lunes, 24 de setiembre de 2012

Derwick Associates vs. Banco Venezolano de Crédito ("The Dark Side" vs. "The Force")


VenePirámides
Derwick Associates, una firma de ingeniería y construcción, sin experiencia previa conocida, que logró contratos por varios millardos de USD con el gobierno venezolano para la construcción de plantas termoeléctricas, y varios de sus ejecutivos y/o accionistas (Leopoldo Alejandro Betancourt López, y Pedro Trebbau López, a.k.a. “Los Bolichicos”), demandaron al Banco Venezolano de Crédito, a su presidente y a otros directores del banco en un tribunal del Estado de Florida, Estados Unidos de América, por difamación y daños, por varios cientos de millones de USD. Los demandantes alegan, sin acompañar ningún medio de prueba de sus alegatos, que los demandados, actuando de manera concertada, desarrollaron y mantienen una campaña mediática en su contra a través de Twitter.com y de la página Wikianticorrupcion.org, y que por intermedio de dicha página y Twitter.com se han publicado artículos que los difaman e injurian. 

De acuerdo con el texto de la demanda (que pueden ver al final de este post), Wikianticorrupcion.org sindica a Derwick Associates de ser una empresa constituída y domiciliada en Barbados, sin oficinas conocidas, carente de toda experiencia previa en el diseño, procura y ejecución de proyectos de ingeniería, que logró contratos por varios millardos de USD del gobierno venezolano, los cuales fueron adjudicados sin que mediara licitación alguna. En su momento publicaron avisos en los que hicieron gran despliegue de sus “logros”, que dieron lugar a muchas interrogantes sobre el origen y experiencia de este grupo, así como de las “motivaciones” del Estado venezolano para concederles tan jugoso contrato, en el que Wikianticorrupcion.org los imputa de haber cobrado un enorme sobreprecio, cuando se lo compara con los estándares internacionales de costo por megavatio instalado. 

La demanda fue presentada en un tribunal del Estado de Florida, en el cual ni los demandados ni los demandantes están domiciliados ni desarrollan actividad alguna, en razón de lo cual el tribunal es manifiestamente incompetente para conocer de esta causa. 

No deja de causar sorpresa el desparpajo de estos jóvenes que, en lugar de abochornarse de su conducta e irse a otras latitudes a disfrutar de sus "ganancias", demandan a uno de los pocos grupos empresariales probos que quedan en el país, imputándoles la comisión de ilícitos en los Estados Unidos sin acompañar medio de prueba alguno, en una demanda claramente temeraria. Si el objeto de la demanda es enjuagar su nombre frente a sus contrapartes contractuales o financieras el tiro podría salirles por la culata… Si, por el contrario, el objetivo es amedrentar al Banco Venezolano de Crédito y a su directiva, descubrirán que esta gente seria, honesta y de convicciones profundas es un hueso duro de roer. Lamentablemente, quedan pocos bandidos honorables.Derwick vs Banco Venezolano de-credito +Wm[1] Copy

No hay comentarios.:

Publicar un comentario