viernes, 25 de enero de 2013

Deuda interna aumentó más de 60% en el 2012

VenePirámides 
Obligado a incrementar los recursos para cubrir una importante expansión del gasto el Gobierno recurre al endeudamiento pero, a diferencia de otras épocas, ahora se financia masivamente en bolívares. De esta manera a través de una devaluación que permita obtener más bolívares por los petrodólares el Gobierno puede, en el futuro, disminuir rápidamente el peso que tienen las facturas por pagar en las cuentas públicas. En su último informe Síntesis Financiera precisa que el saldo de la deuda interna, es decir, en bolívares, culminó 2012 en 249 mil 300 millones, lo que se traduce en un incremento de 62% respecto a 2011 y desde 9% hasta 16,3% del PIB. 

Para el Gobierno endeudarse a través de bonos y letras del tesoro que vende a la banca venezolana tiene ventajas porque coloca los papeles a muy bajas tasas de interés y en caso de verse en problemas para cancelar fácilmente podría obligar a las entidades financieras a extender el plazo. En el otro extremo los bancos reciben ganancias que están libres de impuestos y son una buena fuente de beneficios, de hecho, este factor es uno de los que explica el incremento de 86% en la utilidad del sistema financiero durante 2012. Para el primer trimestre de este año el Ministerio de Finanzas ya anunció que colocará más bonos y letras del tesoro por el orden de 14 mil 900 millones de bolívares. Pero a esta cifra, muy probablemente, se añadan emisiones que podrían continuar disminuyendo el peso de las entidades financieras como administradores del crédito. Los bancos están obligados a destinar cada año una porción fija de los créditos al financiamiento de viviendas y a la agricultura. El año pasado el Gobierno obligó a la banca a comprar bonos para cumplir con parte de este requisito, de esta manera, el Ejecutivo pasó a decidir cuál proyecto recibía préstamos. 

 Entidades financieras como Barclays indican que al tomar en cuenta toda la deuda de la República, en bolívares y en dólares, el peso respecto al tamaño de la economía ha aumentado desde 23% en 2008 hasta 51% al cierre del año pasado. Si bien esta relación sigue siendo manejable ha crecido velozmente en medio de un período de elevados precios del petróleo y obedece a la necesidad de cuadrar un importante desequilibrio entre el ingreso y los gastos del Gobierno que se ubica en torno a 16% del PIB. El gabinete económico ha analizado distintas vías para corregir el desajuste. Entre los escenarios en evaluación figura ajustar el tipo de cambio de Cadivi a niveles cercanos a 6 bolívares por dólar y, al mismo tiempo, recortar gasto, buscar recursos a través del endeudamiento y solicitarle al Banco Central que, imprimiendo bolívares, le compre bonos a Pdvsa. No obstante, los problemas de salud del Presidente Hugo Chávez han cambiado por completo el escenario y si el Gobierno se plantea la posibilidad cierta de ir a una nueva elección presidencial en el corto plazo tiene incentivos para no tocar el tipo de cambio y recurrir en mayor medida al endeudamiento, tanto en dólares como en bolívares, para mantener el gasto público. Analistas coinciden en que si bien esto es posible el ajuste será mucho más fuerte cuando se torne inevitable porque el desequilibrio aumentará, según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario