viernes, 1 de febrero de 2013

PDVSA y el BCV han transferido al FONDEN USD 102 billones

VenePirámides 
El Fondo de Desarrollo Nacional ha recibido 102,2 millardos de dólares desde su creación en septiembre de 2005 hasta el cierre de 2012. Este fondo nació como un instrumento de ahorro para la ejecución de obras de infraestructura, sin embargo, algunos expertos señalan que el Ejecutivo ha utilizado parte de esos recursos para financiar el gasto corriente de la nación. De este total, Pdvsa ha transferido 56,9 millardos de dólares y el Banco Central de Venezuela 45,3 millardos de dólares. En el portal del Fonden no existe información detallada sobre en qué se han gastado las partidas para este fondo. Tampoco existen documentos oficiales que precisen los desembolsos y las disponibilidades de estos recursos que son manejados directamente por el Ejecutivo. El total de transferencias equivale a 3,6 veces el monto de las reservas internacionales del país y según el economista José Luís Saboín, a pesar del gran desembolso de recursos, la mayoría de las obras no tiene una trascendencia ni impacto para la mejora de la vida de los venezolanos. "La única obra de infraestructura que hemos visto que sea de envergadura es el puente sobre el río Orinoco. De resto no existen o no se han dado a conocer". 

El economista Orlando Ochoa explicó que el Fonden fue creado como compañía anónima a pesar de que es evidente que ha servido para cubrir gasto corriente y de inversión para eludir la obligación del artículo 314 de la Constitución de la República Bolivariana, que establece que todo gasto público debe ser hecho dentro del presupuesto de la nación. "El Fonden está rompiendo con la unidad del tesoro que indicaba que todos los recursos debían ser dirigidos al mismo destino para la elaboración de un solo presupuesto. Se creó la ficción de una compañía que recibe ingresos y ejecuta gasto público, lo que es claramente violatorio de la carta magna y de la Ley Orgánica de Hacienda Pública". 

Analistas han alertado que uno de los principales inconvenientes es que las reservas internacionales del BCV que se destinan al Fonden le restan respaldo al bolívar y lleva al ente emisor a imprimir dinero inorgánico (sin respaldo), lo que presiona inflación. La Contraloría General de la República ha hecho caso omiso de las denuncias hechas ante el Tribunal Supremo de Justicia sobre la falta de transparencia en el manejo de los recursos del Fonden. Asimismo, el TSJ desestimó las acusaciones de daño al patrimonio del BCV por el traspaso de las reservas internacionales sin el pago a su equivalente, según reportó el diario El Nacional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario