sábado, 17 de noviembre de 2012

Casi toda la industria venezolana confronta dificultades para obtener materias primas por crisis cambiaria

VenePirámides 
Las dificultades marcan la realidad de la industria nacional. Las barreras lejos de ir desapareciendo se están acumulando para los fabricantes de acuerdo a lo datos de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria). Según la encuesta de coyuntura que el gremio realizó para evaluar el tercer trimestre del año, el principal obstáculo para elevar el rendimiento es la falta de materia prima nacional. Hasta un 83% de las 200 empresas consultadas mencionó este elemento. "Por primera vez en los últimos diez años la falta de materia prima pasa a ser el factor fundamental que impide el aumento de la producción", dijo Carlos Larrazábal, presidente de Conindustria. Desde que el gremio realiza el sondeo, la incertidumbre política siempre ocupó el primer puesto. Ahora fue el segundo al ser citado por 82% de los encuestados. Larrazábal explicó que diversas áreas de la manufactura están siendo afectadas especialmente por la crisis en el suministro de divisas, opor la escasez de insumos provenientes de las empresas básicas, Pequiven o algunas de las compañías que fueron expropiadas por el Gobierno en los últimos años. "Sin materia prima no se puede abastecer el mercado nacional, no podemos aumentar producción para diseñar una oferta exportable para Mercosur", agregó el directivo en el evento Perspectivas 2013 realizado por Conindustria. Larrazábal apuntó que la aprobación de liquidación por parte de Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) demora entre 130 y 150 días, situación que ha elevado hasta los 9 millardos de dólares la deuda de los industriales venezolanos con sus proveedores en el extranjero. "Tenemos pasivos con nuestros proveedores internacionales, las líneas de crédito están copadas". Además, destacó que para obtener dólares a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) la demora es de 58 días y los montos aprobados no son suficientes para los requerimientos del sector manufacturero. Las cargas laborales, el control de precios, el racionamiento eléctrico o la ineficiencia de los puertos son otras de las barreras que enfrentan los industriales. 

Sobre los puertos, el presidente de Conindustria informó que el tiempo promedio para nacionalizar la mercancía llega a 31 días. "Eso está recargando los costos de una manera muy importante". Larrazábal también destacó que entre 2004 y 2012 el Gobierno nacional expropió 1.171 empresas, 30% de las cuales estaban asociadas al sector industrial. "Mientras se sigan interviniendo empresas, no van a venir las inversiones". La larga lista de adversidades que enfrentan los industriales explica el estancamiento del sector manufacturero. 

Un análisis a la evolución de la industria en la economía nacional comprueba que el enorme ingreso petrolero percibido por el país en los últimos años no ha permitido una expansión del aparato productivo. El economista José Manuel Puente indicó que en los últimos doce años la tasa de crecimiento interanual del sector manufacturero es 1,6%, muy por debajo del 3,9% del comercio y aún más atrás de los registros de la banca o las telecomunicaciones. "En los últimos doce años de acuerdo a la data del Banco Central de Venezuela ha sido mucho mejor negocio ser un importador y comercializador que un productor de bienes en Venezuela", destacó Puente. El también profesor del IESA señaló que la política cambiaria o el control de precios son dañinos para la producción nacional. "Los controles de cambio y de precio tienen impactos muy negativos sobre la actividad económica, sobre todo cuando son tan rígidos como los que hemos tenido en los últimos años". El economista José Guerra coincidió con Puente al señalar el deterioro que arrastra el sector productivo. Para Guerra, en los últimos años "ha habido una destrucción de la capacidad productiva muy importante" con la consiguiente pérdida de establecimientos y empleos industriales. Sostuvo que el sector exportador está "prácticamente liquidado" y que los industriales venezolanos no pueden competir con sus similares de Brasil o Argentina. "¿Con qué vamos a competir con Brasil? ¿Qué vamos a exportar?", se interrogó Guerra, según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario