martes, 12 de febrero de 2013

Desaparecerán los bienes no esenciales del mercado nacional

VenePirámides 
Entre los anuncios realizados por el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, se encuentra la eliminación del Sistema Integrado de Transacciones en Moneda Extranjera, un mecanismo alternativo para la obtención de divisas. La medida afectará, sobre todo, las importaciones de bienes considerados no esenciales, como artículos electrónicos, electrodomésticos, parte de los productos vinculados con telecomunicaciones, artes gráficas, informática y algunos servicios, muchos de los cuales desaparecerán completamente del mercado nacional. 

El economista Asdrúbal Oliveros recordó que este grupo ya había sido excluido de Cadivi desde el año 2009 con el cambio en las listas, por lo que la mayor parte de los productos que lo incluyen se traían al país a través del Sitme. "Lo que preocupa es la escasez que se produzca en algunos de estos sectores", afirmó. La eliminación del sistema también afecta directamente a las pequeñas y medianas empresas, que en su mayoría se nutrían de las asignaciones. Oliveros agregó que, en consecuencia, habrá una afectación en el empleo, pues muchas de las organizaciones no van a poder sobrevivir si no logran ser incluidas en las prioridades de Cadivi o les resulta muy costoso importar con el dólar no oficial. "La medida genera mucha incertidumbre, por ejemplo, no se sabe cómo quedarán las operaciones que se encuentran en tránsito", dijo Oliveros. Señaló que el Sitme financiaba 20% de las importaciones privadas, lo cual es equivalente a 12% de las compras totales al exterior. 

El economista Orlando Ochoa añadió que lo que se está haciendo es volver a centralizar el proceso de asignación de divisas en Cadivi, añadiéndole un factor de racionalización de los recursos para combatir la sobrefacturación, lo que deriva en un proceso muy engorroso. "Es un cuello de botella", afirmó. Prevé que haya más retardo en las liquidaciones. "Eso va a terminar haciendo más lento el proceso de asignación y no resuelve el problema de la sobredemanda de dólares, ya que la tasa establecida sigue estando muy por debajo de la del mercado paralelo", expresó. Agregó que existe una liquidez monetaria muy alta, de aproximadamente 715 millardos de bolívares, que le da al mercado interno la capacidad adquisitiva para comprar todas las reservas internacionales con un tercio de los bolívares. "Esto hace que el sistema sea inestable". Además, la restricción en la asignación de divisas presionará los precios al alza y aumentará el valor del dólar paralelo, debido a que este mercado se nutre de la sobrefacturación de algunas empresas. "Un tercio de los productos que están en el mercado responden a las fluctuaciones del dólar no oficial", según reportó el diario El Nacional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario