jueves, 7 de enero de 2010

Hackearon bases de datos de banco de Stanford en Antigua


VenePirámides
A principios de 2008, mientras los investigadores federales estaban ocupados investigando a Allen Stanford, hackers europeos sigilosamente sustrajeron decenas de miles de registros de clientes del Banco de Antigua, una institución que fuera propiedad del Grupo Stanford, reportó la revista Wired.

Según un investigador del fraude con conocimiento del delito informático, los hackers responsables infiltraron un componente de la red del grupo de Stanford aprovechando vulnerabilidades en servidores web de la empresa y bases de datos. Con la condición de anonimato, el investigador compartió con el autor archivos recuperados, que se guardaron en texto plano, por lo menos durante varias semanas en un sitio web controlado por los atacantes. Esta fuente dijo que transmitió la misma información al FBI, poco después de descubrirse el fraude perpetrado por Allen Stanford.

Una vez dentro de la red de Stanford, los hackers no identificados parecen haber birlado las credenciales de un administrador de la red interna. A continuación descargaron los nombres de los usuarios y los hashes de contraseñas para más de 1.000 empleados de Stanford Financial, Stanford Group, Stanford Trust y Stanford International Bank.

Entre los archivos robados se encuentra una lista de lo que parece ser la titularidad y la información de los saldos de decenas de miles de cuentas de clientes en el Banco de Antigua. Cada lista incluye el número de cuenta, nombre del propietario, dirección, el saldo y los intereses devengados.

Muchos de los titulares de las cuentas que figuran en la base de datos sustraída dio direcciones en los Estados Unidos, pero una gran parte pertenecen a las personas en América del Sur y México. Si bien la mayoría de las cuentas eran un valor de entre $ 10.000 y $ 50.000 dólares, más de un millar de cuentas tenían saldos entre $ 100.000 y $ 900.000. Casi todas las cuentas con saldos superiores a 1 millón de dólares al parecer pertenecen a una organización o individuo de nombre "Kadima Panameña".

Un funcionario del Departamento de Justicia de los EE.UU. confirmó que la Agencia había recibido una copia de los archivos robada, y que los documentos contenían información sobre las actividades de Stanford que el gobierno no poseía. Pero el funcionario, hablando en condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar de la investigación en curso, dijo que aún no está claro el impacto que los documentos que pudieran tener en el caso del gobierno contra Stanford.

2 comentarios:

  1. Ajá, ....y cómo afecta esto a los clientes del banco que esperan ver resuelta su situación?

    ResponderEliminar
  2. Sr. Madoff,
    Con tanto movimiento de noticias en el ambito nacional me imagino que casi no tendrá tiempo para hacer algún comentario sobre el caso Stanford. En que situación nos encontramos en este momento? sabe algo sobre la eterna impertinencia Vantis vs Hanvey? se sabrá algo de los activos encontrador y cuando se distribuiran, o se tiene que esperar a que se le haga el juicio al estafador dentro de un año? la llamada justicia es muy injusta...

    ResponderEliminar