domingo, 28 de abril de 2013

Déficit fiscal del 2013 se estima en USD 53 billones

VenePirámides 
El mayor tamaño del Estado ha obligado a elevar el gasto y ha incrementado las necesidades financieras del fisco nacional. Más allá de los aportes ordinarios tributarios y petroleros, el Gobierno requiere de fondos adicionales y Ecoanalítica calcula que para este año las necesidades de recursos ascienden a 53,3 millardos de dólares. Para la firma el Ejecutivo Nacional puede cubrir esos requerimientos a través del endeudamiento y el uso de las disponibilidades que están en los fondos paralelos (Fonden, mecanismos que maneja la Tesorería Nacional, entre otros). En un informe se detalla que "las necesidades se pueden atender con endeudamiento interno (33,2 millardos de dólares), deuda externa (8 millardos de dólares) y otras fuentes (12,1 millardos de dólares)". Sin embargo, destaca que ya al cierre del pasado año "los recursos extrapresupuestarios, el llamado colchón del Gobierno, decrecieron 35,3% con relación al ejercicio anterior (2011)". La firma en el reporte presenta el repunte que ha tenido el gasto a lo largo de la gestión de Gobierno y en 14 años los egresos se dispararon. En 1998 el gasto representaba 28,7% PIB (Producto Interno Bruto) y en 2012 su peso fue de 44,1% del PIB. En ese aumento de las erogaciones ha tenido incidencia la ola de nacionalizaciones, que comenzó en el año 2007. Ecoanalítica señala que "las expropiaciones han comprometido casi 3,4 millardos de dólares, sin embargo, el desempeño de un grupo importante de esas empresas ahora públicas, deja mucho que desear". En ese contexto, destaca la carga que ha representado para el fisco la mayor cantidad de trabajadores públicos. "La nómina estatal creció de 1,3 millones de trabajadores en 1999 a 2,5 millones de empleados en 2012. Esto ha hecho que las necesidades de financiamiento del Estado se hayan multiplicado y que el aumento que han registrado los precios del crudo no alcance". Por la mayor cantidad de egresos y los ingresos insuficientes, las brechas se acentuaron. En 2006 el déficit del sector público era 1,6% del PIB, en 2012 aumentó a 15,5% del PIB. La necesidad de cuadrar las cuentas ya obligó a realizar en el primer trimestre del año dos ajustes cambiarios. Cuando se efectuó la primera devaluación el pasado mes de febrero, el ministro del Planificación, Jorge Giordani, expresó que "no se realiza un cambio de tasa fiscalista. Aquí hay ingresos", pero luego admitió que "hay que ajustar las cuentas". Esos ingresos adicionales por la devaluación por ahora alivian parcialmente las finanzas del Ejecutivo. La firma estima que "hasta los momentos, la gestión fiscal ha sido inadecuada e ineficaz y ha mantenido un déficit crónico durante cinco años. De seguir esta tendencia de gasto, no lleva sino a un camino de constante presión inflacionaria, inestabilidad cambiaria e instituciones débiles". Por tal motivo, dice que "la nueva gestión de Gobierno debe buscar canales apropiados de política económica y tener una gestión fiscal prudente. La renta petrolera no es suficiente para soportar el modelo del socialismo del siglo 21", según reportó el diario El Universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario