jueves, 4 de febrero de 2010

Comienza el juicio de Thomas Raffanello por la destrucción de documentos en el caso de Stanford International Bank

VenePirámides
El Houston Chronicle reporta que el juicio en contra de Thomas Raffanello, ex-jefe mundial de seguridad de Stanford International Bank, por la destrucción de documentos de ese grupo empresarial, comenzó en Miami.

Lula Rodríguez, jefa de comunicaciones corporativas de Stanford International Bank, testificó que recibió copia de la orden de las autoridades federales que prohibía destruir documentos de Raffanello el 17 de febrero de 2.009, una semana antes de la fecha en que éste procedió a su destrucción, desvirtuando la defensa de Raffanello quien aduce haber desconocido la existencia de la orden.

Por su parte Gina Menicucci, ejecutiva de Florida Shredding Co., la empresa contratada para la destrucción de documentos, testificó que nunca habían destruído tantos documentos para Stanford como en Febrero de 2.009.

4 comentarios:

  1. ZZZZ...ZZZZ...(ya me está aburriendo esto del Grupo Financiero Stanford)

    Vamos a cumplir un año de que se iniciara este nefasto asunto de Stanford International Bank y no he visto mas que un gigantesco teatro en el cual, los diversos actores:

    1.- Hacen como que "les interesa" "ayudar" a los inversionistas que lo perdieron todo.

    2.- Otros están resultando muy buenos para controlar y hacer "como que buscan el dinero perdido", pero "no lo encuentran".

    3.- Otros diciendo a los inversionistas sin palabras (pero con un "lenguaje corporal" muy explícito): "Yo soy muy grandote y soy intocable (aun si tuve alguna responsabilidad),conmigo ni te metas porque no vas a poder hacer nada, ja, ja, ja!"

    4.- Otros con el nombre de la ley y la justicia en la boca (pero parece que nada más "de dientes pa'fuera"), que tienen inexplicablemente todo atorado de suerte que "ni pa'atrás ni pa'adelante" avanza ésto.

    5.- Otros decidiendo rescatar a algunos bancos tronados (que también hicieron lo que les dio su gana con el dinero de sus ahorradores) y a este otro banco no, (¿será que desde su perpectiva, pensaron algo así?: "al fin y al cabo la mayoría de los inversionistas estaban en latinoamerica/caribe y hay muy pocos inversionistas blanquitos afectados que no pueden hacer mucha presión ni podrán hacer diferencia importante con sus votos cuando vengan las próximas elecciones, ja!, ja!, ja!")

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, tienes toda la razón. Respecto al punto 5, el destripe del GRupo FInanciero Stanford, probablemente fue una desición medio racista. Yo creía que los racistas tenían la piel blanca como la nieve, pero ya estoy viendo que los hay con piel más obscura.

    Una decisión parecida a la que tomó cierto hombre poderoso político del norte, hace varias decadas, a detonar una bomba muy explosiva sobre un lejano país en el oriente, y no sobre otros paises con población más blanca.

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy de acuerdo con los 2 comentarios anteriores...no tenía nada contra los gringos, pero después de ver como le han metido la mano al dinero de los inversionistas, son realmente destestables...a sabiendas que de ellos es mucha la responsabilidad de lo que ocurrión con el Banco Stanford...porque no están también presos los brokers y asesores de citigroup, Merril Linch,etc, etc que también jugaron con el dinero de los inversionistas y estuvieron a punto de llevar a la quiebra y en otros casos sí lo llevaron?? que son ladrones de cuello blanco a diferencia de los negritos de Antigua? o son pases de factura a Allen Stanford por todo lo que hizo sufrir a la Banca americana???

    ResponderEliminar
  4. El gobierno de Antigua y su primer ministro, tienen una gran responsabilidad en el caso, ya que ellos eran los llamados a ficalizar las actividades del banco como Off Shore. La igno -rancia,la corrupción y la falta de fiscaliza -ción, fueron los factores que permitieron que el Satnford Bank no cumpliera con las regu- laciones locales e internacionales. El Primer Ministro debería dar la cara por ello y no lavarse las manos como Pilatos se lavó las de él. Et Digit.

    ResponderEliminar