jueves, 8 de noviembre de 2012

En la medida en que PDVSA se deteriora aumentan importaciones de gasolina desde USA

VenePirámides 
Las estadísticas publicadas por el Departamento de Energía del Gobierno de Estados Unidos revelan que Venezuela ha comprado gasolina terminada, elaborada en el país norteamericano, de forma consistente entre diciembre de 2011 y agosto de 2012, con la sola excepción de marzo de este año. La información más reciente disponible, correspondiente a agosto de este año, indica que ese mes Estados Unidos despachó un promedio de 34 mil barriles diarios de gasolina terminada a Venezuela, la cifra más alta desde los 36 mil barriles diarios que Venezuela compró en febrero de 2003, en plena paralización de la industria petrolera por el paro cívico nacional. Además, el volumen reportado en agosto de 2012 no tiene antecedente histórico para ese lapso. El acumulado de compras de gasolina a Estados Unidos para 2012 es de unos 16 mil barriles diarios, destacándose que desde mayo hasta agosto los volúmenes han ido en aumento: 6, 14, 26 y 34 mil barriles diarios. 

Al tiempo que aumentan las compras de gasolina, también se han elevado las importaciones de productos derivados, obtenidos durante el proceso de refinación del petróleo y que en muchos de los casos se emplean como componentes para obtener productos más elaborados y de mayor valor. Las compras de productos petroleros a Estados Unidos en agosto de 2012 se elevaron 84% hasta 83 mil barriles diarios, frente a los 45 mil barriles por día reportados en agosto del pasado año. El acumulado de enero a agosto de 2012 indica una media de 54 mil barriles diarios en compra de productos, una magnitud que es 100% superior a los 27 mil barriles acumulados entre enero y agosto de 2011. 

 El ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, ha reiterado que en el país solo se importan aditivos, porque aquí no se producen suficientes, y cita como ejemplo las compras de MTBE (metil tert-butil éter), un oxigenante que se suma a la gasolina para tener energía limpia. Sin embargo, el reporte de ventas de MTBE de Estados Unidos a Venezuela indica que el volumen acumulado de enero a agosto de 2012 tan solo creció 1,5% versus el mismo lapso de 2011 (18 mil 420 barriles diarios en 2012 frente a 18 mil 140 barriles por día en 2011). Cabe acotar que precisamente en la última semana de agosto de este año ocurrió la explosión en la refinería Amuay que paralizó las unidades de proceso de la instalación durante casi una semana, y que a la fecha tan solo ha logrado reponer hasta 330 mil barriles diarios (50% de su capacidad instalada) su carga de procesamiento y refinación de crudo. 

 El aumento en las importación de derivados también se ha combinado con una caída en las exportaciones de productos refinados a Estados Unidos. De enero a agosto de 2012 las ventas de productos derivados del petróleo venezolano promediaron 52 mil barriles diarios, un retroceso de 43,4% frente a los 92 mil barriles diarios que se promediaron en el mismo lapso del año 2011. Asimismo, una mezcla de factores como el tipo de crudo disponible y las fallas y accidentes en las refinerías han reducido la cantidad de productos refinados obtenidos en el país disponibles para el mercado, al punto de que Pdvsa dejó de vender derivados en el mercado abierto tras la explosión en Amuay, según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario