sábado, 26 de enero de 2013

BCV emite toneladas de dinero inorgánico y presiona la inflación

VenePirámides 
La política que mantiene el directorio del Banco Central en la que financia al Gobierno y favorece el incremento de la cantidad de dinero en la economía es uno de los factores que impulsa el constante aumento de los precios. Cuando la economía recibe una fuerte dosis de dinero la demanda crece y más bolívares detrás de una cantidad de productos que no se incrementa al mismo ritmo se traduce en presiones inflacionarias porque las empresas pueden elevar los precios sin que las ventas desciendan y el directorio del BCV, al contrario de la mayoría de los bancos centrales que quieren frenar la inflación, ayuda a que aumenten los billetes en circulación. Gracias a la estrategia de postergar el ajuste en el precio de una larga lista de productos que solo pueden ser modificados con la autorización del Gobierno y a importaciones masivas con dólares baratos la inflación no despegó del todo durante los primeros once meses de 2012 pero en diciembre registró un salto de 3,5%, el mayor avance en 33 meses. Al mismo tiempo, las estadísticas oficiales registran que en 2012 la cantidad de dinero en efectivo y depositada en la banca experimentó el mayor incremento en términos reales de los últimos siete años tras un salto de 33,6%, ayudada por el gasto del Gobierno y el propio Banco Central. Para inyectar dinero a la economía el Banco Central utiliza varias vías. La primera es financiando a Pdvsa y a otras empresas públicas. El BCV imprime bolívares y con estos recursos compra bonos. Una vez Pdvsa y las otras compañías tienen el dinero en caja lo gastan para cubrir compromisos y los fondos ingresan a la economía. 

 Las estadísticas del Banco Central registran que al cierre del 28 de diciembre de 2012 Pdvsa ha recibido financiamiento por el orden de 165 mil millones de bolívares y el resto de las empresas públicas han obtenido una inyección de 15 mil 514 millones. El Banco Central también ayuda al gasto del Gobierno entregándole dólares. En esta modalidad cada año le transfiere una porción de las divisas que están almacenadas en las reservas internacionales. Entre 2010 y 2012 por esta vía el Fonden un fondo que administra el Ejecutivo y cubre planes de gasto, ha obtenido 14 mil 500 millones de dólares. Un aspecto clave es que en esta fórmula el Gobierno gasta dos veces los mismos dólares. Cuando las divisas entran a la cuenta de las reservas internacionales es porque el BCV, previamente, le ha cancelado a Pdvsa el equivalente en bolívares al tipo de cambio oficial de estos petrodólares. Luego, cuando las divisas son traspasadas al Fonden, el Gobierno recibe nuevamente los mismos dólares. El Banco Central también ayuda a multiplicar los bolívares en la economía con decisiones que incrementan los fondos que las entidades financieras pueden prestar. El año pasado el directorio del BCV disminuyó la porción de los depósitos que las torres financieras deben congelar a manera de reservas desde 17% hasta 14% a fin de que tuvieran más bolívares disponibles para comprarle bonos al Ministerio de Finanzas y a otros organismos públicos. Una vez Finanzas recibe el dinero lo inyecta a la economía a través del gasto público. El Banco Central puede retirar bolívares de la economía vendiéndole bonos a los bancos y a diferencia de Finanzas manteniendo los bolívares fuera de la economía pero ha disminuido sensiblemente la colocación de estos papeles. En su informe de fin de año el presidente del BCV, Nelson Merentes, menciona reuniones semanales con el sector agroalimentario, aumento de la oferta de dólares en Cadivi y el Sitme para elevar las importaciones, las acciones de la Sundecop y "las favorables condicione climáticas" que ayudan a la agricultura, según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario