viernes, 11 de marzo de 2011

Rafael Ramírez y Eudomario Carruyo: responsables o cómplices en la estafa de USD 540 millones al Fondo de Pensiones de PDVSA




VenePirámides
La estafa de Pancho Illaramendi y su Short Term Liquidity Fund I LLC no hubiera sido posible sin la participación de funcionarios ineptos, negligentes o cómplices en el desfalco, que autorizaron la inversión de enormes cantidades de dinero, propiedad de los trabajadores de PDVSA, en esas trampajaulas. Rafael Ramírez y Eudomario Carruyo fueron al menos negligentes e ineptos, si no cómplices en la estafa. Ignoraron todas las alerta imaginables, entre las cuáles figuran:

  1. Invirtieron en un fondo que no regulaban ni la SEC ni nadie;
  2. Invirtieron en un fondo administrado por un asesor no registrado con ningún órgano supervisor;
  3. Invirtieron en un fondo sin auditoría externa ni controles de ningún tipo;
  4. No hicieron "Due Diligence" ni verificaron la existencia de los activos del fondo;
  5. Contrariamente a los más elementales principios de diversificación de riesgos, concentraron una inmensa parte del portafolio del Fondo de Jubilaciones en una sola inversión;
  6. El fondo no tenía calificaión de Standard & Poor´s, Moody´s, Fitch Ratings o Morningstar;
  7. Invirtieron en un fondo que realizada actividades ilícitas en Venezuela, detalladas claramente en su prospecto, como lo reportara VenePirámides;
  8. Probablemente giraron al fondo instrucciones para hacer inversiones que PDVSA no podía hacer por ser ilegales en ese país.
A pesar de la incompetencia, desidia e imbecilidad imperantes en la Robolución del Siglo XXI, resulta difícil imaginar ejecutivos tan ineptos o negligentes como para colocar esta inmensa cantidad de recursos en medio de un fraude tan evidente; es muy probable que la motivación para hacer esas inversiones haya sido más bien el pago de sobornos como contraprestación por invertir casi USD 500 millones de los trabajadores de PDVSA en el fondo de Illaramendi.

En este caso hubo sin duda aún más señales de alerta que en el de Stanford International Bank. Los Directivos de PDVSA y los administradores del fondo deberán rendir cuentas por su negligencia, impericia o dolo frente a los trabajadores de PDVSA, cuyos ahorros se perdieron como consecuencia de su inexcusable conducta.

7 comentarios:

  1. Viva la ROBOlucion. Ahora Venezuela es de los CHOROS.

    ResponderEliminar
  2. Que impotencia que uno trabaje por años para merecerse una jubilación digna y lleguen los malos padres de familia a estafarnos como lo han hecho. Caruyo cree que con todo el dinero que tiene no le va ha rendir cuentas a Dios, si chirulí, irá al infierno por haber engañado a todos sus compañeros jubilados. Bueno ya Dios le dio un castigo con uno de los hijos, así que tenga mucho cuidado porque en esta vida todo lo que se hace se paga.

    ResponderEliminar
  3. Deben demandarlos por haberse apropiado indebidamente de nuestro FONDO DE PENSIONES. Ya verán que no hay crimen perfecto, pues desde el 2006 venían engañando diciendo que no había ganancias, ja...ja....claro para los jubilados no, pero para ellos sí, lo cierto es que no se llevarán nada a la carcel ni al infierno, je...je....

    ResponderEliminar
  4. "imaginar ejecutivos tan ineptos o negligentes como para colocar esta inmensa cantidad de recursos en medio de un fraude tan evidente"

    hasta aqui iban bien.

    Ni ineptos ni negligentes, eso fue orquestado y friamenete calculado, como los movimientos del Chavo y la anuencia de chavez.

    ResponderEliminar
  5. Conozco el proceso de seleccion del fondo de pensiones de PDVSA (antes del 2002)> era riguroso y solo se escogian los mejores manejadores> En esa epoca el manejador de renta fija era State Street, uno de los mas grandes y serios del mundo. La escogencia se hacia en un comite de gente responsable. Hubiera sido imposible que alguin como illaramendi manejara ni un dolar del Fondo de Pensiones.

    ResponderEliminar
  6. Bueno parece que no hay capacidad de la poblacion para acabar con todo este desastre de revolucion del siglo 21 que significa: todo lo malo e imaginable de este hombre y quienes lo acompañan que estan llenos de rencor, odio, negligencia, son todos unos resentidos sociales que nunca tuvieron nada y ahora lo tienen todo a costilla de nuestros ciudadanos.

    ResponderEliminar
  7. http://economia.eluniversal.com/2011/03/13/mkg-uso-al-menos-$109-millones-para-comprar-bonos-pdvsa-2014.shtml

    Illaramendi utilizó el dinero de sus inversionistas en una clásica pirámide

    ResponderEliminar