lunes, 21 de febrero de 2011

COVISAL clama justicia ante el Congreso de los Estados Unidos en conmemoración de los 2 años del fraude

VenePirámides
Caracas, Venezuela, 21 de febrero, 2.011. La Coalición Victimas de Stanford América Latina (“COVISAL”) ante el limbo jurídico en que se encuentran las víctimas “no estadounidenses”, después de 24 meses de sufrimiento, clama justicia y suplica ayuda a Congresistas de los Estados Unidos en sus esfuerzos para recuperar los ahorros que vilmente les fueron robados por R. Allen Stanford; ante la mirada indolente de legisladores, entes reguladores y de justicia del Gobierno norteamericano.

Jaime R. Escalona, fundador y Líder de COVISAL comentó: “ En la carta dirigida a Senadores y Representantes del Congreso de los Estados Unidos, las víctimas “no estadounidenses” les ruegan a los legisladores su apoyo para que en la Enmienda SIPA (Securities Investor Protection Act), actualmente en discusión; todos los inversionistas (estadounidenses y extranjeros), víctimas de cualquiera de las empresas de Stanford sean incluidos; y en igualdad de condiciones, puedan recibir cualquier alivio económico que implemente el Gobierno norteamericano, en respuesta a sus comprobadas y gravísimas ineficiencias”.

Para leer esta carta usted puede acceder a los siguientes links:
En español: http://www.scribd.com/doc/49262024/
En inglés: http://www.scribd.com/doc/49261822/

Escalona se pregunta: “Si el SIPC (Securities Investor Protection Corporation) vigente no aplica para ninguna víctima de Stanford, ¿por qué los Congresistas norteamericanos quieren aprobar una Enmienda SIPA para que solamente un grupo de víctimas, en su mayoría estadounidenses, clientes del Stanford Group Company (“SGC”) puedan recibir un alivio económico proveniente del SIPC; dejando excluidas a las víctimas “no estadounidenses”, que representan el 84.34% del total de las víctimas de Stanford?”

Escalona agregó: “No podemos aceptar callados esta injusticia. Un alivio económico proveniente del SIPC es sólo un préstamo contra reembolso, garantizado por el patrimonio de la Administración Judicial. En consecuencia, si esto sucediera el SIPC se convertiría automáticamente en otro acreedor del “Fondo de Repartición” de la Administración Judicial. Entonces me pregunto: ¿Quedaría dinero para repartir entre las víctimas que han sido excluidas?”

Jaime R. Escalona concluye: “En los Estados Unidos, como en cualquier país del mundo cuando hay voluntad política siempre hay maneras de resolver los problemas y más aún, cuando el Gobierno de los Estados Unidos es responsable de esta catástrofe social. Por esta razón le rogamos a todas las víctimas de Stanford incorporarse a la lucha de COVISAL, para que juntos sigamos presionando al Gobierno norteamericano”.

Contacto:
Jaime R. Escalona
Líder
Coalición Víctimas de Stanford América Latina (COVISAL)
jaenrodes@gmail.com victimasdestanford@gmail.com
Caracas: (58 412) 617 2438 (58 414) 377 5898
TEXAS: (512) 377 9255

2 comentarios:

  1. Quiero, en nombre de todos los afectados de este horrendo y masivo fraude financiero mundial, expresar mi personal reconocimiento a la incansable, tenaz y persistente labor de COVISAL, por informar clara, oportuna y verazmente sobre los acontecimientos, eventos y desarrollo de las noticias referidas a este crimen económico que ha devastado a miles de hogares norteamericanos y foráneos, principalmente a familias latinoamericanas que mayoritariamente estamos a punto de perder nuestros ahorros de toda una vida de esfuerzo y trabajo, y que ahora nos encontramos indefensos por la falta de consideración que no hemos podido conseguir ante las autoridades legisladoras, reguladoras y judiciales en los EEUU, quienes además de Allen Stanford y sus cómplices banqueros estafadores, son los protagonistas culpables de este hecho bochornoso y vil.

    Así mismo, agradecerle a COVISAL por su acción seria, aguerrida, sustentada y firme ante las instituciones oficiales de los EEUU en el reclamo de nuestros derechos ciudadanos por la recuperación de nuestro dinero, ante tanta irresponsabilidad y grave negligencia que durante más de 14 años las agencias competentes fallaron en el cumplimiento de Ley para ejercer las funciones civiles-administrativas y judiciales por parte de la Comisión de Bolsa y Valores y el Departamento de Justicia de los EEUU, respectivamente.

    Nos encontramos hoy día, después de dos largos y penosos años, viviendo una situación calamitosa de nuestro patrimonio familiar y bancarrota financiera que nos ha conllevado a vivir en un mundo nuevo de incertidumbre, desgaste de nuestra salud mental, y deterioro de la salud física.

    Nos hemos quedado sin recursos para mantener nuestros gastos de vida y la de nuestros hijos.

    Exigimos de una vez por todas, se atienda con seriedad inmediata nuestra suplica a las autoridades norteamericanas por la completa indemnización de nuestros ahorros y por nuestro regreso a la vida que teníamos antes y que merecemos todas las victimas del SIBL, ya que fueron esas mismas agencias gubernamentales las culpables de haber producido esta debacle financiera.

    A finales del 2009, fueron innumerables las ayudas económicas de auxilio financiero por cientos de billones de dólares americanos que recibieron tanto empresas del ramo comercial como financieras; tales son los casos de famosos bancos insolventes y quebrados, agencias aseguradoras ilíquidas y fraudulentas, productoras y ensambladoras de vehículos con deudas gigantescas, etc. Pedimos igual trato, ya que nuestro dinero fue invertido exclusivamente en territorio norteamericano para favorecer su economía.

    ¿Por que para ellos y otros si hay recursos y para nosotros no?

    Finalmente, y paradójicamente, el propio Allen Stanford acaba de demandar hace unos días al Departamento de Justicia y a la Comisión de Valores y Bolsa de los EEUU por habérsele negado sus derechos civiles a la defensa en libertad, además de los daños y perjuicios causados a sus empresas, el SIBL y todas sus filiales, sus empleados, acreedores y miles de clientes, y la liquidación ilegal de todos los activos y propiedades del banco por el Recibidor de los EEUU.

    El SIBL era un banco norteamericano, que operaba principalmente en su territorio y en mas de 100 países extranjeros bajo la supervisión y control de operaciones financieras por las propias agencias gubernamentales de los EEUU. El centro de operaciones del SIBL estaba radicado en Houston Texas, y sus principales bancos corresponsales se encuentran en Londres, Suiza y Canadá, actualmente demandados también.

    ¡CLAMAMOS JUSTICIA Y EXIGIMOS NUESTRA TOTAL COMPENSACION!

    No nos callaremos, no nos rendiremos, seguiremos batallando y llegaremos hasta las últimas consecuencias. ¡Ya basta de tantos atropellos y humillaciones¡

    ResponderEliminar
  2. LA UNICA SALVACION ES QUE REFLOTARAN EL BANCO, PUEDE SER TAMBIEN LLAMANDOLO POR OTRO NOMBRE, NO SE CUALQUIER COSA, O QUE NOS LO DEN POCO A POCO, TODO EL ESFUERZO DE MI VIDA, VENTA DE PROPIEDADES, AYUDA PARA MIS HIJOS, TODO ESTA AHI,SALUD DE MIS PADRES, TODO ABSOLUTAMENTE TODO, EXIJO ME DEVUELVAN AUNQUE SEA MIS DEPOSITOS, QUE BASTANTE SACRIFICIO REALICE.

    ResponderEliminar