martes, 6 de noviembre de 2012

En tendencia insostenible, producción de alimentos cae, pero el consumo crece apoyado en las importaciones

VenePirámides
El sector manufacturero sigue teniendo problemas para atender la demanda, sobre todo en lo que se refiere a los alimentos y bienes de consumo. El comportamiento de la industria de alimentos en los últimos cinco trimestres ha sido negativo y la tendencia persiste. De acuerdo con cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), la producción de alimentos disminuyó 6,71% en julio de este año en comparación con el mismo mes de 2011. Entre enero y julio de 2012 el rendimiento de este sector se redujo en 8,6%. Son diversos los factores que amenazan la salud de las industrias. Las trabas en la aprobación y liquidación de divisas retrasan el proceso de importación de insumos y materia prima. A esto se suma el control de precios, cuya rigurosidad mantiene a las empresas trabajado a pérdidas, especialmente en el caso de las empresas dedicadas a la producción de alimentos. La producción agrícola tampoco va a la par de la demanda de la agroindustria. Las materias primas nacionales como maíz (blanco y amarillo), arroz, azúcar y café cubren apenas la mitad de las necesidades. Pero contrario al comportamiento de la producción, las ventas al detal de alimentos, bebidas y tabacos en almacenes especializados mostraron un crecimiento de 45,51% en julio de este año respecto al mismo mes de 2011, según las estadísticas del BCV. Del mismo modo, las ventas de farmacéuticos y medicinas, cosméticos y artículos de tocador aumentaron 22,82% en igual lapso. Esto deja ver que no es la producción nacional la que está sustentando el consumo de bienes por parte de la población, sino que el comportamiento de las ventas está alimentado por la política de importaciones masivas del Gobierno nacional. 

En el segundo trimestre de 2012, según datos del BCV, las importaciones representaron 33,1% de la oferta total de productos en el mercado, cifra que fue la más elevada en los últimos 16 años. Incluso, superó en 29,5% las compras externas realizadas en 2011. Desde el Ejecutivo nacional se ha afirmado que es prioridad mantener los anaqueles llenos, sin importar que los bienes provengan del extranjero. La consecuencia de esta visión es que países vecinos se han convertido en los principales proveedores de alimentos de Venezuela. Las importaciones de cereales desde las naciones miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur) aumentaron 375,32%, entre 2006 y mayo de 2012, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Hasta el martes pasado había 12 buques graneleros fondeados en la bahía de Puerto Cabello cargados con trigo, azúcar, maíz amarillo y blanco, arroz paddy y soya. El tercer motor El propio ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, ha reconocido en diversas oportunidades que es necesario "encender" el tercer motor de la economía: la industria. Las estadísticas del BCV demuestran, en efecto, el estancamiento de varios sub-sectores de la manufactura. En julio la producción de vehículos cayó 2,89% con respecto a ese mismo período del año pasado. Voceros de la industria automotriz han insistido en que las trabas para obtener oportunamente las divisas y la conflictividad laboral son dos de las principales barreras que han enfrentado las empresas en los últimos años. De acuerdo a los números de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) entre 2007 y 2011 el ensamblaje de automóviles retrocedió 40% al pasar de 172 mil unidades a tan sólo las 102 mil del año pasado. La estimación para este año apunta una producción cercana a los 100 mil autos, esto es, apenas un 40% de la capacidad instalada de la industria nacional. Sin embargo, al igual que ocurre en el sector de los alimentos, las ventas del sector automotor también están soportadas por las importaciones. En los últimos años el Gobierno nacional se ha convertido en el principal importador de carros del país. Datos de Cavenez indican que entre enero y septiembre de este año el Gobierno nacional compró en el exterior 4.981 unidades, ubicándose como el mayor comprador a pesar de que en ese conteo no están todas las importaciones realizadas por las autoridades. El reporte de julio del BCV indica que las ventas de vehículos crecieron 23,86% con respecto a ese mes del año pasado. Prendas de vestir, curtido de cueros y calzado, así como maquinarias y aparatos eléctricos fueron otras áreas de la manufactura que registraron bajones en julio pasado. 

Desde la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) se ha insistido, inutilmente, en la necesidad de cambiar las políticas económicas que limitan la producción nacional. "No podemos esperar resultados diferentes si no se corrigen las causas", ha expresado Carlos Larrazábal, presidente del gremio. Además de los problemas para obtener materia prima a tiempo, conseguir los dólares y la conflictividad laboral, desde Conindustria aseguran que la incertidumbre jurídica frena las posibles inversiones de las empresas. "Un sector manufacturero que no invierte es un sector que no crece", dijo Larrazábal recientemente, según reportó el diario El Universal.

1 comentario:

  1. Ayer Chavez se ufanaba de un Producto Bruto de 300.000 millones de dolares, es decir el triple que en 1998. Totalmente falso, el de 1998 se calculaba en dolares reales y unicos mientras que el de 2011 se calcula dividiendo los bolivares del total en producto por una paridad ficticia de 4.3.
    De ser asi, un vehiculo "nacional" Gran Cherokee cuesta 150mil dolares, es decir 5 veces el precio en USA.. Un kilo de manzanas cuesta 10 dolares, un botellon grande de refresco 5 dolares, un galon de agua 4 dolares, una mensualidad de cableTV 80 dolares, etc etc todo esto entre triple o cuadruple del precio tipico en USA... el verdadero PIB, calculado al valor internacional real del total de bienes y servicios de la nacion no llega a 100mil millones de dolares

    ResponderEliminar