miércoles, 18 de febrero de 2009

Crónica de una muerte anunciada

A estos blogueros novicios (Bernardo Madoff Sr. y Jr.) lejos de producirles satisfacción que nuestro análisis sobre Stanford International Bank haya sido validado por la Securities and Exchange Commission (SEC), lo que les producen las circunstancias son una enorme tristeza. La implosión de SIB sin duda arruinará vidas, destruirá sueños de retiro y de seguridad económica, causará crisis de nervios. Todo esto pudo evitarse mediante una verdadera supervisión de las actividades bancarias (que los supervisores de Antigua obviamente no hacen) y, más importante aún, aplicando los principios de buen juicio y sentido común que todo inversionista debe conocer para evitar caer en una trampa-jaula financiera como la de SIB.

Este blog lo comenzamos hace poco más de un mes, el 14 de enero. Ya el 20 de enero posteábamos sobre SIB y advertíamos de los riesgos. Nos sentimos satisfechos si sólo una persona de aquellas a las que advertimos de los riesgos de SIB nos hizo caso y salvó sus activos del fraude. Nuestro compromiso es continuar escribiendo sobre los riesgos y esquemas fraudulentos que identifiquemos en el camino. Sólo aquel que no sea transparente y que tenga algo que ocultar frente a sus depositantes o deudores tiene algo que temer.

4 comentarios:

  1. Así es, ahora serán muchos sueños perdidos. E incluso en el peor momento, cuando muchos dispondrían de tomar sus ahorros para pasar la época de las vacas facas, es altamente probable que ese fondo sea mucho menos de lo imaginado (para los clientes del Hedge Found*), o incluso 0. Como comenta el autor de este Blog, por mala administración de sus inversiones.
    Ya este caso pasara a la historia, y espero muchos logren el aprendizaje de lo importante es estar bien asesorados, pedir a su asesor les haga saber dónde está su dinero? Qué Riesgos están asumiendo? Y si se ajusta a sus requerimientos.
    Me da un sentimiento de tristeza, en este caso conversar con clientes, que colocaron ahorros de su vida y reservas de sus compañías en un Hedge Found*, creyendo que estaban en un lugar seguro, que mágicamente pagaba mejor que todos las demás instituciones serías del mundo.

    *Un Hedge Found, es de las más riesgosas inversiones que podemos hacer, y se basan plenamente en la confianza.

    Jesús Delascio
    http://empresariosvenezuela.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy Eduardo y lamentablemente soy un cliente del Stanford Int. Bank. Caí ingenuamente en las promesas fraudulentas de este banco. Estoy siguiendo con mucho interés los comentarios de los participantes de este blog. Podría alguien decirme que puedo esperar de esta investigacion del SEC? Alguien cree realmente ue podré recuperar mis ahorros?

    ResponderEliminar
  3. Mi opinión personal es: La SEC aunque esta a la batuta de la investigación, EUA no debe aportar para la devolución de los fondos, en vista en un Banco de Antigua, y quien debería responder es Antigua (asunto que no ocurrirá). Quien quiere protección de EUA invierte en bancos de EUA, y eso tiene un costo (menos intereses).
    Por otro lado, al ser una pirámide, los activos del banco debe estar erosionados en el mismo pago de intereses. Es decir, los intereses de los CD viejos, se pagaban con el capital de los nuevos, y así. Es por esto que quizás considero no exista mucho, ya que el dinero, ya se lo llevaron los clientes viejos.
    Lo que considero justos, es que una vez examinen lo que queda de $USD en ese parapeto (quizas en un buen caso 50%), se haga una regla de pago proporcional a los clientes. Dando mayor prioridad a quienes menos intereses han recibido (lo Clientes mas nuevos), castigando quienes mas intereses han consumido (los clientes mas viejos).

    Jesús Delascio
    Midas Investment Group, Venezuela.
    http://empresariosvenezuela.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Jesús la verdad es que estoy de acuerdo con tu percepción de que a lo mejor se recupera el 50% es también es mi percepción a vuelo de pájaro en el mejor de los casos a la fecha de hoy 26/2/09.

    Saludos.

    ResponderEliminar