jueves, 7 de febrero de 2013

Producción de Sidor cae a niveles de hace 30 años

VenePirámides 
El panorama de la Siderúrgica del Orinoco es sombrío, advierten sindicalistas. Si este año produjera 3,6 millones de toneladas de acero líquido, que representa 83% de su capacidad instalada y más del doble de lo que produjo en el período anterior, todavía habría pérdidas y serían de 4 millardos de bolívares, según cálculos realizados en la última reunión de la junta directiva. En 2012 la empresa produjo 1,7 millones de toneladas de acero, 39% por debajo de su capacidad instalada. Además, tuvo pérdidas por 4,13 millardos de bolívares, 168% más que en 2011 y 14% más que lo calculado para 2013. Los resultados financieros del año pasado son los más bajos en los últimos 30 años. El volumen de producción es sólo comparable con el de la década de los ochenta cuando la acería estaba en fase de prueba. La junta directiva estableció para 2013 una producción de 4 millones de toneladas de acero. Sin embargo, alcanzar la meta y colocar en el mercado 70% más que lo que se vendió en el período anterior no será fácil para la empresa. En enero no se cumplieron las expectativas. El director laboral Rafael Tizamo señaló que en la acería de planchones proyectaban producir 197.000 toneladas, pero sólo se han registrado 78.000. Lo mismo se repite en la acería de palanquillas. "Si vamos a este ritmo no vamos a lograr nada. Para cumplir, la empresa debería garantizar materia prima, fuerza laboral y repuestos, si no, no vamos a cumplir con esta meta", dijo Tizamo. Entre tanto, los sidoristas esperan la llegada de 314 millones de dólares anunciados por el presidente Hugo Chávez en agosto de 2012, para ejecutar 30% de las inversiones en la estatal. Sin embargo, ante la ausencia de los recursos, en la fábrica se habla de otro préstamo a través del Fondo Chino Venezolano y una posible venta a futuro de acero. "Lamentamos que en un país donde el barril del petróleo está por encima de los 100 dólares, donde se supone que debe haber una gran ganancia y que debería reintegrarse a la opción no petrolera, no sepamos dónde están esos recursos. En cambio, tenemos que pedir prestado a otros países", afirmó Leonel Grisett, representante del Sindicato Único de los Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares. La mayoría de las corrientes sindicales que hacen vida en Guayana se han pronunciado y exigido al Ejecutivo no dejar "morir" a Sidor. Los sindicalistas cuentan que durante las dos primeras semanas de enero la empresa operó a medio turno. ¿La causa? La contratista que administra los comedores paralizó el servicio por falta de pago, lo que causó que los trabajadores laboraran la mitad de la jornada. Un día después de haberse reanudado el servicio, los tercerizados cerraron todos los portones e impidieron la entrada del personal. Además de ello, otros incidentes ponen en evidencia el deterioro de la estatal. En la acería de palanquillas, donde se produce el acero para la fabricación de cabillas, la escasez de aceite paralizó el horno uno por más de un mes. Luego llegó el insumo, pero la insuficiencia de filtros impidió la actividad. Desde hace unos días la Dirección de Finanzas opera en el edificio de la Corporación Venezolana de Guayana porque el sindicato ha desalojado dos veces el edificio en protesta por la mala administración. En el interior de la fábrica, delincuentes ­vestidos de sidoristas­ atracaron a mano armada un kiosco el martes pasado. Los trabajadores indicaron que al menos tres bandas delictivas tienen su centro de operación en la fábrica y se hacen millonarios con la venta de empleos. La estatal, además, cuenta con una nómina engordada y subutilizada. El director laboral Jhonny Luna apuntó que la estructura de Sidor no ha sido adecuada, y muchos de los nuevos trabajadores que ingresaron aún no tienen una función clara dentro de la estatal. El informe presentado en la junta directiva indica que con la eliminación de la tercerización, la mano de obra pasó de 32.000 bolívares mensuales a 48.000 bolívares mensuales por trabajador. Los 12.714 trabajadores representan alrededor de 54% de la estructura de costos. El presidente de Sutiss, José Luis Hernández, reconoce que fue un error de los planificadores no prever que, con el ingreso de los trabajadores, los costos se incrementarían si la producción no subía. Ahora, según el secretario de empleados y técnicos, Tomás Molina, "Sidor depende de las migajas del Estado a través de Pdvsa", según reportó el diario El Nacional.

1 comentario:

  1. Estos son los mismos señores, que gritaban nacionalización, y Ua Chavez no se va, bueno ahora no se quejen, disfruten del Socialismo del S-XXI y del hambre y la miseria.

    ResponderEliminar