viernes, 29 de marzo de 2013

Sigue el robo: ingresos del SICAD van al gasto paralelo

VenePirámides 
El Gobierno este lunes arrancó con el funcionamiento del Sistema Complementario de Divisas (Sicad) al convocar a una subasta que permitirá a las empresas recibir dólares a un tipo de cambio superior a la paridad oficial de 6,30 bolívares, lo que oficializa otra devaluación en menos de dos meses. Con esta última revisión, la actual administración ya acumulará cuatro ajustes cambiarios en un lapso de cuatro años. Esos ingresos por devaluación no sólo permiten al Ejecutivo Nacional atender parcialmente los desequilibrios en las cuentas fiscales, también se usan para alimentar la estructura paralela de gasto, que financia proyectos así como compromisos de los entes oficiales. Durante 2010 y 2011 el flujo obtenido por el diferencial cambiario se destinó al Fondo Independencia, este año esa diferencia que se generará por medio de las operaciones del Sicad se traspasará al Fondo Nacional de la Renta Petrolera. Analistas consultados señalan que el Gobierno está afianzando la estructura paralela de gasto y explican que si se fuera ortodoxo todo ese flujo de ingresos adicionales se transferiría a la Tesorería Nacional y los desembolsos a los entes se realizarían por partidas, pero al depositarte parte del ingreso extra a otros mecanismos el manejo del dinero es discrecional, es decir, se deja de cumplir con las rigideces que fija el presupuesto nacional.

Luego de cinco años de mantener el tipo de cambio en 2,15 bolívares, el 8 de enero de 2010 el Gobierno decidió ajustar la tasa cambiaria y crear un sistema dual en el que se estableció una paridad de 2,60 bolívares para las importaciones prioritarias y otra de 4,30 bolívares para el resto de las autorizaciones de Cadivi. Ese ajuste cambiario le garantizó ingresos extraordinarios al fisco nacional que le permitieron retomar la política expansiva de gasto. De hecho, una porción de ese diferencial se traspasó al Fondo Independencia, que fue un esquema constituido por Pdvsa y que administra la Tesorería. En ese mecanismo la estatal llegó a colocar en 2010 cerca de 5,7 millardos de dólares, recursos que le permitieron al Gobierno cubrir parte de los compromisos laborales que se generaron en ese período. La necesidad de más ingresos llevó a que el 30 de diciembre de 2010 el ministro de Finanzas, Jorge Giordani y el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, anunciaron otro ajuste cambiario, denominado "unificación cambiaria". La medida contempló la eliminación de la paridad de 2,60 bolívares con lo cual todas las compras externas aprobadas por Cadivi quedaron bajo la tasa de 4,30 bolívares. Los ingresos por esa diferencia nuevamente se depositaron en el Fondo Independencia, que durante 2011 y 2012 manejó 6,7 millardos de dólares. Aunque los ingresos por el ajuste cambiario se generaron en un año, el Gobierno en 2012 hizo una reforma legal para usar los recursos adicionales en diferentes ejercicios. Por los cambios en la Ley de Administración Financiera, el Estado puede percibir fondos por diferentes vías extraordinarias y ya no tiene que considerarlos ordinarios ni incluirlos dentro del presupuesto nacional.

El fuerte desequilibrio en las cuentas obligó a que el pasado 8 de febrero, previo al Carnaval, las autoridades anunciaran una nueva devaluación que llevó la tasa cambiaria de 4,30 a 6,30 bolívares, y junto a ello, se eliminó el Sitme. Tras la revisión, el Gobierno informó que el déficit se reduce en casi la mitad, pero no dio mayores precisiones sobre el destino que tendrán parte de los aportes extraordinarios. La semana pasada los voceros del Gobierno señalaron que a partir de esta semana Cadivi contará con un régimen complementario, el Sicad, que prevé subastas de dólares en efectivo, que le garantizan a Pdvsa obtener más bolívares por las divisas petroleras. En ese mecanismo el valor del tipo de cambio (que será anunciado este miércoles) será mayor al oficial y el diferencial irá al Fondo de la Renta Petrolera. El convenio cambiario número 21, publicado en la Gaceta Oficial No. 40.134, indica que "el diferencial en bolívares entre la tasa de postura adjudicada y el tipo de cambio oficial fijado para la venta en el convenio número 14 (6,30 bolívares), podrá ser dirigido a la creación de un fondo destinado a gastos en moneda nacional para el desarrollo de los sectores productivos". Ya el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, indicó que esos recursos impulsarán los sectores de alimentos e industria y el economista, José Gregorio Piña, dijo a AVN que "la creación de este fondo es positivo, porque se están generando bolívares adicionales", según reportó el diario El Universal.

1 comentario:

  1. Parecen viejas chimosas. Al parecer les duele que el dolar no sea liberado ustedes solo apuestan por eso un dolar libre sin control. No tienen ni la menor idea que aportar.

    ResponderEliminar