viernes, 6 de febrero de 2009

De auditores y auditorías

Justo cuando ibamos a publicar este articulo sobre auditores y Stanford International Bank, salio en Descifrado (al que estamos suscritos) un articulo llamado "El Pato", donde resumen otro articulo de la Revista de Veneconomia (a la cual no estamos suscritos, pero solo por este articulo debriamos suscrbirmos). El Pato trata sobre nuestro amigo el Stanford International Bank y se llama asi porque parece pato, tiene plumas y suena como un pato, es decir, hay algo raro en todo eso, como hemos venido diciendo. Usamos dos datos de ese articulo escrito por A. Dalmady sobre los auditores de Stanford International, que no sabiamos,  y en el futuro les resumiremos su contenido.

Lo que si esta claro es que coinciden con nosotros en que ese banco es demasiado bueno (Un Pato) para ser verdad. Pensabamos que sabiamos lo que estaba pasando en ese banco, pero "El Pato" le gano a Venepiramides en contenido y humor. Aqui lo que pensamos sobre los auditores:

La función del auditor externo es revisar los estados financieros preparados por la administración de una empresa con el objeto de determinar si ellos reflejan “razonablemente” la situación financiera de la empresa a una fecha determinada. Para lograr esta labor, las firmas de auditoría i) realizan pruebas selectivas y aleatorias sobre las transacciones de la empresa con el objeto de determinar que las mismas fueron debidamente asentadas en los registros contables; ii) solicitan a las contrapartes de la empresa que “confirmen” los saldos deudores o acreedores de ellas con la empresa auditada, con el objeto de determinar que los saldos contables tienen son reales y iii) verifican que los principios contables usados por la empresa se ajustan a los principios de contabilidad generalmente aceptados y, en el caso de los bancos, a los principios contables establecidos por el regulador pertinente. Una buena firma de auditoría debe i) tener personal calificado, actualizado y experimentado en estas labores; ii) tener independencia financiera y un portafolio de clientes, de manera que su giro no dependa de ese sólo cliente; iii) rotar el personal que audita al cliente, de manera de evitar complacencia y complicidad.

Estas reflexiones vienen al caso por Stanford International Bank (SIB). Esta institución, con más de USD 8 billones en activos, ha escogido ser auditada por una minúscula firma de Antigua & Barbuda, denominada C. A. S. Hewlett & Co. Ltd., en lugar de KPMG o Price Waterhouse Coopers, ambas firmas de talla internacional con amplia experiencia en auditoría de instituciones financieras y operaciones en esa isla. El socio principal de C. A. S. Hewlett & Co. Ltd. es un señor de 72 años cuyo principal cliente es SIB, a quien audita desde hace unos 10 años y que recibe de SIB honorarios anuales en el orden de USD 60.000 por sus servicios.

Veamos cómo encuadra C. A. S. Hewlett & Co. Ltd. en nuestra matriz de selección de auditores:



Ahora bien, si a una empresa no le interesa que se haga una revisión profunda o verdadera de sus situación financiera, qué sentido tiene contratar a KPMG o a Price Waterhouse Coopers?

7 comentarios:

  1. Esta muy bueno el blog. Tenía varios meses siguiendo la pista a SIBL y sentí la necesidad de escribir el artículo que viste parcialmente. Mándame un email y te mando el artículo completo de Veneconomía y unos datos nuevos sobre el SIBL.

    Alex Dalmady

    ResponderEliminar
  2. Aqui dejo esta perla sobre la firma de contadores (esto es lo que tien por website):
    http://www.commonwealth-of-nations.org/partner.php?partnerID=160

    No tengo nada contra, ni conozoco a Mr. Charlesworth but I don't know how much Charles' words are worth. En todo caso llueven las banderas rojas al ver el local y al Señor (que agarren confesados a los clientes del Stanford). El proximo paso sería llamar al tlf que aparece en el site para tener una idea del tip de servicios que ofrecen.

    ResponderEliminar
  3. Alex: Excelente el articulo, pero no veo tu email para contactarte

    bernardo.madoff@gmail.com

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, que alegria saber alguien nos lee.

    BM

    ResponderEliminar
  5. Me informaron que el Sr Hewlett se murió en Enero.

    ResponderEliminar
  6. cuando se aplique la ley de con castigo publico en la plaza publica (valga decir "Plaza bolivar" ) donde le sea decapitada la cabeza y las manos a los menos involucrados( ayudantes) es cuando ya no pase mas estas estafas y robos de cuello blanco pero en las Americas tenemos que pasar por este aprendizaje para luego ewvolucionar como los chinos: ahi estan decapitaron a los comerciantes que vendieron leche adulterada a ninos que murieron luego de ingerirla(mas de 70) y eso paso en diciembre pasado del 2008

    ResponderEliminar
  7. Dios, no tiene nada que ver con un pato de la manera descrita aquí. El dicho americano utilizado en el articulo dice que si tiene plumas de pato, pico de pato, cola de pato y patas de pato, debe ser un pato (el animal, no personas "extranas"). La referencia fue hecha para destacar como los mongólicos ex-clientes del Stanford ignoraron todas las senales de que era un banco ficticio por tirárselas de pilas.

    En Venezuela escuché el mismo dicho pero con cochinos. Si tiene nariz de cochino, cola de cochina y patas de cochino...

    ResponderEliminar