor, John Conyers, Elijah Cummings, Rosa DeLauro, Mario Diaz-Balart, Norm Dicks, Lloyd Doggett, Eliot Engel, Blake Farenthold, Bill Flores, Barney Frank, Scott Garrett, Kay Granger, Al Green, Luis Gutierrez, Jeb Hensarling, Gregg Harper, Ruben Hinojosa, Mazie Hirono, Michael Honda, Darrell Issa, Jesse Jackson Jr., Dennis Kucinich, Sheila Jackson Lee, Raul Labrador, Barbara Lee, Connie Mack, Carolyn Maloney, Kenny Marchant, Michael McCaul, Randy Neugebauer, Alan Nunnelee, Steven Palazzo, Ron Paul, Nancy Pelosi, Pedro Pierluisi, Todd Platts, Ted Poe, David Rivera, Harold Rogers, Dana Rohrabacher, Ileana Ros-Lehtinen, Linda Sanchez, Allyson Schwartz, Paul Ryan, Lamar Smith, Jackie Speier, Jose Serrano, Bennie Thomson, Endolphus Towns, Chris Van Hollen, Nydia Velazquez, Debbie Wasseman Schultz, Maxine Waters, Lynn Woolsey, John Yarmuth y John Boehner, Vocero de la Cámara de Representantes”.

Para leer el modelo de las cartas enviadas, usted puede acceder a los siguientes links:
En español: http://es.scribd.com/doc/49262024/
En inglés: http://www.scribd.com/doc/49261822/

“Nos parece muy importante que estos 130 Legisladores, más el Director de la Oficina de Presupuesto del Congreso (“CBO”), Douglas Elmendorf; a quienes las víctimas “estadounidenses” les solicitaron su apoyo político para lograr una Enmienda de la Securities Investor Protection Act (“SIPA”), que les permita recibir de la Securities Investor Protection Corporation (“SIPC”) un alivio económico de hasta $500,000; estén conscientes que a las 27,977 víctimas de Stanford en 113 países nos defraudaron de la misma manera: a través de la venta de certificados de depósito (“CDs”) ficticios, emitidos por el Stanford International Bank Limited (“SIBL”); con el presunto apoyo por más de una década, de entes legisladores, reguladores y de justicia del Gobierno norteamericano”; explicó Escalona.

Según la contabilidad forense practicada a los registros de las entidades de Stanford, todos los fondos captados por la venta de estos CDs fueron utilizados por R. Allen Stanford para alimentar desde los Estados Unidos, su esquema Ponzi y financiar su extravagante estilo de vida.

“Esta es la realidad y por esta razón es inaceptable que las víctimas “no estadounidenses”, queden excluidas de la Enmienda SIPA y no puedan recibir el alivio económico del SIPC”; afirmó Escalona.


Igualmente el Líder de COVISAL confirmó el envío de una carta a la Presidente de la Securities and Exchange Comission (“SEC”), Sra. Mary Schapiro; notificándole que los “Reclamos Administrativos” presentados por las víctimas “no estadounidenses”, fueron recibidos en la Oficina del General Counsel de la SEC, antes del 16 de febrero de 2.011.

Para leer esta carta usted puede acceder a los siguientes links:
En español: http://www.scribd.com/doc/48976131/
En inglés: http://www.scribd.com/doc/48984483/

“Así mismo la SEC en Washington, D.C. recibió cartas dirigidas a los Comisionados: Kathleen L. Casey, Elisse Walter, Luis A. Aguilar y Troy A. Paredes; a David Kotz, Inspector General; a Mark Cahn, General Counsel; a Robert Khuzami, Director de la División de Cumplimiento de Leyes; a Carlo di Florio, Director de la Oficina de Cumplimiento de Inspecciones y Examinaciones y a Rose Romero, Directora de la Oficina Regional de la SEC en Fort Worth – Texas”; agregó Escalona.

“Aunque no confiamos en la SEC, esperamos que por ética esta Agencia atienda nuestros reclamos”; comentaron algunos miembros de COVISAL.

“Presumimos negligencia maliciosa (gross negligence) por no haber estimado “las banderas rojas” que aparecieron en las examinaciones realizadas a Stanford en los años 1.997, 1.998, 2.002 y 2.004; ni haber investigado las denuncias que advertían el crecimiento vertiginoso de un fraude piramidal”; comentó Escalona al referirse a la SEC.

Por otra parte, el fundador de COVISAL advirtió: “Al revisar la Declaración Jurada de la Contadora Forense, Sra. Karyl Van Tassel de fecha 01 de abril, 2.009 y lo expresado por el Síndico Ralph Janvey en su carta al Presidente del SIPC, Sr. Stephen Harbeck el 12 de agosto de 2.009; pudimos confirmar los puntos medulares del Caso Stanford, que no se pueden ni ocultar ni manipular”.

Primero: “El centenar de empresas de Stanford incluyendo el Stanford Group Company (“SGC”) y el SIBL, nunca fueron viables como empresas independientes”.

Segundo: “El SGC registrado en la SEC y miembro del Financial Industry Regulatory Authority (“FINRA”) y del SIPC fue utilizado por R. Allen Stanford para dar legalidad a sus CDs”.

Tercero: “Casi la totalidad de los fondos obtenidos por la venta de los CDs, a nivel mundial, nunca fueron depositados en Antigua”.

Cuarto: “Las operaciones del SIBL fueron dirigidas y controladas desde los Estados Unidos, por las mismas personas que dirigían y controlaban el SGC y otras entidades de Stanford”.

Para ampliar esta información usted puede acceder a los siguientes links: “Declaración Jurada de Karyl Van Tassel” – Caso No.: 3:09-cv-00721-N. Documento 10-2. Registrado el 05/11/2009: http://www.stanfordfinancialreceivership.com/documents/05.pdf

“Carta del Síndico Ralph Janvey al Presidente del SIPC, Stephen Harbeck” de fecha 12 de agosto, 2.009: http://www.stanfordfinancialreceivership.com/documents/SIPC_ltr_with_exhibits.PDF

Ante esta realidad, las víctimas “no estadounidenses” se preguntan:

“¿Por qué a dos años de perpetrado el fraude, aún las entidades de Stanford no han sido substancialmente consolidadas para una liquidación SIPA; tal como le recomendó el Síndico a la Corte, en el 2.009?”. ¿Por qué en la Enmienda SIPA, actualmente en discusión, los Congresistas sólo incluyeron a las víctimas del SGC para recibir alivio económico del SIPC?”.

Finalmente Jaime R. Escalona concluyó: “Es muy doloroso que inocentes ancianos y/o enfermos, desprovistos de sus ahorros sigan muriendo al no tener cómo pagar sus tratamientos médicos”.
COVISAL exige justicia. Clama trato igual para todos los iguales.

Contacto:
Jaime R. Escalona
Coalición Víctimas de Stanford América Latina (COVISAL)
En español: http://es.scribd.com/doc/50019871/
Twitter: @COVISAL
jaenrodes@gmail.com victimasdestanford@gmail.com
Caracas:(58 412) 617 2438(58 414) 377 5898
TEXAS:(512) 377 6133(512) 377 9255

7 comentarios:

  1. Amigos victimas, olviden este tema, ya es cosa del pasado, el Stanford nunca tuvo dinero, fue un cascaron vacio, una estructura para captart dinero y robarnos, Lo que fue robado jamas lo devolveran ni siquiera el 10%, NADA. ABOSLUTAMENTE NADA

    ResponderEliminar
  2. NO SE PUEDE DAR POR VENCIDO SIN TERMINAR LA BATALLA...UNIDOS COMO ESTAMOS EN LA LUCHA, LLENOS DE ESPERANZAS Y COMO DICE JAIME R.ESCALONA "SI DIOS ESTA CON NOSOTROS, QUIEN CONTRA NOSOTROS?

    ResponderEliminar
  3. Despues de 6 años de intervencion de la SEC lo cerraron para resguardar a los ahorristas JAJAJA la SEC es complice de todo este robo no se dan cuenta, por eso al tipo lo mantienen drogado en una celda para que no pueda mostrar nada de la complicidad del alto gobierno de los Estados Unidos muy a lo criollo.

    ResponderEliminar
  4. Solo pregunto, si Stanford no tiene ya dinero, si los abogados del caso "que gentilmente nos defendieron sin ser contratados por nosotros" tomaron todo lo que encontraron para "cubrir sus honorarios, y asi protegernos mejor!", entonces de donde va a salir el dinero para pagarnos?, del estado norteamericano?, pagaran a ciudadanos no norteamericanos?

    ResponderEliminar
  5. Para el anonimo 4, ya los abogados cobraron casi 100.000.000 de USD en el año 2009, a traves de la autorizacion de la misma SEC , de Janvey ( el sindico designado por USA, lo que queda no llega a los USD 50.000.000, las propiedades fueron liquidados a precio de gallina flaca.
    A la final del hombre saldra en libertad, pues nunca se celebrara el juicio, seguramnete invocara algun recurso en la que saldra libre, posteriormente demandara al gobierno, lo indemnizaran, y las propiedades que vendieron en el tiempo pasara a sus manos nuevamente. Recuerden que JANVEY ES STANFORD.

    ResponderEliminar
  6. La estafa piramidal es perfecta para recaudar grandes sumas de dinero con poco esfuerzo si se cuenta con:1- Organismos estatales de control ciegos, sordos y mudos. 2-Un sistema judicial con muchas leyes ininteligibles para aplicar a conveniencia. 3- Un sistema de contabilidad forense miope. Cuando la pirámide se derrumba, una enfermedad mental te protegerá hasta que el caso prescriba.
    .......Madoff, Sir Allan Stanford..no será el último.
    Las víctimas recuerden que es mas fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico se salve...iremos con hambre al cielo.

    ResponderEliminar
  7. Creo que errè la profesiòn, debì haber sido banquero:

    Haces dinero con el dinero de los demàs (nunca arriesgas el tuyo).

    Y SI arriesgas el dinero de tus ahorristas y algo sale mal...¡el gobierno te rescatarà! de modo que en unos cuantos meses estaràs de nuevo operando...y si no te rescatan, los que pierden son tu ahorristas...y tu ya ni te procupas porque otros se encargaràn de informarles que:

    1.- Nadie tiene la culpa de lo que les pasò màs que ellos mismos...que nadie les obligò a meter su dinero allì (se sobreentiende que lo hicieron por avaros y/o por no saber de finanzas).

    2.- Que su dinero se perdiò porque fluyo hacia otros paises (que son de otra jurisdicciòn diferente a la de tu paìs).

    3.-Que su dinero se perdio porque..."se esfumo`" y nadie puede responder por èl, ya que "nadie tuvo la culpa".

    4.- Que las autoridades reguladoras (que en teorìa están para protegerte), por alguna razòn no detectaron nada durante años, pero que màgicamente la providencia los iluminò y en unos cuantos dìas detectaron un fraude masivo...pero nada puedes hacer porque tales autoridades son INTOCABLES.

    4.- Que las leyes permiten la captaciòn de dinero de cualquier inversionista de cualquier parte del mundo, pero a la hora en que hay que responder por el dinero perdido, esas mismas leyes (que no impidiernon la captaciòn de tu dinero) sì impediràn que se te repare el daño como es justo, argumentando precisamente "jurisdicciòn".

    En fin....aqui nada màs filosofando un poco sobre el fascinante mundo de las finanzas y las leyes que las regulan.

    ResponderEliminar